16:33. VIERNES 28 DE FEBRERO DE 2020

6 meses sin exposiciones

Oviedo
21 junio, 2017
MAR DÍAZ

En lo que va de año, el Ayuntamiento no ha organizado ni una sola exposición. Trascorrales sigue siendo un cajón de sastre con festivales de cerveza y mercadillos.

Oviedo sigue sin celebrar, ni ofre­cer, exposiciones organizadas por el Ayuntamiento. En lo que va de año, casi seis meses, la únicas ex­posiciones que han abierto sus puertas, han sido organizadas -y pocas- por el Banco Sabadell, en su local de la calle Suárez de la Ri­va, y en el Museo de Bellas Artes. El consistorio, a través de la con­cejalía de Cultura, y de la renaci­da Fundación Municipal de Cultu­ra, sigue sin organizar, desde hace más de un año, exposiciones. A la falta de espacios expositivos, des­de que el ayuntamiento cerró el Café Español, se une -también- la falta de ideas. Para el concejal de Cultura, Roberto Sánchez Ramos, las exposiciones no son una priori­dad. La antigua Plaza del Pescado sigue siendo un ‘recinto multiusos’ que acoge cualquier tipo de feria o mercado, como en los tiempos de Gabino de Lorenzo. Hay de todo, menos exposiciones artísti­cas. Cuando el primer semestre de 2017 está a punto de llegar a su fin, Trascorrales va camino de cumplir otro año cultural en blanco.

En marzo del año pasado, el concejal de Cultura, Roberto Sán­chez Ramos, aseguraba en una entrevista publicada en este perió­dico, que el ‘fartódromo’ se conver­tiría en una sala municipal de ex­posiciones. 15 meses después, ‘Rivi’ ha refrescado el mismo mensaje, (“queremos acabar con el fartó­dromo”), pero todo sigue igual. Sánchez Ramos volvió a anun­ciar a principios de mes que Tras­corrales será una “sala multiusos cultural”, destinando unos 21.000 euros para desarrollar un proyec­to que, probablemente, no resolve­rá el problema de un edificio, bien situado, pero que carece de paredes.

En el último año, Trascorrales ha acogido la feria ‘Sentir Portu­gal’ (una muestra sobre gastrono­mía lusa), el II Salón de la Cerveza Asturiana, y este sábado será el es­cenario de una reunión de Cofra­días: de los Quesos Asturianos, del Queso Manchego, de las Anchoas de Cantabria, del Aceite de Bae­na… También ha sido el escenario de una nueva edición de la feria del libro (LibrOviedo), una feria de Ar­tes Gráficas y Edición de Arte, la Feria de Arte Contemporáneo, un Mercadillo Intercultural, o la Feria de Cerámica Creativa. Además, en Trascorrales se han celebrado ac­tos del Día de África, una exposi­ción solidaria de Manos Unidas, una muestra sobre el político In­dalecio Prieto, espectáculos infan­tiles de carnaval, la exposición del psicoesteta Ramiro Alonso, y hasta el belén navideño, que el tripartito recolocó en la Plaza del Pescado, tras ‘deslocalizarlo’ de la Plaza de la Catedral. También han pasado por Trascorrales los participantes en el I Encuentro de Jóvenes Empresa­rios del Norte de España, y miem­bros del Consejo Local de Niños y Niñas de Oviedo. Nada que ver con la prometida sala de exposiciones municipal. Si la concejalía de Cul­tura quiere dar el paso definitivo, una vez descartados los antiguos locales del Centro de Arte Moder­no (en los bajos del Teatro Cam­poamor), deberá buscar un nuevo emplazamiento. O alquilar un local y transformarlo en un nuevo ‘Café Español’, o acondicionar una nave industrial abandonada, un espacio abierto y diáfano, al igual que están haciendo muchos ayuntamientos de España.Y naves, en Oviedo, so­bran. Desde los Almacenes Indus­triales, en Ciudad Naranco, hasta el antiguo concesionario de Ren­ault, entre las calles Campomanes y Martínez Marina, ‘recuperado’ por la Fundación Princesa de As­turias en 2015 para proyectar pelí­culas de Francis Ford Coppola, du­rante la Semana de los Premios.

Hasta entonces, en la antigua Plaza del Pescado se seguirán ce­lebrando las reuniones de la Co­fradía de los Quesos o la Feria de la Cerveza. La Fábrica de Gas o la Fábrica de Armas de la Vega, alter­nativas a largo plazo, también per­manecen en el limbo, aunque por distintas razones. El Ayuntamiento solo cuenta con Trascorrales, que además de no ser una sala de ex­posiciones, carece de una progra­mación cultural digna.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter