23:48. VIERNES 20 DE SEPTIEMBRE DE 2019

Sánchez Ramos toma el control de la FMC, sin el apoyo de Somos

Oviedo
23 marzo, 2018

El consejo rector de la Fundación Municipal de Cultura aprobó esta mañana los nuevos estatutos, que otorga to­do el poder de decisión a Roberto Sánchez Ramos. El concejal de IU, y presidente de la Fundación, ela­borará los presupuestos, firmará los contratos menores, y decidirá sobre la cesión de los teatros ove­tenses. Responsabilidades que has­ta ahora le correspondían al geren­te de la FMC, Roberto Sancifrián, el puesto que Sánchez Ramos quiere suprimir. Sin embargo, los cambios aún no son definitivos (deben pasar por la Junta de Gobierno y el Pleno), y es posible que Roberto Sánchez Ramos no tenga los apoyos necesa­rios para validarlos. Los nue­vos estatutos, tuvieron tres votos a favor (los de Sánchez Ramos y los representantes del PSOE), y tres en contra (dos del PP y uno de Ciuda­danos). El desempate se rompió con el voto de calidad del presidente, el propio Sánchez Ramos. Los repre­sentantes de Somos, Ana Taboada y Fernando Villacampa, ni siquiera se presentaron a la reunión, dejan­do solos a sus socios de gobierno. Su ausencia hubiera provocado la derrota del concejal de Cultura, de no ser por la falta de un tercer edil, el popular Chisco García, quien no acudió por asuntos laborales. “Los concejales de Somos han escurrido el bulto, pensando que con su es­pantada, los estatutos habrían sido rechazados”, apunta el concejal de Ciudadanos, Luis Pacho. “Pero la jugada les salió mal. No contaban con la ausencia de Chisco García”. Si los estatutos llegan al Pleno, y So­mos se abstiene, la suma de los vo­tos del PP y Ciudadanos, tumbarían la propuesta de IU.

María Ablanedo, representan­te del PP en el consejo rector de la FMC, criticó el intento de Sánchez Ramos de imponer sus estatutos, cuando el actual reglamento “fue pactado por todos los grupos polí­ticos”. Además, recuerda que IU in­sistió durante la puesta en marcha de la FMC en la creación del pues­to de gerente, al que debía acceder­se a través de un concurso-oposi­ción, para evitar que se politizase la gestión de la Fundación. “Ahora Roberto Sánchez Ramos ha deci­dido prescindir del gerente y usur­par una labor que no le correspon­de, ya que solo puede realizarla un alto funcionario”. En su opinión, el concejal de Cultura ha acabado con la independencia y la objetividad de la Fundación de Cultura. “La FMC apenas puede asumir la organiza­ción de los actos culturales, y ahora también tendrá que organizar los festejos. Se colapsará”. La conce­jal recuerda que “estamos hablan­do de la Ascensión, el Carnaval a las fiestas de San Mateo, que has­ta ahora habían sido organizadas por la SOF, y que ahora Roberto Sánchez Ramos también quiere controlar”. María Ablanedo inclu­so pone en duda la legalidad de los estatutos modificados. “Tenemos que preguntarnos hasta qué punto la FMC está capacitada para con­tratar y planificar las fiestas”. Tam­bién desde el PP, la concejal Belén Fernández Acevedo, ex presidenta de la SOF, exigió la dimisión del concejal de Cultura, por su “inca­pacidad” en la gestión de La Ascen­sión y el retraso del mercado de ga­nado de Olloniego. A este respecto, Ciudadanos ha propuesto que la or­ganización de los festejos salga de la Fundación, y sea asumida direc­tamente por el Ayuntamiento. Los concejales del PP y Ciudadanos no descartan que el cambio de los esta­tutos promovido por Roberto Sán­chez Ramos, acabe en los tribuna­les, alargando aún más el culebrón de la Fundación Municipal de Cultura.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter