21:38. VIERNES 20 DE OCTUBRE DE 2017

“Dejé de sentirme útil en el Oviedo”

Entrevistas
9 octubre, 2017
PEDRO ALBERTO ÁLVAREZ

-¿Cómo le va en el banquillo del Pumas?

En el fútbol siempre hay subidas y bajadas, y ahora nos toca estar abajo. Al Pumas, por historia y tradición, le corresponde estar en los primeros puestos de la clasifi­cación, pero solo cuentan los re­sultados de la cancha. Es un club muy grande, como el Real Oviedo, y trabajamos para colocar al equi­po donde se merece.

.-A usted no le ficharon para ser entrenador del primer equipo.

Llegué para ser directivo de las fuerzas básicas (la cantera), pero por circunstancias, confiaron en mí para dirigir al primer equipo, y cumplo mi trabajo con honra­dez e ilusión.

.-Supongo que sigue de cerca al Real Oviedo…

A diario. Cada mañana consulto, a través de Internet, las clasifica­ciones, y sigo los entrenamientos, las lesiones de los muchachos, los partidos, los rivales… Me empapo de fútbol, porque es mi pasión y mi trabajo.

.-¿Echa de menos al equipo y la ciudad?

Mentiría si dijera que no. Dejé allá muchos amigos, y recuerdo con mucho cariño aquellos 20 maravi­llosos meses. Me sentí muy queri­do y muy bien tratado.

.-Una lástima que no lograra sus objetivos.

Quiero lo mejor para el Real Ovie­do. Le corresponde estar en la éli­te del fútbol, en Primera División, y sé que el Grupo Carso, Joaquín del Olmo, y todos los responsables, hacen todo lo posible para conse­guir el ascenso.

.-Es una meta difícil.

Es muy complicado. Hay 22 clubs, y muchos son históricos de Pri­mera División, como el Osasuna, el Rayo Vallecano, el Granada, el Valladolid, el Zaragoza o el Spor­ting de Gijón.

.-Además, la temporada es mu­cho más larga que los torneos de México.

Son 42 jornadas, muchísimas. Por eso es necesario tener paciencia y continuidad.

.-Hay quién le compara con Juan Antonio Anquela.

Anquela es un currante, ha picado mucha piedra en Primera, Segun­da y Segunda B. Pero no nos pare­cemos tanto. Yo ya me operé para quitarme las gafas (risas).

.-Comparten la misma pasión y la misma forma de ver y entender el fútbol.

Intensidad, pasión y trabajo en equipo son innegociables pa­ra cualquier entrenador. El Real Oviedo ha empezado bien, pese a algunos tropiezos, y seguro que volverá a estar arriba.

.-La plantilla no se parece en casi nada a la que usted entrenó.

Solo quedan Toché, Linares y Die­gui. Por cierto, espero que pronto se recupere de su lesión.

.-¿Cómo definiría al grupo que dirigió?

Eran grandes profesionales, tanto el plantel que nos sacó de Segun­da B, como el que tenía en Segun­da División. Tenían una gran cali­dad humana.

.-¿Por qué se fue?

Pasaron ciertas cosas. Yo tengo mis manías, y reconozco que soy un poco raro para el trabajo. Si siento que no puedo aportar más, prefiero dar un paso atrás y abandonar.

.-Pero, ¿qué ocurrió para que tomase esa decisión, a 12 jornadas del final?

Como le decía, respeto mucho a la institución, que debe estar por encima de todos. Fue una decisión personal.

.-La situación deportiva, no era mala.

Llegamos a estar a 3 puntos del se­gundo puesto. El objetivo estaba al alcance de la mano, éramos com­petitivos, y nos tomábamos las ur­gencias con tranquilidad. No era un mal momento deportivo.

.-¿Demasiada presión externa, o interna?

Estaba arropado por una afición magnífica. Dirigir al Real Oviedo es como pilotar un trasatlántico, siempre hay responsabilidad y algún escollo. Pero no fue por la grada.

.-En ese caso, fue el vestuario.

Solo tengo buenas palabras para todos los futbolistas que trabaja­ron conmigo.

.-Pero alguien le ‘hizo la cama’.

Allá cada cual. Como le decía, so­lo puedo dar las gracias a aquellos chicos. Yo sentí que no podía hacer más, y decidí marcharme, con mu­cho pesar.

.-Su sustituto, David Generelo, también acabó enfrentado a sus ex compañeros.

Cada uno puede hablar de su la­bor. Yo tuve el privilegio de entre­nar a un gran club, y lamenté irme. Son decisiones personales.

.-Este verano, Jon Erice, Néstor Susaeta y David Fernández, los 3 capitanes, dejaron el club.

Les deseo suerte en sus nuevos equipos.

.-¿Qué recuerdos se llevó de Oviedo?

El día del ascenso en Cádiz. Jamás podré olvidarlo. Y la celebración al día siguiente. Ver feliz a tanta gen­te, no tiene precio.

.-¿Sabe que el club subastó las ca­misetas del partido contra al Al­bacete, para ayudar a las víctimas del terremoto de México?

Si. Son unas playeras bien lindas. El Real Oviedo, del Olmo y el Gru­po Carso han tenido un gran ges­to con México. Agradecemos de corazón la solidaridad de Espa­ña y de Oviedo con las víctimas. Hay muchos asturianos acá, y la conexión con sus raíces es muy fuerte.

.-¿Cómo vivió el terremoto?

Acabábamos de entrenar en la Universidad, que está al sur de México DF, poco después de la una de la tarde. Sentimos un es­truendo tremendo y muchas osci­laciones. Fue dramático. Este país está castigado por la Naturaleza, y se levanta sobre fallas tectónicas. Cuando sentimos la tierra temblar, tan fuerte, supimos que sería una gran tragedia. Por desgracia, no nos equivocamos. Hubo más de 300 muertos y 100.000 edificios afectados. Sabíamos que sería grave, pero no tanto.

.-¿Afectó a las instalaciones del Puma?

Nadie está a salvo de un terremoto que alcanzó un 7,1 en la escala de Richter. Nosotros nos encontrába­mos en la ‘Cantera’, una zona pro­tegida, de piedra volcánica y sue­lo firme, y todo se movía a nuestro alrededor. Pero en otros sitios fue mucho peor.

.-¿Qué es la ‘Cantera’?

Forma parte de las instalaciones de la Universidad Nacional. Era la antigua cantera de dónde extra­jeron la piedra para pavimentar México DF. Allí hay cuatro cam­pos de entrenamientos y las ofici­nas de los Pumas. Es nuestra ciu­dad deportiva.

.-¿Han recuperado la rutina?

Poco a poco. México es un país fuerte, y se levantará. Aunque es­tamos muy tristes. Es imposible olvidarlo.

.-¿Cómo afectó a la Liga?

Se suspendieron los partidos, y la semana pasada jugamos dos encuentros, para volver a la nor­malidad. México vive el fútbol con pasión, y necesita del depor­te para seguir adelante y superar las pérdidas. Es como una terapia para todos.

.-El fútbol se ha volcado con los afectados.

Nuestro estadio es ahora un cen­tro de acopio, donde se recogen alimentos, ropa y medicinas para las víctimas. En la desgracia com­probamos lo fuertes que somos.

.-¿Volverá a Oviedo?

Ojalá tenga pronto la oportunidad de volver para ver a todos mis ami­gos, pero ahora no depende de mi. Tengo un trabajo acá, y mi respon­sabilidad es llevar a los Pumas lo más alto posible.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter