10:33. JUEVES 27 DE JUNIO DE 2019

Contratas Iglesias, reduce al mínimo su plantilla

Oviedo
25 marzo, 2011

La constructora asturiana Contratas Iglesias prescindirá de un centenar de trabajadores desde la próxima semana, dejando su plantilla al mínimo. Este ‘cierre técnico’, motivado por la crisis y los retrasos en las obras adjudicadas, ha comenzado a hacerse efectivo esta semana. Parte de sus empleados han disfrutado de unas ‘vacaciones obligatorias’ antes de pasar a engrosar las listas del paro. Sin embargo, no habrá EREs ni regulaciones. La mayoría de estos trabajadores están vinculados a constructora mediante contratos por obra. Y al no haber ‘tajo’, la compañía prescindirá de ellos.
Contratas Iglesias se había hecho con la obra de rehabilitación del convento de las Pelayas, en Oviedo, pero las trabas puestas por las monjas para la ejecución de los trabajos y los retrasos provocados por las administraciones, han obligado a la empresa a dejar aparcado el trabajo. Si finalmente renuncia a él, deberá convocarse un nuevo concurso. También está ‘empantanado’ el spa de Ciudad Naranco, cuya construcción y explotación fue adjudicada por el Ayuntamiento a una UTE de la que Contratas Iglesias es parte integrante. Si no encuentra financiación, el consistorio dará a la empresa un nuevo ultimátum, como ya hizo el pasado verano. Si lo incumple, como ya ha hecho en dos ocasiones, el Ayuntamiento debería rescatar la obra y pagar, al menos, los 3 millones de euros que Contratas Iglesias podría reclamar por la obra ejecutada hasta ahora. También queda en el aire el museo de la Conserva de Candás. El Ayuntamiento de Gozón recibió 1,4 millones de euros del gobierno central para este proyecto, y si no se ejecuta, deberá devolverlos. Por eso busca contrarreloj un millón más para hacer frente a los sobrecostes surgidos. Contratas Iglesias seguirá adelante con otros trabajos de menor calado, como la construcción de un aparcamiento de Pravia. Esta empresa también ‘oposita’ a la construcción de un grupo de viviendas sociales en Mieres. Su oferta reduce en un 43% el presupuesto de licitación, entrando en lo que se conoce como ‘baja temeraria’. Contratas Iglesias deberá justificar como afrontará la obra, con casi la mitad del presupuesto previsto, antes de poder optar a ella.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter