08:47. JUEVES 19 DE SEPTIEMBRE DE 2019

Gabino de Lorenzo ‘busca’ concejales

Oviedo
25 marzo, 2011

Gabino de Lorenzo va con retraso. A tan sólo ocho semanas para una nueva cita electoral, el alcalde de Oviedo aún no ha presentado la candidatura que encabezará el próximo 22 de mayo. De Lorenzo está teniendo serios problemas para ‘cuadrar’ la candidatura y, sobretodo, para encontrar un ‘número dos’ que le suceda como alcalde -siempre y cuando consiga mantenerse en el cargo-, en caso de que se viera obligado a retirarse antes de tiempo.
En las elecciones municipales de 2003, Gabino de Lorenzo se hizo la ‘foto oficial’ en el Parque de Invierno a principios de marzo. En 2007, el escenario elegido fue el Campo San Francisco, y el día un 9 de febrero, quince semanas antes de la cita con las urnas. Este año toca cambiar de parque -la situación no recomienda ‘repetir’ foto en el Paseo del Bombé- pero aún faltan caras que colocar en torno a quien se autoproclamó candidato a la reelección en mayo del año pasado. De Lorenzo fue el primero en postularse, pero junto a Foro Asturias, será el último en presentar su candidatura electoral.
El Partido Popular de Oviedo tendrá que afrontar notorias ausencias en las próximas elecciones municipales. Isabel-Pérez Espinosa ha dejado el Ayuntamiento para encabezar la candidatura del PP a la presidencia del Principado. José Suárez-Arias Cachero y Carmen Manjón se han ‘pasado’ a Foro Asturias, y Concepción García, una de las ‘veteranas’ del equipo municipal (entró en el Ayuntamiento en 1995), ha anunciado que se ‘jubila’ de la política activa. Una retirada a tiempo, ya que pesa sobre ella una petición de la Fiscalía de 10 años de inhabilitación para ejercer cargos públicos, por un supuesto delito de prevaricación cuando era responsable de Consumo. Otro de los ‘históricos’ del consistorio, Jaime Reinares, también tendrá que vérselas con la Justicia tras haber sido denunciado por la divulgación de correos privados, relacionados con el ‘caso Villa Magdalena’. Reinares, por su condición de aforado (también es diputado en Madrid), se ha convertido en un ‘escudo humano’ para Gabino De Lorenzo, aunque podría estar apurando sus últimos días en el consistorio.
Otro de los ‘lugartenientes’ del alcalde de Oviedo, Agustín Iglesias Caunedo, es probable que sea ‘trasvasado’ a la candidatura que el PP presentará a las elecciones autonómicas, si así fuese, el actual diputado regional José Agustín Cuervas Mons, regresaría al redil municipal. La ‘jubilación’ municipal de Reinares, la ‘deslocalización’ de Caunedo y el ‘salto’ de Pérez Espinosa a la política regional, deja al equipo de gobierno sin sus tres ‘pesos pesados’. Hace dos años, Agustín Iglesias Caunedo se ‘ofreció’ a presidir los plenos para que el alcalde pudiera “gestionar el Oviedo del siglo XXI”. Un ‘ofrecimiento’ que algunos interpretaron como un paso al frente para una sucesión que nunca llega. He aquí, otro de los problemas que arrastra Gabino de Lorenzo, que aún no ha encontrado un sucesor a quien entregarle el bastón de mando.
En la próxima candidatura del PP, el actual concejal de Urbanismo Alberto Mortera, tiene asegurado su puesto, al igual que Benjamín Rodríguez Cabañas, que ya ha cumplido tres legislaturas como concejal, ejercitando una labor eficaz y sin sobresaltos. Belén Fernández Acevedo, funcionaria de la Casa, y una de las incorporaciones de 2007, también ocupará uno de los ‘puestos de salida’, junto a Gerardo Antuña que ya suma dos legislaturas en su haber. Por otra parte, la continuidad del abogado Iván de Santiago, salpicado por sus relaciones profesionales con los imputados en el ‘caso Olloniego’, es una de las dudas que aún siguen sin resolverse. Cuenta con la confianza del alcalde, pero su vinculación al ‘pelotazo’ urbanístico que la Justicia investiga en Olloniego, le mantiene en la cuerda floja. Quienes tienen todas las papeletas para quedarse fuera, a excepción de sorpresas de última hora, son Beatriz Paredes, Paloma Gázquez, María Jesús Rodríguez y Silvia Junco, las féminas que hace 4 años representaron la cuota de renovación en el equipo de Gabino de Lorenzo.
Las últimas incorporaciones procedentes de la ‘cantera’ popular, Mario Arias, José Manuel Bocero y Trinidad Ordiz (que aún no ha tomado posesión de su cargo), los ‘rellenos’ de la última candidatura del PP ovetense, podrían escalar algún puesto, aunque no tendrán asegurada un acta de concejal ante el desplome electoral del gabinismo que vaticinan las encuestas. A Gabino de Lorenzo se le agota el tiempo y también las opciones para hacer fichajes de ‘relumbrón’ que adornen su candidatura. Tras ‘tocar’ a los alcaldes de barrio y apenas haber encontrado predisposición (dos incluso han abandonado el PP para pasarse a Foro Asturias), y la negativa de Alfredo Canteli, quien ha decidido mantenerse ‘neutral’ entre el PP y el FAC; el alcalde podría incorporar al presidente de Hostelería de Asturias, José Almeida, -como sostiene el periodista Luis José Ávila- con el fin de tratar de captar el voto de los hosteleros. Además, Almeida ha apoyado públicamente el polémico acuerdo de los macroaparcamientos que cercarán el Campo San Francisco, “los hosteleros sabemos mejor que nadie que para hacer una buena tortilla hay que romper algún huevo”, proclamó, refiriéndose al acuerdo entre el Ayuntamiento y COMAMSA.
A ocho semanas de las elecciones, las incógnitas rodean la candidatura del PP en Oviedo. Si el ‘efecto Cascos’ produce un desplome electoral del PP, en caso de no obtener la mayoría absoluta, Gabino de Lorenzo podría renunciar a su acta de concejal, como ya hizo en 2008 con el acta de diputado que le correspondía, tras perder las elecciones generales como candidato del PP por Asturias. Por eso, el ‘número dos’ de la candidatura -esta vez- será especialmente importante. Si De Lorenzo renuncia al acta de concejal, la lista ‘correría’ un puesto, y el segundo concejal pasaría a ocupar el sillón del alcalde o la portavocía de la oposición. Gabino de Lorenzo se juega mucho en estas elecciones. No sólo está en peligro la mayoría absoluta con la que ha gobernado durante los últimos 15 años, además, sin apenas tiempo, debe designar a un posible ‘delfín’. El aislamiento del alcalde, que ha ido estrechando su círculo de confianza hasta quedarse prácticamente solo, hace que esta decisión ‘salomónica’ y sucesoria sea aún mucho más complicada.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter