05:48. JUEVES 09 DE ABRIL DE 2020

Cara y cruz azul

Deportes
1 abril, 2017

El Real Oviedo aprueba, con nota alta, en el Carlos Tartiere, y suspende lejos de Oviedo. Los partidos fuera de casa, siguen siendo la asignatura pendiente de un equipo que lo que suma en casa, lo resta fuera. Los dos partidos consecutivos a domicilio (Numancia y Rayo Vallecano) dejaron un saldo de tan solo un punto de seis posibles. Escaso botín para un equipo que oposita al ascenso. Un Oviedo bipolar, con dos caras, y que es capaz de alternar lo mejor con lo peor.

El equipo de Fernando Hierro ha ganado 11 de los 16 partidos jugados en el Carlos Tartiere, donde solo ha cedido dos derrotas (36 puntos de 45 posibles). Además, lleva seis victorias seguidas (Elche, Valladolid, Mallorca, Getafe, Cádiz y Girona). Pero cuando sale de Asturias, el Oviedo no funciona. Solo ha ganado 3 de los 15 partidos que ha disputado como visitante, con una renta de 13 puntos de 45. Un pobre balance. Teniendo solo en cuenta los resultados a domicilio, el Real Oviedo sería decimosexto en la clasificación, por detrás del Córdoba, el UCAM de Murcia o el Nástic, y a muy poca distancia de los equipos en puestos de descenso (Rayo, Mallorca, Almería y Mirandés).

Después de cinco derrotas consecutivas (Huesca, Alcorcón, Zaragoza, Sevilla Atlético y Almería), con 19 goles en contra y 5 a favor, el Oviedo parecía haber ‘despertado’ en Miranda de Ebro, donde ganó por 0-2. Pero fue un espejismo, al que siguieron dos empates ante el Reus y el Numancia, que se consideraron buenos resultados, ya que el Oviedo sumaba a los solitarios puntos cosechados fuera de casa, los 3 puntos de cada victoria en el Carlos Tartiere. La nueva derrota sufrida en Vallecas, volvió a reflejar las debilidades de un equipo con dos caras completamente distintas. En el Tartiere, gana con autoridad y solvencia. Lejos del Tartiere, es un equipo vulgar y del montón.

Además, fuera del Tartiere la defensa azul hace aguas, y apenas lleva peligro al área rival. En 15 partidos, solo ha marcado 12 goles, y encajado 25 (solo el Nástic ha recibido más, 26). En cambio, en casa, suma 10 goles en contra, y 24 a favor. El mismo Oviedo que ha ganado a los principales candidatos al ascenso que han pasado por el Carlos Tartiere (Levante, Cádiz, Getafe, Girona, Tenerife…), ha caído en los campos de equipos que se están jugando el descenso (Almería, Rayo Vallecano, Alcorcón). Y aunque el equipo de Fernando Hierro esté rentabilizando la temporada como local (lleva un pleno de 18 puntos de los últimos 18 posibles) es el rival más débil a domicilio de los equipos que pelean por disputar la fase de ascenso. Para subir a Primera (si finalmente acaba entre los seis primeros) el Real Oviedo tendrá que superar dos eliminatorias a doble partido. Y lejos del estadio carbayón, a los azules les entra el tembleque.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter