15:56. SáBADO 21 DE SEPTIEMBRE DE 2019

Javier Fernández: 2.000 millones de deuda

Asturias
30 diciembre, 2016
DAVID ASCASO

En junio de 2012, Asturias debía 2.256 millones. En septiembre alcanzó los 4.111 millones, y es probable que la comunidad haya cerrado el año con un ‘agujero’ cercano a los 4.500 millones.

La deuda del Principado se ha doblado o multiplicado por dos, en tan solo cuatro años. Cuando Javier Fernández (PSOE) llegó al gobierno -junio 2012-, Asturias debía a los bancos 2.256 millones. El pasado mes de septiembre, la deuda alcanzó los 4.111 millones, según los datos del Banco de España, y cuando se conozcan los datos contables al cierre de 2016, es muy posible que el ‘agujero’ del Principado roce los 4.500 millones de euros, el equivalente a 747.000 millones de las difuntas pesetas. El doble que hace cuatro años. Y un nuevo máximo histórico, en el ‘haber’ de Javier Fernández, y en el ‘debe’ de todos los asturianos. Desde que Javier Fernández es presidente del Principado, la deuda ha subido en 498 millones al año; 41,5 millones al mes; 1,38 millones al día. Y a un ritmo de casi 1.000 euros por minuto. Francisco Álvarez- Cascos dejó la deuda en el 9,8% del PIB. En septiembre del pasado año, se situó en el 18,6%. Y al cierre de 2016, podría estar en el 20%. Cuando Javier Fernández tomó las riendas del gobierno regional, la deuda por habitante era de 2.094 euros. Hoy, cada asturiano ‘debe’ más de 4.300 euros. Javier Fernández ha recurrido al endeudamiento para mantener en marcha la ‘administración paralela’, formada por casi un centenar de empresas públicas, fundaciones e institutos, que componen la pesada e improductiva maquinaria autonómica. El presidente dejará a su sucesor una hipoteca de préstamos a devolver e intereses que no acabarán de pagarse hasta, como pronto, 2030. Durante la mitad de su mandato (30 meses de 54), Fernández se ha limitado a gestionar prórrogas, pero la deuda, ha seguido creciendo.

En términos interanuales, la deuda sigue su imparable ascenso. Entre septiembre de 2015, y septiembre de 2016 (el último dato oficial), el ‘desfase’ aumentó en 323 millones. 26,91 millones al mes. 884.931 euros al día. El presupuesto del próximo año contempla un endeudamiento adicional de 551 millones, para pagar con nuevos créditos los intereses y los préstamos firmados hace años. Según el calendario de amortizaciones, el Principado hará frente a la devolución de 430 millones en 2017.

Al igual que el año pasado, los números rojos de la comunidad se redujeron a lo largo del 3º trimestre del año (167 millones menos). Durante esos tres meses, el Principado no solicitó ningún crédito extraordinario, y cumplió con los plazos de las amortizaciones y el pago de intereses (445 millones presupuestados para 2016). Pero en la recta final del año, la deuda ha vuelto a crecer. El pasado 23 de diciembre, la Junta General aprobó un nuevo préstamo de 64 millones (a devolver en 10 años), para cubrir el gasto corriente de la Sanidad asturiana. Como es habitual desde los tiempos de Vicente Álvarez Areces, el Principado presupuesta a la baja el coste sanitario (1.649 millones previstos en el fallido presupuesto de 2016), para después recurrir a créditos extraordinarios y cuadrar las cuentas. La oposición no puede votar en contra de un aumento del gasto en la Sanidad, pero el gobierno no detalla a qué partidas destinará esos 64 millones, que incrementarán la reducción de la deuda registrada al cierre del tercer trimestre.

Javier Fernández ha conseguido que, por primera vez, la deuda (cerca de 4.500 millones), supere al presupuesto (4.226). Y también ha situado la inversión en mínimos históricos. El presupuesto de 2013, el primero que Fernández logró aprobar, incluía 364 millones para inversiones. En 2015, el último aprobado por la Junta, la partida fue de 328. Y en 2017, bajará hasta los 311 millones. La deuda es la prioridad, y no la inversión y las obras.

Aún quedan casi dos años y medio hasta el fin de la legislatura, y todo indica que las ‘letras’ y vencimientos continuarán en ascenso, batiendo récords. Javier Fernández, es el responsable político y ‘autor intelectual’ de la galopante deuda que ha sumado otros 2.000 millones en los últimos 4 años y medio. Mientras tanto, el gobierno regional sigue endosando a la Junta General nuevos créditos extraordinarios. Si el Principado fuera una empresa, ya se habría declarado en bancarrota.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter