17:45. SáBADO 19 DE OCTUBRE DE 2019

Escaparate

Cultura
13 octubre, 2011

Charles Dantzig

¿Por qué leemos?

451 Editores

Cuantas veces nos habremos hecho la misma pregunta, o nos habrán hecho infinidad de amigos o conocidos que no conocen el placer de la lectura idéntica pregunta: ¿Por qué leemos?. Y Sin querer, acabo de contestarles a todos, por puro placer. Pero como muy bien desarrolla en su ensayo de igual titulo, Charles Dantzig, “Leer es el acto de encontrarse (sin haberse buscado)”, algo que solo estaba reservado a una mayoría minoritaria, o a una minoría mayoritaria, es decir, a aquellos que después de disfrutar jugando con coches o bicicletas, contábamos los días que faltaban para la llegada del sábado, el día en el que nos lo pasábamos encerrados e la Biblioteca Municipal de nuestra ciudad. ¿Por qué leemos?. Dice Charles Dantzig que leemos para disfrutar, para aislarnos, para evadirnos, para hacer amigos, por el placer de leer libros deliciosamente entre nosotros, por vicio, contra y por lo razonable, por apuestas, para rejuvenecer, para cambiar el tiempo, para cambiar el mundo, por odio, para consolarse, por salud, por virtud…… y yo diría y añadiría, ¿es que acaso seriamos, serian ustedes capaces de concebir un mundo sin un libro entre las manos?

Umberto Eco

Confesiones de un joven novelista

Editorial Lumen – 2011

Una de las primeras reflexiones de Umberto Eco, novelista, semiótico, y por lo que se ve y se lee en estas Confesiones de un joven novelista, perturbador ensayista que invita a la reflexión entre tímidas sonrisas, hace referencia a los poetas y la poesía. “Hay dos clases de poetas (dice) los buenos, que queman sus poemas a los dieciocho años, y los malos, que siguen escribiendo poesía mientras viven”. Confesiones de un joven novelista no pretende a pesar de tan categóricas reafirmaciones en las que sin duda mas de uno y de dos se sentirá herido, cruzar su espada con escritor alguno. Tan sólo es la “pequeña gran obra” de un escritor que en el ocaso de su madurez como creador decide contar como se acerco a la ficción cuando ya era un reputado ensayista. Como prepara las novelas, los personajes, los ambientes…. (Si bien nunca dejó de sorprendernos el por qué la novela El nombre de la rosa funcionó mejor que sus obras posteriores, esto será algo que de alguna manera explicará en esta obra). Y es que Confesiones de un joven novelista es el canon literario de Umberto Eco, uno de los más grandes creadores de finales del siglo XX., y a su manera, un joven de ochenta años, que aun tiene, seguro, mucho que decir y escribir.

Gonzalo Suarez

Las fuentes del Nilo

Alfaguara - 2011

Decir que estamos de enhorabuena, es poco. Estamos ante la narrativa breve casi completa de uno de esos autores que han dedicado los últimos cuarenta años a pasar por la literatura sin hacer ruido. Gonzalo Suárez, escritor, Director de Cine, periodista…., es hoy en día lo más parecido a lo que en su tiempo debió ser un hombre del Renacimiento. Lo curioso, es que para muchos es un Director de Cine que eventualmente escribe relatos y novelas, y para otros (entre los que me incluyo) es un narrador que circunstancialmente hace películas. Todo depende de en que faceta se le haya descubierto primero Y yo fue en la literaria. Por eso hay que felicitar esta Antología de sus cuentos casi completos, Las fuentes del Nilo, en los que una vez más volvemos a encontrarnos con toda su imaginaria norteña, su humor y sus dotes para la sorpresa, sus inolvidables Ditirambo y Rocabruno y tantos personajes nacidos de la imaginación cinematográfica de Gonzalo Suárez. Y es que con el tiempo se esta convirtiendo, mal que le pese, en un autor de culto. Al tiempo me remito.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter