06:54. JUEVES 09 DE ABRIL DE 2020

Ensayo para la fase de ascenso

Deportes
1 abril, 2017
PELAYO FERNÁNDEZ

El Real Oviedo en casa, es imparable. Seis partidos en 2017, y seis victorias. Solo el líder, el Levante ha sido capaz de seguir el ritmo de los azules, ganando todos los partidos en su estadio (18 puntos). Pero la fiesta y la celebración de la semana pasada quedan atrás, y los carballones se enfrentarán mañana a otro rival directo en la pelea por la fase de ascenso. El Tenerife, que el pasado domingo se impuso en el Ramón de Carranza al Cádiz (0-1), también ha puesto rumbo a Primera. Tiene 49 puntos, los mismos que el Real Oviedo, y es cuarto, solo un puesto por encima de los asturianos. Y por ahora, tiene en contra el gol average (perdieron 2-0 en el Carlos Tartiere). El equipo canario atraviesa una irregular racha (2 empates, una derrota y una victoria en los últimos 4 parti dos), y en su estadio flaquea. Suma tantos empates (8), como victorias en el Heliodoro Rodríguez López, aunque solo ha perdido un partido esta temporada (hace dos jornadas, contra el Reus, 0-1).

Por su parte, el Real Oviedo, fuera de casa, es una incógnita (3 victorias, 4 empates y 8 derrotas). Toda la garra que muestran los azules en el Tartiere, desaparece en cuanto pisan terreno rival. Con el tropiezo en Vallecas aún muy presente, y la ‘revolución’ en el once de la pasada semana (5 cambios respecto al Rayo), el entrenador malagueño intentará que los jugadores salgan enchufados desde el primer segundo. Y Toché y Christian ayudarán a ‘conectar’ al equipo. El ‘9’ del Real Oviedo sigue en estado de gracia (13 goles), y el lateral cántabro, que volvió ante el Girona tras su lesión, se ha ganado la titularidad a pulso. Pero en la defensa y en el centro del campo, podría haber novedades. Contra el Girona, el equipo más goleador de la categoría, Fernando Hierro situó a Héctor Verdés en el eje de la zaga, y colocó a Jon Erice en el centro del campo, para contener al rival. Y aunque la jugada le salió bien, ante el Tenerife, Fernando Hierro podría cambiar de estrategia. Si el Oviedo quiere seguir una semana más en puestos de fase de ascenso, necesita ganar. El Huesca (séptimo) está al acecho (a solo 3 puntos) y no pierde desde el pasado 4 de febrero (5 victorias y 2 empates). Y para ganar, los azules necesitan goles. El Oviedo no marca fuera de casa desde su visita a Reus, y volvió de Numancia y Vallecas sin anotar, de 180 minutos de sequía. Borja Domínguez no podrá ayudar al equipo. El centrocampista gallego, cedido por el Córdoba, vio su quinta tarjeta amarilla el pasado sábado. David Rocha y Néstor Susaeta siguen apercibidos (4 amarillas), pero están a disposición de Fernando Hierro, como el resto de la plantilla.

El partido contra el Tenerife del ex capitán azul Aitor Sanz, titular indiscutible en el equipo del técnico mallorquín José Luis Martí, será un buen ensayo para la promoción, donde el Real Oviedo (si se mantiene en los primeros puestos) tendrá también que ganar a domicilio para seguir soñando con el ascenso. Con solo 3 puntos de diferencia entre el tercero (Cádiz, 50) y el sexto (Getafe, 47), la pelea por la promoción está cada vez más apretada. Y después de esta jornada, solo quedarán 10 partidos para acabar la Liga.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter