20:08. MIéRCOLES 20 DE NOVIEMBRE DE 2019

Nuevo naufragio del Real Oviedo

Deportes, Oviedo
30 octubre, 2017

Apostar contra el Real Oviedo cuando juega lejos del Carlos Tartiere, es casi apostar sobre seguro. Los azules solo han ganado 8 de los últimos 48 partidos que han disputado fuera de Oviedo. Ayer, volvieron a naufragar ante un Alcorcón que, con muy poco, hizo mucho daño a los asturianos (2-0), incapaces de rematar con acierto en la portería contraria.

A pesar de las dudas iniciales sobre la titularidad de Toché, Juan Antonio Anquela volvió a alinear al delantero murciano, ante la ausencia de recambios. Solo duró 30 minutos sobre el césped. En una jugada sin peligro, el ex oviedista David González agarró a Toché dentro del área (sin balón de por medio), y el delantero intentó zafarse. Fue entonces cuando apoyó todo su peso en la pierna izquierda, y su rodilla dijo basta. Cuando dejó el campo de Santo Domingo, se llevó consigo las pocas esperanzas de la afición asturiana. Anquela hizo calentar a Linares y Owusu, que fue el elegido por el entrenador, aunque si se hubiese quedado en el banquillo, nadie lo habría echado en falta.

Ante las dudas del Real Oviedo, llegó el primer gol del Alcorcón, en el minuto 41. Soriano centró pegado al lateral, a la altura de la luna del área, y Juan Carlos, que podría haber salido a despejar el balón, que quedo bajo palos, esperando el remate de Giménez, que acabó en gol. En la segunda parte, más de lo mismo. El Alcorcón creaba peligro en cada llegada, y llegó a estrellar un balón en el palo (no sería el último). En el 56, llegó la sentencia, cuando el lateral Laure cazó una pelota suelta, y anotó el segundo. Era el tercer remate del Alcorcón en todo el encuentro. El partido se acabó cuando faltaba aún media hora de juego. La entrada de Linares, cuando quedaban 8 minutos, no cambió el resultado, aunque el zaragozano volvió a aportar garra. En la rueda de prensa, Anquela volvió a denunciar las flaquezas del equipo. «Me preocupa todo». «Me preocupa la forma de competir, y ver como hay gente que baja los brazos al primer síntoma de debilidad». «No paro de decir las cosas a la cara y no veo la reacción». «Así no vamos a ningún lado». «No hay sangre». Sin embargo, Anquela sigue alineando  a jugadores cedidos como Owusu o Yeboah, que solo están de paso en Oviedo, mientras deja en el banquillo al canterano Diegui, que hace una semana se reivindicó con un gol, o a Linares, que esta temporada solo ha marcado en el partido amistoso ante el Langreo. El portero azul duda demasiado, la defensa no es contundente, el centro del campo no domina el balón y los delantero, o no reciben pases, o no saben resolver. Demasiadas señales de alerta.

El Real Oviedo, que suma 5 empates, 4 derrotas y solo 3 victorias en 12 jornadas de Liga. Sin embargo, solo está a 5 puntos de la promoción (y a 3 del descenso). El míster ya ha señalado la falta de intensidad de sus jugadores en varias ocasiones, mientras los futbolistas prefieren pasar página y centrarse en el próximo partido. Pero los problemas no se irán por más que quieran mirar hacia otro lado.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter