02:16. MIéRCOLES 26 DE FEBRERO DE 2020

Defensa ‘acordona’ su edificio en El Milán

Oviedo
21 junio, 2017

Desde hace más de dos meses, la antigua residencia de oficiales de El Milán está acordonada por ries­go de desprendimiento. Vallas de obra rodean el portal, ocupando la acera de la calle Bermudez de Cas­tro, y seguirá así de forma indefini­da. El propietario del inmueble, que está a la venta, es el Ministerio de Defensa, y no tiene previsto reali­zar ninguna inversión. El Servicio de Conservación del Ayuntamien­to, tras comprobar el mal estado de las cornisas, que empieza a ce­der, abrió un expediente exigien­do al propietario acordonar el edi­ficio. Defensa cumplió el trámite, y no realizó ninguna otra actuación. Según el concejal de Conservación, el socialista Ricardo Fernández, el Ayuntamiento no ha actuado de forma subsidiaria ni se ha abierto un segundo expediente para obli­gar al Ministerio a realizar obras de rehabilitación. “Existe cierto riesgo, por eso se ordenó acordonar la en­trada”, apunta el edil. Y destaca que “las vallas no son del Ayuntamien­to, fueron colocadas por la propie­taria”. Sin embargo, el ‘precinto’ no es suficiente para evitar accidentes. El viento tumba las vallas cada po­co tiempo, que además están atadas a una papelera. Un trozo de cornisa podría caer sobre los peatones en Bermudez de Castro o la plaza de Santullano. Ricardo Fernández in­siste en que no es necesaria “una demolición o una intervención ur­gente”, pero los vecinos no están tan seguros.

Defensa rebaja el precio

El Ministerio de Defensa subastó el edificio del Milán con un precio de salida de 1,82 millones, pero nadie pujó. Desde este mes, el inmueble está disponible a través de ‘venta di­recta’ con una notable rebaja. Aho­ra, Defensa pide 1,64 millones, pero el departamento comercial del Ins­tituto de la Vivienda, Infraestructu­ras y Equipamiento de la Defensa, no ha recibido ninguna oferta. Ade­más del deterioro exterior, la ven­ta presente más problemas. Se en­cuentra dentro del ámbito de protección de San Julián de los Prados, y cualquier reforma necesita la aprobación de Patrimonio. El inmueble, de 1.221 metros cuadrados, tiene semisótano, planta baja, cuatro pisos y un torreón, y se levanta sobre una parcela de 227 metros cuadrados.

El Ayuntamiento no logró su ce­sión para convertirlo en biblioteca, centro de estudios y social, y guar­dería para el barrio del Milán. Pero por ahora solo hay 4 vallas de plás­tico, como única medida de seguri­dad para evitar que caigan cascotes sobre la acera, al lado de una plaza con varios bares y terrazas, junto a una parada de autobús, y enfrente del campus del Milán.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter