16:56. SáBADO 19 DE OCTUBRE DE 2019

El ‘catenaccio’ de Anquela

Deportes
10 diciembre, 2017

Doce puntos de quince posibles. El Real Oviedo está en su mejor momento y ya está, a rueda, del pelotón cabecero. Y ante el Sevi­lla Atlético (antepenúltimo con una sola victoria) el próximo fin de semana, o ante la Cultural en el último partido del año; el Oviedo se va a meter -por fin- en los puestos de privilegio, cuando solo quedará un parti­do para dar por concluida -el 7 de enero- la primera vuelta-. Los carbayones han enderezado el rumbo, mientras que el eterno rival no levanta cabeza, ya está por detrás del Oviedo, y a Paco Herrera le podrían quedar ‘dos telediarios’. Anquela, sigue sien­do, mucho Anquela.

Se rompió Toché y el oviedis­mo comenzó a temblar. Pero mu­chos se habían olvidado de Mi­guel Linares y de su olfato golea­dor. Al Oviedo, además, le sienta bien la defensa de cinco, con tres centrales, y dos ‘gacelas’ en las bandas. Anquela ha echado el ce­rrojo a un equipo que era un cola­dero detrás, y ha dado la alternati­va a Alfonso Herrero, dejando en el banquillo a Juan Carlos. Y co­mo las alegrías nunca vienen so­las, la enfermería se empieza, por fin, a quedar vacía, y el mediapun­ta italiano, Diego Fabbrini, puede ser el mejor regalo de Reyes.

Tras caer 2-0 en Alcorcón y con Toché lesionado, Anquela se vio en un aprieto. La defensa azul hacía aguas, y el Lugo, entonces, líder, era el siguiente visitante del Carlos Tartiere. Fue durante esa semana, cuando el técnico de Li­nares ensayó por primera vez con una defensa de cinco. Y salió bien. El Oviedo ganó el partido y me­joró su imagen ante su afición. El esquema se mantuvo con el Nás­tic (1-2, remontada y primera vic­toria a domicilio), el Valladolid (3-1, la única derrota), el Numancia (3-1) y el Lorca (0-2, segunda vic­toria lejos de casa). El ‘catenaccio’ le sienta bien al Real Oviedo, por más que Anquela niegue la ma­yor, e insista en que su defensa es de tres hombres, con dos carrile­ros de largo recorrido. Un impe­rial Forlín en el centro, escoltado por Christian y Carlos Hernán­dez (Verdés sigue lesionado) y con Mossa y Diegui (o Cotugno) como laterales abiertos, forman el esquema preferido por Anque­la, aunque a lo largo de los parti­dos hay cambios y ajustes. La pre­sencia y contención de McDonald Mariga, y la labor (a menudo des­apercibida) de David Rocha en el centro del campo, también con­tribuyen a cerrar el ‘candado’ del Real Oviedo. Además, no es raro ver a Saúl Berjón o a Linares atra­vesar todo el campo para frenar una contra, o cortar un balón en el área chica.

El pasado sábado, el Real Oviedo regresó de un viaje sin haber encajado un solo gol, algo que no ocurría desde la última jor­nada de la pasada temporada. (El­che-Real Oviedo, 0-2). En sus ocho últimas visitas , había encajado 13 goles. Demasiados para un equi­po que aspira a, como mínimo, disputar la promoción. A la ‘defen­sa inglesa’, se suma también el re­levo en la portería. Anquela sentó a Juan Carlos (demasiados fallos) y dio la alternativa a Alfonso He­rrero, que solo ha recibido un gol en 180 minutos. Ante el Lorca tu­vo poco trabajo, pero resolvió sin apuros las escasas oportunidades de los murcianos. Herrero, 34 ve­ces internacional con las catego­rías inferiores de la Selección, era la pieza que faltaba para cerrar la puerta de la portería azul.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter