10:50. SáBADO 18 DE AGOSTO DE 2018

El G-3 socialista

Oviedo
11 junio, 2018
LUCÍA GARCÍA

Pedro Sánchez en Madrid, Javier Fernández en el Principado, y Wenceslao López en Oviedo. El nuevo eje Madrid-Asturias-Oviedo. El G-3 de la política nacional, regional, y carbayona. Desde 1991, hace ya la friolera de 27 años, las tres administraciones –estatal, autonómica y local- no habían vuelto a estar en manos socialistas. Por entonces, Felipe González gobernaba en España, Pedro de Silva en Asturias, y Antonio Masip era alcalde de Oviedo. Ahora la “sonrisa del destino” que ironizó -en enero de 2016- Pablo Iglesias, ha propiciado un vuelco inesperado en la política nacional con tres astros alineados en la misma órbita política. Una compleja conjunción astral que se produce cada cuarto –o más- de siglo en Asturias. 27 años después, el PSOE gobierna en España, en Asturias y en Oviedo, algo que no ocurría desde los tiempos de Antonio Masip. ¿Sacará tajada Wenceslao López de la ‘entente’ socialista que manda y gobierna desde el Cabo Peñas hasta más allá de Despeñaperros? Puede que sí, o tal vez no.

Desde hace años, el gobierno central tiene media docena de asignaturas pendientes en la capital asturiana -ampliación del Puente de Nicolás Soria y pasarela (intercambiador) entre las dos estaciones, Ronda Norte, conexión de los depósitos de El Cristo, reunificación de las sedes judiciales…-, que han aumentado tras el ‘cerrojazo’ de la Fábrica de Armas de La Vega y tras el cierre del antiguo Hospital Central. La ‘guerra fría’ que mantuvieron, durante una década, Gabino de Lorenzo y Vicente Álvarez Areces -solo se entendieron para urdir y perpetrar la ruinosa y pestilente ‘operación de los palacios’; y los sucesivos inquilinos de La Moncloa (José María Aznar, Jose Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy); no solucionó ninguno de los entuertos que el Estado tiene enquistados y varados en Oviedo, entre otras razones, porque el ‘cerco a Oviedo’ siempre ha sido una necia realidad imputable a los gobiernos socialistas que se han turnado en el Principado –y lo sigue siendo, no caiga en olvido el cenagal donde juega el Oviedo Rugby-; y cuando Rajoy llegó al gobierno (diciembre de 2011) tampoco barrió para ‘casa’, o lo que es lo mismo, no contribuyó a desbloquear los asuntos pendientes que tiene un Ayuntamiento que, hasta 2015, siempre estuvo gobernado por el PP. Ahora, el tridente socialista que manda en las tres administraciones, ya no tiene excusas, ni tampoco puede endosar o centrifugar responsabilidades entre las distintas administraciones. El PSOE gobierna en Madrid, en Asturias, y en Oviedo, y Wenceslao López tiene que sacar réditos de semejante monopolio político. Un G-3 socialista que tiene la llave para desbloquear y acelerar todo aquello que Oviedo lleva esperando, en algunos casos, más de quince años. La cesión de la Fábrica de la Vega, y el futuro de los terrenos del antiguo hospital central, incluida la recuperación de la Plaza de Toros, está en manos del tridente socialista. Los ovetenses, no perdonarían, que antes de las próximas elecciones, no haya soluciones y respuestas, a los problemas que dejaron enquistados y sin resolver distintas administraciones que nunca hablaron el mismo lenguaje político. A Wenceslao López le ha tocado la lotería cuando falta menos de un año para que los ovetenses hablen en las urnas. Ahora solo falta que el G3 socialista se ponga manos a la obra.

Todos contra todos

En el tripartito no cesan los escobazos. El PSOE contra Somos, Somos contra el PSOE, IU contra Somos, Somos contra IU. Y lo que te rondaré. No hay semana en que el alcalde ‘Wences’ no lea la cartilla a Rubén Rosón (seguro de los trabajadores municipales, recinto ferial en La Vega…). Wenceslao afea y desautoriza a su concejal de Economía, y Somos deja solo al alcalde en sus líos con el Real Oviedo. El más listo, como siempre, Roberto Sánchez Ramos, que en plena tormenta se ha ido de excursión a Nueva Orleáns.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter