15:56. DOMINGO 15 DE SEPTIEMBRE DE 2019

Suspenso general a Javier Fernández

Asturias
23 marzo, 2018
PEDRO ALBERTO ÁLVAREZ

El presidente del Principado suma un trimestre en blanco más a su etapa de gobierno, cuando se acerca la recta final de una legislatura vacía de contenidos e iniciativas, y la despedida definitiva del político de Mieres

A estas alturas, ya nadie cree que Javier Fernández ‘arranque’ y cumpla las promesas que realizó hace casi tres años, cuando revalidó su cargo de presidente del Principado. Parapetado tras la prórroga presupuestaria, el gobierno regional sigue pasando hojas en blanco en un calendario que se agota. Descartada, desde el primer día, una moción de censura y la convocatoria de elecciones, Javier Fernández ya solo piensa en la retirada. Sus palabras en su segundo discurso de investidura, han resultado premoritorias. “El grupo (parlamentario) que se ensimisme en un soliloquio, que se encastille en su soberbia, será improductivo”. E improductivo está siendo su mandato. El jefe del Ejecutivo regional prometió luchar contra el paro, consolidar el Estado del Bienestar, y propiciar la regeneración. El desempleo se ha reducido, pasando de 89.222 parados (junio de 2015) a 79.705 (febrero de 2018), pero a costa de la pérdida de población (8.000 asturianos menos al año) y de la emigración de los jóvenes en busca de trabajo (en los últimos 3 años, en torno a 10.000 asturianos menores de 30 años, han dejado Asturias). El Estado del Bienestar se mantiene a base de cebar la partida presupuestaria del Salario Social alo tras año, y la regeneración brilla por su ausencia. Prometió luchar contra la corrupción, pero no se han tomado medidas concretas. Prometió transparencia, pero aún no hay ley que la articule. Tampoco se ha aprobado la Ley de Participación Ciudadana, ni la ley para proteger los derechos LGTB, ni la ley que debía garantizar la igualdad entre hombres y mujeres. La “poda de la burocracia”, “el potencial del mundo rural”, o la “credencial de la marca Asturias”, han resultado ser frases huecas. Pura retórica. No hay políticas de atención a los mayores enfermos de parkinson y alzhéimer; ni ley de Servicios Sociales, ni pacto contra la pobreza, ni pacto demográfico, como prometió. El Plan de Ordenación de Recursos Naturales no se ha revisado, ni hay un Plan Especial del Prerrománico. Y la lista es aún más larga. Casi un incumplimiento por cada párrafo del discurso de investidura.

Mercedes Fernández, presidenta del PP y líder de la oposición, apunta que “avanzar y resolver los problemas de los asturianos, no es algo que caracterice al gobierno de Javier Fernández”. La portavoz popular destaca que hay “mucha palabrería, planes, estudios y libros blancos, pero ninguna gestión”. Mercedes Fernández pone como ejemplos el proyecto de Ley de Transparencia, “aún sin aprobar tras más de 5 años en sede parlamentaria”, la “tardanza y parsimonia ante el reto demográfico”, o la fallida negociación presupuestaria. Además, “los asuntos que Javier Fernández decía considerar esenciales para nuestra región, como aseguró en su última intervención en el debate sobre el Estado de la Región, “no pueden dejarse para el último año de legislatura”. Para la líder del PP, el gobierno de Javier Fernández “está intervenido, es prisionero de quienes han tomado las riendas de la FSA. De su aparente entrega a la radicalidad, no saldrá nada bueno para Asturias”.

Emilio León, portavoz de Podemos, señala que Javier Fernández “ha renunciado a gobernar”. Más allá de la falta de iniciativa política, el diputado subraya la ausencia de medidas concretas en materia de Sanidad, Empleo o Vivienda. “Javier Fernández prometió una revisión de las plantillas y la Relación de Puestos de Trabajo del Sespa, de la que no sabemos nada”. Y pone más ejemplos. “Llevamos 4 meses esperando por un informe de Industria sobre el mercado laboral. Tampoco hay noticias”. En materia de Vivienda, “se siguen ejecutando desahucios cada día, mientras el gobierno no toma medidas para rebajar el alquiler, ni sanciona a los bancos por sus prácticas abusivas”. En su opinión, el problema no es que no cumpla sus promesas, sino que ni siquiera ejecuta el presupuesto. “A 31 de noviembre del año pasado, el Servicio Público de Empleo solo había ejecutado el 51% de los 90 millones disponibles. Quedaban casi 45 millones sin gastar, destinados a orientación y formación”. Emilio León cree que Fernández ya solo piensa en el retiro, contagiando su parálisis a sus consejeros.

IU ha sido lo más parecido a un ‘socio de gobierno’ para el PSOE durante esta legislatura, pero Gaspar Llamazares tampoco está satisfecho. “El primer trimestre de 2018 se ha evaporado entre la resaca del fallido presupuesto”. En su opinión, el ejecutivo autonómico “se mueve solo por inercia, afectado además por el bloqueo permanente de otros partidos en la Junta General”, en referencia a Podemos. Sin embargo, Llamazares no da por perdido el último año. “Este será el último periodo de sesiones donde podremos aprobar leyes, y debemos aprovecharlo”. La futura ley de derechos sociales, o la aprobación definitiva de la Ley de Transparencia (“está lista al 75%”) podrían llegar en los próximos meses, si Javier Fernández y sus consejeros salen del sopor. “Nos vemos obligados a ‘tirar’ del gobierno para que cumplan con su obligación. Es ahora o nunca”. La alternativa es dejar pasar los meses, pensando ya en las próximas elecciones.

Desde Foro Asturias, Cristina Coto se suma a las críticas. “Javier Fernández es incapaz de entenderse con las izquierdas, y ahora la nueva FSA ha impuesto un veto al entendimiento con el PP”. La líder Foro recuerda que el año pasado, a pesar de contar con presupuestos, Asturias solo creó 600 empleos, fue la región que más empleo joven destruyó en el último trimestre, y la última en crecimiento económico. “Asturias, lejos de convertirse en la Alemania de España, como prometió Javier Fernández, se ha alejado aún más de nuestro país y de sus regiones más prósperas”. Durante el mandato de Javier Fernández, Asturias se mantiene con la autonomía con menor natalidad, como la autonomía, mayor envejecimiento, y peor tasa de actividad, y según Coto, “sin ninguna autocrítica no habrá cambios”.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Nicanor García, no cree que el último año de Javier Fernández en la presidencia, vaya a destacar por un mayor ritmo de trabajo. “Llevan 3 meses en stand-by, gestionando los créditos extraordinarios a causa de la prórroga presupuestaria. Son 3 meses perdidos”. García teme que en 2018, la mayoría de las inversiones queden sin ejecutar por la desidia del gobierno. “En 3 años no han construido ni una sola escuela infantil, ni potenciado la FP dual, como prometió Fernández en su discurso de investidura”. Haciendo memoria, Nicanor García apunta que “tampoco ha construido ni una carretera. No ha hecho nada relevante”. Además, considera que “el enfrentamiento del ejecutivo con la FSA, añade un lastre más. Si antes era difícil llegar a acuerdos, ahora será imposible”.

El consejero de Presidencia y portavoz del gobierno Guillermo Martínez, eludió valorar para este periódico la acción del ejecutivo durante el primer trimestre del año. Uno de los pocos logros de Javier Fernández, ha sido poner de acuerdo a los 5 partidos de la oposición, unánimes en la crítica a su falta de liderazgo y penosa gestión.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter