10:50. SáBADO 18 DE AGOSTO DE 2018

“Aunque me cortejan dos partidos, he cerrado la puerta de la política”

Entrevistas
11 junio, 2018
PEDRO ALBERTO ÁLVAREZ

Alfredo Canteli no tiene freno y todo lo que se propone, y propone a sus socios, lo cumple -incluso- antes de los plazos establecidos. En 1999 asumió la presidencia de una entidad y un club social, cuyas instalaciones tenían hasta goteras. Casi 20 años después, el Centro Asturiano de Oviedo ha sido ‘reconstruido’ por completo y ofrece unas instalaciones envi­diables, que le convierten en el mejor Centro Asturiano de Espa­ña. A los nuevos campos de fútbol y a las nuevas pistas de pádel, se suma el Pabellón Infantil perfec­tamente soterrado, las nuevas pis­cinas, el spá, la magnifica terraza desde la que se divisa todo Oviedo y media Asturias, sin olvidar sus cuidados jardines, donde crecen plantas de producción y cosecha propia, ya que Canteli también ha puesto en marcha un vivero, para ahorrar costes en la compra de ár­boles y plantas. Desde que Alfredo Canteli tomó las riendas del Cen­tro Asturiano de Oviedo, las inver­siones y mejoras han sido cons­tantes, aplicando un modelo de gestión empresarial a un club de campo que tiene tantos socios co­mo vecinos tienen Candás y Luan­co . A sus 71 años, Canteli sigue en plena forma, y aunque dos parti­dos suspiran por hacerse con sus servicios, el presidente de Centro Asturiano de Oviedo anuncia, en esta entrevista, que ha cerrado la puerta a la política, y que su único afán, además de sus nietos y su fa­milia, es seguir mejorando día tras día, su pequeño gran ‘Pueblo Ejem­plar’ que preside Oviedo desde las alturas del Monte Naranco.

.- Aunque el tiempo, por ahora, no acompaña, ¿cuándo abrirán las piscinas del Centro Asturiano?

El día 15 de junio. Nuestros ope­rarios ya empezaron a trabajar la semana pasada para tenerlo todo a punto. Estarán abiertas hasta el 15 de septiembre, aunque podría­mos ampliar esa fecha hasta que acabe San Mateo, si el tiempo no empeora.

.-¿Cuántos socios, de media, reci­ben las instalaciones del Naranco en un día de verano?

Hemos llegado a contabilizar más de 3.000 entradas, aunque no to­do el mundo va a las piscinas. Hay muchos espacios en el club de campo para disfrutar toman­do el sol, haciendo deporte, o pa­sar el día.

.-Aparcar en el Centro Asturiano ha dejado de ser un problema.

Sí, contamos con más de 600 pla­zas de aparcamiento, transporte público cada hora, y la total cola­boración de los socios y sus invi­tados. Es un ejemplo de gestión y civismo. Además, durante las fies­tas de la Santina reforzamos y ha­bilitamos nuevas zonas de aparcamiento.

.-¿Han recuperado los socios que el club de campo perdió durante la crisis?

Vivimos un momento de estabili­dad, con cerca de 18.000 socios. Y hay altas cada semana, que com­pensan las bajas, la mayoría por fallecimiento.

.-¿El Centro necesita más socios?

Queremos llegar a los 18.300 que teníamos, aproximadamente, an­tes de la crisis, cuando tuvimos un 5% de bajas.

.-¿No han pensado en suprimir la cuota de entrada?

No, forma parte de nuestra políti­ca. Si la suprimiésemos, mañana tendríamos 2.000 nuevos socios. Pero no queremos crecer a cual­quier costa. No lo necesitamos.

.-Pero a más socios, más ingresos.

Y también más masificación y más dificultades para prestar adecua­damente los servicios que pone­mos a disposición de nuestros so­cios. Por otra parte, contamos con unos 500 socios desplazados, que residen fuera de Asturias y que so­lo pagan el 50% de la cuota. Por eso, con unos trescientos socios más, conseguiríamos llegar al ni­vel óptimo.

.-En 2011, presentó un plan de obras e inversiones para ejecutar en 12 años. De aquel plan, ¿queda alguna obra sin hacer?

No. Explicando las cosas, con pa­ciencia y comprensión, hemos lo­grado sacar todas las iniciativas adelante.

.-Cuando llegó a la presidencia, el Centro Asturiano ni siquiera te­nía saneamiento, solo dos pozos negros. Mucho ha cambiado des­de entonces.

Sí, hemos renovado desde el sóta­no al tejado, pasando por la insta­lación eléctrica, en varias ocasio­nes. El Centro es una gran casa, y necesita continuos arreglos. Te­nemos todas las instalaciones en perfectas condiciones. Ojalá el en­torno de San Miguel de Lillo estu­viese en las mismas condiciones.

.-Hace años se ofreció a asumir el cuidado del entorno de los monu­mentos prerrománicos.

Sí, fue al principio de mi mandato, y supongo que pequé de ingenuo. Pero le aseguro que si fuera por mí, no permitiría que el entorno de unos monumentos que son únicos en el mundo, estuviesen tan descuidados.

.-Siempre dice que el Centro apor­ta más a Oviedo de lo que recibe.

Somos un club privado, que fo­menta la cultura, el deporte base y las tradiciones. ¿Cuánto le costa­ría al Ayuntamiento mantener un programa de actividades como el nuestro durante todo el año? No tendría presupuesto suficiente.

.-Supongo que ya se ha cansado de pedirle un convenio al Ayun­tamiento como el que tenían en los tiempos del PP.

Ojalá pudiésemos reeditar ese convenio, pero ahora no es posi­ble. Recibimos las ayudas que nos corresponden por el deporte base, y nada más.

.-¿Cómo es su relación con el al­calde, Wenceslao López?

Correcta y respetuosa. Nos tiene cariño, y yo a él, pero no nos da ni un euro.

.-¿Y con el resto del tripartito?

Ni buena ni mala. Inexistente. Les invitamos a nuestras actividades, pero nunca vienen.

.-El año que viene concluirá su quinto mandato. ¿Se presentará a una sexta reelección?

Depende. Primero, de si los socios quieren. Y segundo, de si manten­go la salud que tengo ahora.

.-Por cierto, le dio ‘calabazas’ a Gabino de Lorenzo en tres oca­siones, pero su nombre sigue so­nando como alcaldable.

Reconozco que me siguen cor­tejando, desde hace tiempo, dos partidos.

.-¿Se deja querer?

No. En su momento no se dieron las circunstancias, y ahora tampo­co. He cerrado esa puerta.

.-A sus 71 años, sigue en plena for­ma. ¿por qué rechaza dar el salto a la política?

Porque escasea la honradez y hay muy poco sentido común. Los po­líticos se empeñan en hacer pasar mentiras por verdades, y eso no va conmigo. Algún día habrá ges­tores en los puestos de gobierno, en vez de políticos corruptos. Pe­ro ese tiempo aún no ha llegado, y cuando lo haga, me pillará muy mayor.

.-¿Cómo ve Oviedo desde su atala­ya del Naranco?

Desde aquí arriba, se ve todo con más perspectiva. Ojalá todo Ovie­do estuviese tan cuidado como nuestro gran jardín.

.-Y con esa perspectiva, cómo va­lora, por ejemplo, la polémica del recinto ferial de Olloniego.

Es fruto de la improvisación, como muchos de los problemas que tie­ne el Ayuntamiento. Y de la nega­tiva a admitir errores. El año pa­sado, el TSJA obligó al consistorio a readmitir a los trabajadores de la Auxiliar de Recaudación. Este año pasó lo mismo con la SOF. Pero no aprenden y siguen impro­visando y gobernando a golpe de ocurrencias.

.-¿A qué cree que se debe?

A que los políticos no son buenos gestores, y no se dejan asesorar por los profesionales que tiene el Ayuntamiento. Si hicieran caso a los técnicos, no habría tantos problemas.

.-¿Qué haría usted con los terrenos de El Cristo y La Vega?

Es más importante saber qué no hacer. Con un poco de sentido co­mún, no se habría construido el Calatrava. En el Cristo y La Vega, no se puede llamar a la puerta del Ministerio con exigencias, y se lo digo por experiencia. Cuando lle­gué a la presidencia del Centro As­turiano, en la Consejería de Cultu­ra no nos querían ni recibir.

.-En este caso, ¿propone mano izquierda?

Si cambias de actitud, estás dis­puesto a negociar y te muestras comprensivo, se consiguen mu­chas más cosas que con exigen­cias. Por eso hoy tenemos unas nuevas piscinas, y una excelente relación con Patrimonio.

.-El próximo 16 de junio, ¿volverá de excursión a Boñar y León?

Sí, acompañaré a los socios por cuarta vez. Visitaremos museos y tendremos un encuentro con nues­tros amigos de la Casa de Asturias en León. Otra tradición que debe­mos cuidar.

.-Aún no ha comenzado el vera­no y ya han elegido a las reinas y al pregonero de las Fiestas de la Santina, que comenzarán el 31 de agosto.

Ya está casi todo preparado. Nues­tro pregonero será el científico y divulgador Amador Menéndez. Y muy pronto tendremos el progra­ma, que, como siempre, ofrecerá deporte, cultura y tradición.

.-Hasta entonces, hay actividades casi todos los días.

En el Centro Asturiano tenemos actividades culturales y deporti­vas casi a diario, no entendemos lo uno sin lo otro. El pasado día 20 completamos la XL Marcha a Co­vadonga, que supuso el estreno de nuestro renovado coro, y ayer cele­bramos la entrega del XVI premio ‘Amor al Deporte’ para José Rion­da, el XII premio a la Deportividad, y los XIV premios a nuestros de­portistas ejemplares.

“Inauguraremos el nuevo gimnasio a principios de 2019”

.-Desde su llegada, ha reformado todo el Centro As­turiano. ¿Qué le queda por hacer?

Siempre quedan proyectos pendientes. El próximo es el nuevo gimnasio, que levantaremos dónde es­taba la anterior piscina climatizada. Ya estamos con los planos.

.-¿Cuánto costará?

Entre 550.000 y 600.000 euros, sin contar el equipa­miento. Estudiaremos una opción de renting para las máquinas.

.-¿Qué plazos se ha fijado?

Lo inauguraremos en el primer trimestre de 2019.

.-¿Seguirá reduciendo la deuda?

Sí. El año pasado, la bajamos en casi 750.000 euros. Este año, el objetivo es reducirla en otros 800.000 euros, sin renunciar a las inversiones.

.-¿A cuánto asciende la deuda del Centro Asturiano?

Algo menos de 5 millones por el crédito de las pisci­nas (pagamos 550.000 euros al año), y menos de un millón a los proveedores. Es una deuda importante, pero tenemos capacidad para cumplir los plazos sin pasar apuros. Periódicamente recibimos la visita de los principales bancos para que trabajemos con ellos. Pero la Caja Rural siempre confió en nosotros, nos dio facilidades, y somos agradecidos.

.-Su gestión se caracteriza por solicitar préstamos a corto plazo. ¿No sería más cómodo pedir créditos con un mayor margen de amortización?

No es mi estilo de gestión. El préstamo más largo, lo tenemos a 10 años de amortización. Podríamos soli­citarlo a 20 o 30 años, pero no compensa y solo gene­ra intereses.

.-¿Y después del gimnasio, qué se propone?

Necesitamos más instalaciones y pistas deportivas cubiertas. Paso a paso, todo llegará.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter