13:19. VIERNES 15 DE DICIEMBRE DE 2017

Levantarse, y seguir

Deportes
7 octubre, 2017
DAVID ASCASO

La remontada pasa por Barcelo­na. El Real Oviedo solo ha suma­do un punto en las dos últimas jornadas, y los líderes empiezan a marcar distancias con el ‘pelotón’ de equipos que compiten por la promoción. La derrota en Albace­te, contra el colista y con remonta­da incluida (1-2), y el empate ante el Zaragoza (2-2) han dejado toca­do a un equipo que no sabe cerrar los partidos. Mañana, los azules se enfrentarán al filial del Barce­lona, en el Miniestadi, donde las ‘perlas’ de La Masía son capaces de lo mejor (4-0 al Córdoba) y de lo peor (0-3 ante el Tenerife). Un estadio que conoce muy bien Saúl Berjón. El extremo carbayón jugó en el filial blaugrana en la tempo­rada 2010/11.

El Barça B, recién ascendido, está entrenado por Gerard Ló­pez, que se enfrentó varias veces al Real Oviedo en Primera Divi­sión, entre 1997 y el año 2001, cuando jugaba como centrocam­pista en el Valencia, Alavés y Bar­celona. Aunque el filial del Barça no es un rival directo para los azu­les (no puede disputar la promo­ción), sí puede complicar el inicio de la temporada a los carbayones. Es un equipo muy joven, lleno de jugadores que quieren destacar a toda costa para llamar la aten­ción de Ernesto Valderde, como el centrocampista Carles Ale­ña (19 años), que el año pasado debutó en Primera a las órdenes de Luis Enrique. O los juveniles Abel Ruiz (delantero centro) y Juan Miranda (lateral izquierdo), ambos de 17 años, y que han si­do titulares en varios encuentros. También cuenta con el ex oviedis­ta David Costas, que ha jugado como lateral derecho en los últi­mos partidos. El Barça B, que ga­nó al Valladolid en Zorrilla (1-2) y empató con el Granada en Los Cármenes (2-2), es impredecible y no tiene nada que perder, al con­trario que el Real Oviedo. Una de­rrota o un nuevo empate dispara­rían las alarmas, cuando solo he­mos llegado a la octava jornada. Juan Antonio Anquela acumula 2 derrotas, 3 empates y solo 2 victo­rias (9 puntos), pero mejora míni­mamente los números de Fernan­do Hierro, que a estas alturas de la temporada pasada, sumaba 3 derrotas, 2 empates y 2 victorias (8 puntos). Un año después, tras el cambio de entrenador y la lle­gada de 13 fichajes, el Real Ovie­do sigue en la misma situación. Y Toché sigue siendo la única refe­rencia de ataque (5 goles), excep­to a balón parado (Aarón Ñíguez y David Rocha han afinado su puntería). Anquela mantiene su confianza en Christian (aperci­bido de sanción) para cubrir el lateral izquierdo, pese al gran rendimiento del valenciano Jo­sé Maria Angresola, Mossa. El ghanés Yaw Yeboah, titular en el partido El Molinón, ha perdi­do la titularidad; su compatriota Owusu empieza a defraudar, al igual que es el húngaro Pucko; y el empeño del técnico por situar al central argentino Juan Forlín en el centro del campo, el pasa­do lunes, fue un rotundo fracaso. Forlín destruye, pero no crea, y a su lado, el tarraconense Ramón Folch, baja el nivel. Guillermo Cotugno no ha hecho olvidar al lesionado Diegui en el lateral de­recho, mientras el centro de la za­ga continua inamovible, con Juan Carlos y Héctor Verdés. Juan An­tonio Anquela tendrá que buscar alternativas para mejorar el juego hasta que los lesionados recupe­ren la forma. Diegui, Mariga y Va­lera están en la fase final de su re­cuperación, pero aún no han sido convocados. El resto, siguen KO. Por otra parte, la situación políti­ca en Cataluña también influirá en el partido. El pasado domin­go, el encuentro entre el Nástic y el Barcelona B fue suspendi­do por “motivos de seguridad”; el martes, hubo huelga en ‘Camp Barça’; y mañana, la directiva del club catalán podría volver a plan­tarse. Mucho ruido extradeporti­vo que solo perjudica a los jugadores.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter