04:58. LUNES 19 DE FEBRERO DE 2018

El Molinón, como bálsamo

Deportes
9 febrero, 2018

El derbi ya es historia, aunque siempre es, para el perdedor, un duro varapalo que hace mellas y deja secuelas. Pero en el fútbol, no conviene mirar atrás. Tras una dura semana, el Sporting necesi­ta con urgencia 3 puntos que per­mitan al equipo de Rubén Baraja abandonar la parte media de la tabla (es décimo) y acercarse a los puestos de promoción. Pero, pase lo que pase hoy, los rojiblancos se­guirán lejos de la ‘zona noble’ (el sexto puesto está a 5 puntos). Lo normal, teniendo en cuenta que el Sporting solo ha ganado uno de los 11 partidos que ha disputado hasta ahora con los equipos que le superan en la clasificación. Y el Numancia, no será un rival cómo­do. Sin hacer ruido, los sorianos se han situado quintos, y están a solo 3 puntos del segundo puesto, y del ascenso directo.

Rubén Baraja no ha logrado que el Sporting reaccione fuera de casa (lleva 4 derrotas consecu­tivas y 7 partidos sin ganar), pero en El Molinón desde que el entre­nador pucelano tomó las riendas del banquillo, los partidos de los rojiblancos se cuentan por victo­rias. 4 de 4. 12 goles a favor y solo 2 en contra. Dos de los nuevos fi­chajes, el centrocampista Hernán Santana y el delantero Nano Mesa (ambos canarios), tuvieron minu­tos en Oviedo, y podrían debutar hoy en el once inicial. El defensa cántabro Alberto Guitián, otro de los refuerzos, también repite con­vocatoria. Las secuelas del derbi podrían provocar cambios en la alineación. Con total seguridad, Jordi Calavera volverá al lateral derecho de la defensa, teniendo en cuenta que Adri Montoro no dio la talla en el Carlos Tartiere. Roberto Canella y Federico Barba tampo­co salieron indemnes del Carlos Tartiere. Quienes no tienen susti­tuto son Michael Santos y Jony, los únicos jugadores que crearon peligro en el derbi, mientras en la banda derecha se alternan Rubén García y Carlos Castro. El mismo equipo que gana con solvencia en El Molinón, evidenció sus limitacio­nes en el Tartiere. Será el ‘Pipo’ Ba­raja quien decida si la alineación de mañana estará condicionada por el derbi, o si es mejor pasar página, y confiar en un equipo que solo ha­ce los deberes en casa.

El Numancia de Soria no atra­viesa una buena racha (1 victoria, 1 derrota y 3 empates desde enero), pero tras superar el pasado sába­do al Reus (1-0), regresó a los pues­tos de promoción. Un solitario gol de Manu del Moral fue suficiente para que los rojiblancos sellasen la primera victoria del año y para seguir soñando con el ascenso. Los numantinos se han reforzado en el mercado de invierno con las incor­poraciones de lateral zurdo Saul García (cedido por el Deportivo), y el saudí Alí Al Namer, manteniendo su política de ‘gasto cero’. Nada de fichajes. Solo cesiones. Y por aho­ra, esta receta le está dando muy buenos resultados al Numancia. El técnico Jagoba Arrasate cuenta con Manu del Moral (ex del Atlético, Sevilla o Getafe) y Guillermo Fernández como máximos goleadores con 5 tantos cada uno, seguido por Pere Milla (4), el delantero cedido por el Eibar. Además, su portero, Aitor Fernández, curtido en Leza­ma, es el cuarto menos goleado de Segunda. Jagoba Arrasate, al fren­te de la plantilla desde 2015, ha con­seguido formar un grupo sólido, y llegar a la 26º jornada con posibili­dades de seguir compitiendo entre los primeros, a pesar de sus malos resultados como visitante. El Nu­mancia solo ha ganado 2 de los 13 partidos que ha disputado lejos de Los Pajaritos (Valladolid y Lugo), sumando 7 empates y 4 derrotas.

El pasado septiembre, tras el derbi del Molinón, un Sporting in­victo viajó a Soria con la posibili­dad de recuperar el liderato, pero fue el Numancia quien se colocó en lo alto de la clasificación tras una contundente victoria (3-0). Los rojiblancos, entrenados en­tonces por Paco Herrera, sufrie­ron la primera derrota, con un doblete del centrocampista Pablo Valcarce (los 2 únicos goles que ha marcado esta temporada) y un tan­to de Alberto Escassi (tampoco ha anotado más). Óscar Whalley sus­tituyó aquella tarde al vigués Ma­riño en la portería, lesionado tras el partido contra el Oviedo. La pobre actuación del meta zaragozano le relegó al banquillo. Solo tres días después, el Numancia visitó Gijón para disputar la tercera ronda de la Copa del Rey. La portería rojiblan­ca fue defendida por el portero del filial, Dani Martín (19 años), que dejó muy buenas sensaciones, de­teniendo un penalti. Un Numancia ‘B’, sin apenas titulares, logró em­patar en El Molinón (1-1), con goles de Scepovic para los rojiblancos y de Higinio para el Numancia. El marcador no se movió en la pró­rroga, y los sorianos se clasifica­ron en los penaltis, acabando con el sueño copero de los rojiblancos. Tercera decepción consecutiva tras empatar contra el Real Oviedo y salir goleado de Los Pajaritos. Mañana, el equipo de Rubén Baraja tiene la oportunidad de cobrarse la re­vancha y tam­bién de firmar su quin­ta vic­toria consecu­tiva en El Molinón.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter