16:25. DOMINGO 15 DE SEPTIEMBRE DE 2019

Un desfase de más de 2.200 millones

Asturias
28 noviembre, 2016
DAVID ASCASO

El desfase entre las cotizaciones a la Seguridad Social, y el pago de las pensiones en el Principado, genera un creciente ‘agujero’ superior a los 2.200 millones anuales, entre lo que paga Asturias, y lo que recibe de Madrid.

Asturias le cuesta cada año más de 2.000 millones a la hucha de las pensiones. El desfase entre el dinero que ingresa a la Seguridad Social por las cotizaciones de la re­gión (2.008 millones el año pasado), y el pago de las pensiones (4.253 millones), aumenta cada día el agujero de las arcas públicas. Aun­que el paro se reduzca al mínimo, la baja tasa de actividad de nuestra comunidad (52,1%, según la última EPA), hace imposible el equilibrio, aunque nuestra región no es una excepción. La situación se repite en la mayoría de las comunidades, de Andalucía a Galicia, obligando a replantear el sistema de las pen­siones, basado en el Pacto de To­ledo. Además, en Asturias, varios factores contribuyen al desajuste. Al aumento del paro, y la baja tasa de actividad, se suma el envejeci­miento de la población, y las preju­bilaciones del carbón, que elevan la paga de jubilación media a 1.072 euros, la tercera más alta de todo el país, solo por detrás de Madrid (1.075 euros) y el País Vasco (1.027 ), y muy por encima de la pensión media a nivel nacional (909 euros). Cada mes, la Seguridad Social destina 323 millones al pago de las pensiones asturianas (8.576 millo­nes en toda España).

uUna pérdida constante. El des­fase entre cotizaciones y pensiones no es un problema nuevo, pero se ha ido acentuando con el paso de los años. En 2010, Asturias aportó a las arcas públicas 2.228 millones, y un año después, la cifra se elevó a 2.231. Desde entonces, la tenden­cia marca una merma de ingresos para la Seguridad Social: 2.140 mi­llones en 2012; 2.099 en 2013; 2.046 en 2014; y 2.008 millones el año pa­sado, según los datos de la Seguri­dad Social. A este ritmo, al finalizar 2016, el Principado habrá aportado alrededor de 2.000 millones al Es­tado, a través de sus trabajadores. Mientras tanto, el gasto en pensio­nes sigue subiendo: 3.872 millones en 2010; 4.189 en 2011; 4.268 en 2012; 4.258 en 2013; 4.496 en 2014; y 4.253 millones el año pasado. Este ejercicio, según los últimos datos, el coste final podría situarse en torno a los 4.500 millones. Como resul­tado, la diferencia entre ingresos y gastos, ha aumentado de forma progresiva, desde los 1.539 millo­nes de 2008 (previo a la crisis), a los 2.245 millones del año pasado. Al finalizar este ejercicio, el desfase podría ser aún mayor.

uMás pensionistas. Cuantos más pensionistas, mayor gasto en sus salarios, y menos trabajadores activos. Al cierre de 2008, la Segu­ridad Social pagaba en Asturias 293.093 pensiones contributivas (incapacidad, jubilación, viude­dad, orfandad y a favor de familia­res), y el volumen de pagas no ha dejado de subir, hasta superar los 300.000 pensionistas (un tercio de la población), en el año 2014. Según los últimos datos del Ministerio, co­rrespondientes al 1 de noviembre, hay en Asturias 301.214 pensionis­tas, y cada mes, más personas en­tran en el sistema. Sin embargo, el coste de las pensiones no se ha dis­parado por el aumento de los bene­ficiarios (8.121 en 8 años), sino por la revalorización de las pensiones. La paga media en el Principado en 2008, era de 871,7 euros. Y no deja de subir, año a año: 909, 937, 965, 991, 1.017, 1.035, 1.055, y finalmen­te, 1.077 euros, de media, el mes pa­sado. El incremento de las pagas, en 206 euros desde 2008, ha eleva­do su coste.

uMenos cotizantes. En el otro extremo de la balanza, está la re­ducción del número de trabajado­res. La reducción en los ingresos por cotizaciones, es resultado di­recto de la crisis y la destrucción de empleo. Al cierre de 2008, Asturias tenía 63.614 parados. Hubo subi­das en 2009 (75.837), 2010 (81.199), 2011 (90.537), y 2012 (103.787). Des­de entonces, el mercado laboral ha comenzado a recuperarse, con 100.876 parados en 2013; 96.634 en 2014, y 90.375 al finalizar 2015. Los datos al cierre de octubre, sitúan el desempleo en las 83.674 personas en Asturias. Siguen siendo 20.060 parados más que en 2008, emplea­dos que han dejado de cotizar a la Seguridad Social. Además, la cri­sis ha provocado una caída de suel­dos, que también mengua las apor­taciones a la Seguridad Social.

uEl peor ratio de jubilados por trabajadores. Asturias tiene más de 300.100 pensionistas, y apenas 410.000 trabajadores. Es el ratio más bajo de toda España. De no ser por la solidaridad de otras re­giones, el Principado no podría pa­gar sus propias.

uEl fin de la caja de las pen­siones. El Fondo de Reserva de la Seguridad Social, que llegó a acumular 66.815 millones al finali­zar 2011, está a punto de agotarse. El Gobierno ha reconocido que a este ritmo, a la hucha le quedarán 13.500 millones al finalizar este ejercicio, y se vaciará en 2017. En el peor de los casos, no habrá fon­dos para ingresar la paga extra de las Navidades del año que viene.

Según las estimaciones del eje­cutivo de Mariano Rajoy, el déficit de la Seguridad Social en 2016 su­perará los 18.000 millones, de los cuales, más de 2.000 corresponden al desfase provocado en Asturias. La situación de emergencia, obli­ga a revisar un sistema que se ha quedado obsoleto, y el Gobierno ya tienen varias propuestas. Las pensiones de viudedad y orfan­dad, podrían financiarse a través de nuevos impuestos, ahorrando unos 23.000 millones al año. En el Principado, las 83.874 pensiones de viudedad, suponen un gasto de 59,4 millones al mes, y 832,5 millo­nes al año (14 pagas). Por su parte, los 8.956 huérfanos del Principado, que perciben de media 449 euros, suponen un desembolso para el sistema de 4 millones al mes, y 56 al años (incluyendo las 2 pagas ex­tra). Aún pagando ambos tipos de pensiones con impuestos, el desfa­se en Asturias seguiría aumentando.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter