22:31. VIERNES 25 DE MAYO DE 2018

“Podemos bloquea la Junta con su permanente oposición a todo”

Entrevistas
12 febrero, 2018
PEDRO ALBERTO ÁLVAREZ

‘O cambiamos, o nos cambian’, fue uno de los mantras repetidos por Adrián Barbón durante las prima­rias que le auparon a la secretaría general de la FSA. Fiel al ‘no es no’ de Pedro Sánchez, el nuevo líder de los socialistas asturianos lleva ya 5 meses en el cargo, ‘cambiando’ el PSOE desde dentro, y preparando el partido para su primer gran exá­men, las elecciones autonómicas de 2019, aunque se niega a abrir el debate de la candidatura. Joven (39 años recién cumplidos) y forjado en la política municipal (fue alcalde de Laviana), Adrián Barbón encabeza el ‘nuevo’ PSOE, aunque el ‘viejo’ PSOE aún no se ha ido del todo.

.-Se lo tengo que preguntar, aun­que ya se lo han preguntado. ¿Va a ser usted el candidato del PSOE en las próximas elecciones autonomicas?

Como secretario general de la FSA voy a cortar ese debate. No es una cuestión que esté abierta. Es el mo­mento de decir qué queremos, no quién será el candidato.

.-Iván Fernández, alcalde de Corve­ra, y Enrique Fernández, alcalde de San Martín del Rey Aurelio, no pa­recen despertar mayor entusiasmo en la militancia socialista.

Nadie se ha postulado, porque insis­to, no ha llegado el momento. Am­bos son amigos míos, y le aseguro que comparten mi opinión.

.-En los mentideros del viejo PSOE astur, y usted lo sabe, celebran esas hipotéticas candidaturas.

No cometamos los errores del pasa­do. Aún queda mucho tiempo para que se proclamen los candidatos. Pensemos en el presente.

.-Fernando Lastra, hace meses que está en campaña. Les lleva ventaja…

Fernando Lastra es consejero del Principado. Nada más que decir.

.-En octubre, ya le mandó un ‘re­cado’ a Lastra, al recordarle quién manda en el partido.

Solo apunté que soy yo, como secre­tario general, quien traslada las de­cisiones de la FSA. Marco nuestra posición como portavoz del parti­do. Pero no debemos confundir eso con un roce.

.-Conjeturemos. ¿Si se lo ‘‘pide’ la militancia socialista usted daría el paso?

Comprendo que hay expectación y hasta cierto morbo, pero una vez más, he de decirle que no ha llega­do el momento. Tenemos mucho trabajo remodelando y cambiando el partido, y las candidaturas no son mi mayor preocupación.

.-Cabría también otra posibilidad. Adriana Lastra como cartel del PSOE en Asturias.

Adriana Lastra sigue trabajando por Asturias aunque esté en Ma­drid. Adriana es el presente del PSOE asturiano, y también for­mará parte de su futuro. Ya vere­mos cómo.

.-Por cierto, ¿serán primarias abier­tas o ‘capadas’ como en Oviedo, en la AMSO?

Tendremos que decidirlo. Algunas decisiones deben estar abiertas a todos los ciudadanos, y otras a los militantes. Por ejemplo, creo que a la hora de elegir al candidato a la presidencia del Gobierno, debe­ríamos escuchar la opinión de todo el mundo. Pero es un pequeño mu­nicipio, es más lógico que sean los afiliados quienes elijan al candida­to a alcalde.

.-¿Y el término medio entre la pre­sidencia del Gobierno y una alcal­día? Es decir, la candidatura autonómica.

Tendremos que estudiarlo y des­pués tomar una decisión. No hay nada decidido.

.-No cree que la bicefalia, Javier Fernández en el Principado y usted al frente de la FSA, y dos mensajes contrapuestos, ¿pueden volver a pasarle factura al PSOE?

Siempre hubo bicefalia en el PSOE asturiano, excepto en una etapa, de 2012 a 2017. Yo he sido alcalde en Laviana, cuado había otro secreta­rio general en el concejo, y también he asumido los dos cargos al mis­mo tiempo.

.-No me ha respondido.

Nunca deberíamos someter el par­tido a la institución. El partido debe ser siempre fuerte, e independien­te. Cuando el partido se debilita, es cuando empiezan los problemas. Y en Asturias ya ha ocurrido.

.-Se lo pregunto a capón y le pido un respuesta precisa. ¿Cuándo fue la última vez que habló con Javier Fernandez?

Hace una semana.

.-¿Y de qué hablaron?

Nunca revelo el contenido de una conversación privada, ni con el presidente, ni con otros cargos del PSOE, ni con nadie.

.-Los números cantan. El PSOE ob­tuvo 22 diputados en las elecciones autonómicas de 2003, hoy tiene 14. ¿Por qué?

La crisis económica quebró la confianza de los ciudadanos en el PSOE. Hubo una ola ciudadano de enfado, totalmente comprensible, y además surgieron otras opciones políticas. Tenemos que aprender de nuestros errores.

.-Llevan 3 elecciones consecutivas a la baja, ¿Cuál es su fórmula pa­ra frenar el desplome de votos del PSOE en las proximas elecciones autonómicas?

Tenemos que recuperar a los vo­tantes que decepcionamos, y cap­tar nuevos simpatizantes. Necesi­tamos un relevo generacional en las urnas.

.-¿Cómo va a conseguirlo?

Con cercanía, reconociendo nues­tros errores y mejorando la comu­nicación. Tenemos los mismos pro­blemas que los asturianos, y tene­mos que hablarles cara a cara y en su mismo lenguaje. Escuchar será fundamental.

.-Según la encuesta que publicó este periodico en mayo del año pasado, ningún partido obtendrá más de 14 diputados en las proxi­mas elecciones. De nuevo, el PSOE queda en manos de lo que decida Podemos Asturies.

No habrá mayorías absolutas, pe­ro sí mayorías claras. La natural, es dialogar. En los 9 años y 9 días que fui alcalde de Laviana, no perdí una sola votación parlamentaria, y lo­gré la aprobación del Plan General de Ordenación Urbana por unani­midad. No me asustan las mayorías simples y la negociación. La políti­ca es diálogo.

.-Si se dan las circunstancias, ¿pac­taría usted un gobierno de izquierdas con Podemos en Asturias?

Lo natural sería que las izquierdas de la Junta General, que ahora su­man 28 diputados, estén de acuer­do. Los asturianos no comprenden por qué, con estos números, no hay un gobierno estable o pactos más amplios. Es ridículo. No me da miedo pactar, pero pactar implica renunciar a algunas exigencias. Y algunos no quieren ceder en nada. Así no se puede negociar.

.-‘Algunos’, es decir, Podemos.

Hay quien confunde pluralidad con bloqueo, y con un ‘no’ perma­nente. Sus votantes se estarán pre­guntando para qué sirvió su voto de 2015. Recordemos la fallida ne­gociación presupuestaria. El PSOE hizo todo lo posible para llegar a un acuerdo. Pero Podemos se em­peñó en su mensaje del ‘todo o na­da’, y al final, nos quedamos con la ‘nada’.

.-A diferencia de Madrid, en Astu­rias, Izquierda Unida y Podemos no comulgan en la Junta General.

Sus diferencias son cosa suya.

.-¿Mantiene comunicación usted con Podemos Asturies?

Mantengo una relación de cortesía.

.-¿Y con IU?

Hemos tendido los puentes que se habían roto. Cuando llegué a la se­cretaría General, IU daba por fini­quitado el pacto de investidura, pe­ro dialogando, hemos recuperado los lazos de confianza.

.-Si es necesario, ¿pactará con el PP?

No, es imposible. El PP plantea una reducción de impuestos, y por tan­to, de ingresos. Con menos dinero no podemos mantener la sanidad ni los servicios sociales. Prefiero ser sincero a quedar bien. En Asturias no es posible bajar los impuestos.

.-El cierre de las minas no tiene vuelta atrás.

Es posible que antes de acabar 2018, alguno de nuestros pozos sea económicamente rentable. Si consigue ser sostenible tendría que seguir abierto.

.-Pero, para evitar el cierre, debe­ría devolver las ayudas recibidas desde 2011.

Para evitarlo, el gobierno podría presionar a la UE, pero no el PP no lo está haciendo.

.-La central térmica de Lada, que no quema carbón nacional, tam­bién cerrará, en 2020.

Es un gran engaño. A Iberdrola no le importa ni la ecología, ni las emisiones, ni la energía verde. So­lo los dividendos. Ya han amortiza­do las centrales térmicas, y ahora quieren potenciar sus centrales de gas de ciclo combinado. Es el úni­co motivo.

.-La reforma de la financiación autonómica sigue estancada.

Necesitamos un cambio urgente para conseguir un reparto más justo.

.-En otras palabras, más dinero para Asturias.

Nadie discute que, aunque todas las regiones prestamos los mis­mos servicios, en algunas sea más caro que en otras. Asturias tiene una orografía complicada, una población dispersa y enveje­cida, una amplia zona rural… Es cuestión de justicia.

.-Usted y Javier Fernández han ‘chocado’ en la cuestión de la ofi­cialidad del asturiano.

No hay ningún desacuerdo.

.-Usted está a favor, y el presiden­te del Principado, advierte de los riesgos de su implantación.

La oficialidad fue un acuerdo al­canzado en el último congreso del PSOE, y todos los respetamos. Al mismo tiempo, coincidimos en que no se pondrá en marcha du­rante esta legislatura.

.-¿No cree que hay problemas más urgentes?

Por supuesto. La oficialidad del asturiano se lleva planteando dé­cadas, desde la Transición, pero me preocupan más la sanidad, las pensiones, la violencia de género o la educación, y lo reconozco. Sin embargo, Mercedes Fernán­dez parece obsesionada con este debate, y ayer volvió a insistir en el Pleno. En el PP están nervio­sos, porque Ciudadanos les gana terreno, y ni siquiera han conse­guido librarse de Foro.

.-Aún no hay fecha para la entra­da en servicio, total y efectiva, de la Variante de Pajares.

A Íñigo de la Serna le gusta mu­cho venir a Asturias para anunciar inversiones, pero nunca trae pla­zos ni compromisos reales. Aún queda mucho tiempo para que las infraestructuras de nuestra re­gión estén completas, por los con­tinuos retrasos e incumplimientos de Fomento.

.-¿Cuál debería ser, a su juicio, el primer objetivo del PSOE a nivel nacional?

Derogar la reforma laboral del Partido Popular, que solo ha traí­do más precariedad y menos in­gresos en cotizaciones, con todo lo que ello supone. Solo ha crea­do contratos basura con salarios cada vez más bajos. Ese no es el camino de la recuperación.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter