21:49. LUNES 20 DE NOVIEMBRE DE 2017

El Real Oviedo reacciona y remonta ante el líder

Deportes, Oviedo
6 noviembre, 2017

El Real Oviedo volvió a mostrar ayer dos caras, y la afición pasó de la decepción y los pitos de la primera parte, a la alegría de la segunda, que acabó en remontada. El Lugo, que llegó líder al Carlos Tartiere, con solo 9 goles en contra (12 partidos), perdió su condición, y se llevó de vuelta 3 tantos, fruto de la reacción oviedista.

De inicio, con Linares como único delantero ante la ausencia de Toché, Anquela volvió a apostar por una defensa de cuatro, con Forlín en el trivote, por delante de los centrales. Pero el tempranero gol de los gallegos desbarató los planes del entrenador. Cristian Herrera marcó en el primer tiro a puerta de los lucenses, antes el minuto 10. Al Oviedo le entraron los nervios, y pese a que el míster se desgañitó en la banda para imponer el cambio en el sistema, a los jugadores les costó recolocarse. Anquela situó entonces una defensa con tres centrales (Valentini, Forlín y Carlos Hernández), con dos carrileros (Diegui y Mossa), para dar aire a Mariga y Folch en el centro del campo. Pero pasaron los minutos y el único que atacaba con acierto era el Lugo. Estrelló un balón en el palo y Christian desvió a corner un tiro que iba a puerta, superado Juan Carlos. Los azules se fueron a vestuario con un 0-1 en contra, sin disparar a puerta, y acompañados por los silbidos de la grada.

Una vez más, la charla de Anquela espabiló a los jugadores, que mostraron una cara muy diferente en la segunda mitad. Mossa y Diegui dieron profundidad al equipo, volcado en el ataque. De la insistencia carbayona nació el primer gol, anotado por Saul Berjón de penalti. Miquel derribó a Aarón Ñíguez dentro del área y el árbitro no dudó. Cuatro minutos después, Berjón centro al corazón del área, y Linares anotó de cabeza su primer gol de la temporada en Liga, reivindicándose y poniendo por delante al Real Oviedo. Pero la afición carbayona aún tendría que sufrir. Un centro mal defendido al área de Juan Carlos cayó a los pies de Azeez, que colocó el balón donde quiso, por encima de los tres defensas azules, mientras el portero ni siquiera se movió. Pero en vez de bajar los brazos, como tantas otras veces, el Oviedo tiró de casta. Diez minutos después, llegó el 3-2 definitivo: balón largo de Juan Carlos para Berjón, que la pasó al primer toque a Mossa, quien a pesar de caer empujado por un rival, tuvo tiempo de mandarla al área contraria, a los pies de Ñíguez, que esperó pacientemente el bote adecuado y batió al ‘otro’ Juan Carlos, el portero lucense. Apenas hubo más sustos. Los 3 puntos se quedaron en casa, y los oviedistas se fueron a comer con sensaciones encontradas. La primera parte fue un desastre, pero en la segunda apareció el mejor Oviedo, con Linares como referencia, y un Saúl Berjón protagonista de los 3 goles. Probablemente, los técnicos de la selección islandesa vieron en partido, y se fijaron en Diegui Johannesson. El lateral carbayón ha sido convocado esta mañana con su selección, para disputar dos partidos amistosos que forman parte de la preparación del Mundial de Russia. Diegui se perderá el próximo partido de Liga, ante el Tarragona.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter