21:54. SáBADO 21 DE SEPTIEMBRE DE 2019

Rubi toma el mando

Deportes
29 enero, 2017

Rubí es una incógnita. El año pasado descendió con el Levante, pero también disputó promociones de ascenso a Primera con el Girona y el Valladolid. Ahora, es la única esperanza del Sporting para dar un vuelco a la clasificación. El técnico catalán ha realizado algunos cambios: recuperó a Cop y Canella ante el Betis (descartados por Abelardo), y frenó la llegada del centrocampista Tioté. Tras evaluar a sus jugadores, el entrenador pidió a Nico Rodríguez un mediocentro creativo, y la respuesta fue Mikel Vesga, cedido por el Athlétic.También hay problemas en la defensa y las bandas, pero a estas alturas, no es posible tapar todos los ‘agujeros’ de la plantilla.

Joan Francesc Ferrer, Rubí, fue confirmado apenas una hora después de la marcha de Abelardo, con el aval del director deportivo. Ha entrenado en todas las categorías, desde Tercera División, y estuvo a punto de lograr dos ascensos a Primera, con el Girona (2013) y Valladolid (2015). Sin embargo, también fue cesado del Sabadell, el Español B, y el Ibiza durante sus primeros años como entrenador, antes de trabajar como asistente de Tito Vilanova y del ‘Tata’ Martino en el Barcelona, en la temporada 2013/2014. Su experiencia en Primera comenzó en octubre de 2015, cuando el Levante destituyó a Lucas Alcaráz y le contrató para salvar la categoría. Con Rubí en el banquillo, el Levante sumó 26 puntos de los 87 posibles. El club valenciano no renovó su contrato tras el descenso a Segunda. Rubí ha tomado de nuevo las riendas de un equipo en apuros, que pelea por escapar de los últimos puestos.

Rubí quiere más presión y mejorar las transiciones, para que los delanteros reciban más balones, una de las asignaturas pendientes del sistema de Abelardo. El técnico catalán no olvida su paso por el Barça, los rondos, la rápida circulación del balón y los robos en la zona alta del campo, desde donde montar rápido contraataque. Pero una cosa es entrenar, y otra jugar contra el Athlétic. Al menos, Rubí no sentirá la presión que tenía Abelardo en sus últimas semanas en el Sporting. La llegada del nuevo entrenador ha dado esperanzas a una afición que empezaba a perder la confianza en el equipo. Rubí tiene aún mucho que demostrar, y poco tiempo para cambiar la dinámica negativa y empezar a escalar posiciones.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter