05:33. JUEVES 27 DE FEBRERO DE 2020

El PP ‘indulta’ a Javier Fernández

Editorial
25 diciembre, 2016

Con el apoyo del PP y de Ciu­dadanos, el PSOE aprobó ayer los presupuestos para el próximo año. Los popula­res salieron al rescate de los socialistas, evitando así el trance de una se­gunda prórroga consecutiva. Y es inevita­ble, diga lo que diga la presidenta del PP en Asturias, Mercedes Fernández; vincular el maridaje presupuestario del Principado, al apoyo que los socialistas, capitaneados por Javier Fernández; le dispensaron a Mariano Rajoy para desbloquear la situación política del país, propiciando su investidura. Sería in­genuo pensar cualquier otra cosa, y que no ha habido reciprocidad, e intercambio de fa­vores, entre Madrid y Asturias.

Los socialistas vivieron ayer con desme­dida euforia el resultado de un pleno que te­nía cantada la votación y el resultado final de antemano. Pero el apoyo que el PP le brin­dó al PSOE, hay que interpretarlo como un gesto de caridad política, donde subyace el matrimonio de conveniencia que se está gestando para que el bipartidismo recupere terreno político. Caridad política, pero tam­bién indigencia presupuestaria. Las cuentas del Principado para el próximo año, alcan­zarán los 4.226 millones, pero solo reservan 311 millones para inversiones. Un año más, el pago de la deuda consumirá más recursos públicos que la inversión, ya que el gobier­no regional tendrá que devolver 430 millo­nes a los bancos y además se endeudará en otros 551 millones. El resto del presupuesto, un 80%, irá destinado al gasto corriente, eso que los socialistas llaman ‘gasto social’, y que incluye hasta el pago de las nóminas de los consejeros.

La pírrica inversión y la estratosférica deuda, era suficiente razón de peso, para in­validar las cuentas y obligar al gobierno a diseñar un nuevo documento presupuesta­rio. Pero no lo han hecho, y solo los diputa­dos de Podemos y Foro Asturias, votaron en contra de semejante aborto presupuestario. Pese al silencio cómplice de los sindicatos que, desde hace años mantienen una rela­ción incestuosa con el PSOE; hay quién se atreve a censurar las políticas paliativas de un gobierno que todo lo fía a la subvención a fondo perdido. En su ‘carta de Navidad’, remitida a los medios de comunicación, al­guien tan poco ‘sospechoso’ como el presi­dente de la Cámara de Comercio de Gijón, Félix Baragaño; escribía que “el Principa­do ha de contener el gasto corriente y fa­vorecer la inversión. Es la única vía para de creación de riqueza estable en el tiempo”. Pero el nuevo tripartito ha bendecido un presupuesto que adolece de inversión, que no generará empleo, y que tampoco contie­ne el desbocado gasto de la administración regional. En la última semana del año, el go­bierno regional volvió a certificar cuales son sus prioridades, con una nueva ‘peonada’ de 650.000 euros que transferirá a la improduc­tiva Fundación del Metal.

En cuanto a la deuda, por primera vez en la historia de la comunidad, los ‘números rojos’ a fin de año superarán al presupuesto del Principado. Como viene dando a cono­cer este periódico, cuando Javier Fernández asumió la presidencia de Asturias (junio de 2012), la comunidad debía a los bancos 2.256 millones. En septiembre, la deuda alcanzó los 4.111 millones, y es muy probable que el Principado haya cerrado el año con un ‘agu­jero’ cercano a los 4.500 millones de euros. En tan solo cuatro años y medio, Javier Fer­nández ha multiplicado por dos la deuda que heredó, y a un ritmo de 500 millones -en negativo- al año, el Principado transita hacía el empobrecimiento y la desertización. Con estos antecedentes, el PP se ha equivo­cado ‘indultando’ a Javier Fernández.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter