21:46. VIERNES 20 DE OCTUBRE DE 2017

Fiebre festiva

Gijón
4 agosto, 2017

El pregón del actor Roberto Álvarez, y el concierto de David Bisbal, prenden esta noche la mecha de las fiestas de Nuestra Señora de Begoña

Las fiestas son para el verano, y en Gijón no hay tiempo para descan­sar. La programación de Nuestra Señora de Begoña arrancará esta tarde, y no se detendrá hasta el próximo 15 de agosto, cuando la ‘descarga’ de pólvora disparada desde el Cerro de Santa Catalina, anuncie la vuel­ta a la rutina. El pregón del actor Roberto Álvarez, desde el balcón del Ayuntamiento, y el concierto de David Bisbal, encien­den esta noche la mecha de las fiestas. Por delante, aún quedan 16 conciertos en 3 escenarios di­ferentes (plaza del Ayuntamiento, playa de Poniente y paseo de Be­goña), junto a la XVII edición del Festival Internacional de Gaitas, la Feria Taurina de Begoña, y las No­ches del Botánico. Durante todo agosto, no habrá una sola noche sin música en Gijón.

El calendario ha propiciado, a vecinos y turistas, un día más de fiesta (el año pasado fueron once, el anterior diez). El Ayuntamiento ha estirado la programación -y el presupuesto- para tener unas fies­tas a la altura de la capital del ve­rano en Asturias. La empresa municipal Divertia logró que la oposi­ción aprobase 200.000 euros más para los conciertos, hasta rozar el medio millón. El dinero ‘extra’ ha permitido contratar a Antonio Orozco, La Oreja de Van Gogh y a los colombianos Morat, que actua­rán en el escenario de la playa de Poniente. No habrá verbenas en los barrios ni en el Parque de los Hermanos Castro, pero sí orques­tas y ‘pachanga‘ en el paseo de Be­goña. Sin grandes grupos inter­nacionales, Divertia ha apostado por las ‘músicas del mundo’, con el cantautor francés Vinicio Caposse­la, la intérprete de jazz california­na China Moses, y la cantante cu­bana La Dame Blanche. El cóctel musical se completa con un poco de indie (Sidecars, The Wedding Present, Carlos Sadness), música tradicional (Coro Minero de Tu­rón), artistas locales (Agrupación Artística Gijonesa) rock nacional para nostálgicos (Revólver), y la cantante melódica Tamara. El año pasado, en las fiestas de Begoña se podía escoger entre tres concier­tos en una sola noche (plaza Ma­yor, Poniente y verbenas), en esta edición los conciertos de la Playa Mayor comienzan a las nueve de la noche, y los de Poniente, a las on­ce. Tiempo suficiente para ir de un escenario a otro y seguir de fiesta.

También habrá actuaciones por la mañana, en la ‘sesión ver­mú’ de las fiestas de Begoña. El grupo gijonés ‘Son del Carmen’ actuará el domingo (día 13) en la plaza Mayor, a las 12:30 horas, in­terpretando sones, guarachos y boleros. Una hora después, toma­rán el relevo ‘Los Desiempre’, otro grupo local, formado por vetera­nos músicos que hacen versiones de las canciones de los años 60, 70 y 80, y que animarán la mañana del último domingo de fiestas.

Fiesta y tradición

Gijón sigue fiel a sus tradiciones, y el domingo, las autoridades y la Banda de Música, participarán en la ofrenda floral a Jovellanos, (a las 11:00 horas, en la Plaza Seis de Agosto). En la medianoche del lunes 14, si el tiempo lo permite, los fuegos artificiales saldrán dis­parados desde el cerro de Santa Catalina. Gijoneses y visitantes se repartirán entre las ‘atalayas’ de la ciudad (cerro de Santa Cata­lina, la Providencia), las playas de Poniente y San Lorenzo, el puerto deportivo y la plaza del Marqués. A la mañana siguiente, volverá a bailarse la danza prima sobre la arena de San Lorenzo, hasta que la explosión de casi 400 kilos de pólvora, baje el telón de las fiestas grandes de Begoña.

Tras la Semana Grande (Feria Taurina de Begoña incluida), aún quedará por delante medio mes de festejos y ‘folixa’. La XXVI Fiesta de la Sidra Natural de Gijón se ce­lebrará del 19 al 27 de agosto, y el Concurso Hípico de Saltos volve­rá a reunir a los mejores jinetes en Las Mestas, del 30 de agosto al 4 de septiembre. Gijón exprimirá el verano hasta el último día, con un cargado calendario festivo diseña­do por Divertia, y completado por los promotores privados (Tsuna­mi Xixón, Metrópoli, Euro-Yeyé) que aprovechan el ‘tirón’ de Gijón como destino vacacional. La ciu­dad recibió el año pasado millón y medio de visitantes, y es en ve­rano cuando se produce el mayor ‘desembarco’ de turistas, naciona­les y extranjeros, que multiplican por dos la población de la primera ciudad de Asturias.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter