00:06. VIERNES 22 DE JUNIO DE 2018

IU, al borde del cisma en Asturias

Asturias, Política
13 junio, 2018

El choque entre la dirección federal de IU y el partido en Asturias, es inminente. La independencia mostrada por la organización asturiana, al negarse a participar en la consulta estatal promovida por Alberto Garzón sobre la confluencia con Podemos y Equo (para repetir una coalición electoral similar a Unidos Podemos) ha tensando las relaciones hasta el punto de situar al partido al borde de la ruptura. IU de Asturias, dirigida por el coordinador general Ramón Argüelles, ha convocado su propia consulta para decidir cómo concurrir a las elecciones municipales y autonómicas de 2019 (en coalición o en solitario), circunscrita al Principado, una decisión que tuvo ayer respuesta desde Madrid. Alberto Garzón espera una «rectificación inmediata», que está lejos de producirse. Las consultas paralelas son la causa directa del enfrentamiento, pero en el fondo subyace la relación de IU y Podemos. Los dirigentes asturianos, consideran que Alberto Garzón se ha sometido a Pablo Iglesias, mientras la cúpula federal apuesta por formar confluencias con Podemos y otros partidos, para tener opciones reales de poder en las próximas elecciones. Para Garzón, la negativa de IU de Asturias a participar en la consulta es «una decisión injustificada que supone una grave lesión a los derechos de la militancia de IU en Asturias», como expone Garzón en una carta remitida a Argüelles, donde también reclama el acta de la reunión dónde se decidió desmarcarse de la consulta a nivel nacional. Las firmas del acta permitirán a la dirección federal identificar quién votó en contra y, llegado el caso «iniciar los procedimientos disciplinarios correspondientes».

En la misiva, Alberto Garzón amenaza con tomar el control de la federación asturiana, y el «derecho a ejercer directamente y en exclusiva todas las competencias de Izquierda Unida sobre el territorio de Asturias, incluyendo el uso de la simbología y denominación de la organización en procesos electorales», impidiendo el uso de las siglas de IU a los ‘díscolos’. El secretario de organización de IU de Asturias, Alejandro Suárez, aseguró ayer que «no vamos a rectificar lo que es correcto», en respuesta a la carta llegada desde la dirección federal, que incluye un ultimátum. La dirección asturiana debe responder en un plazo de cuatro días. Si nadie cede, la ruptura será inevitable, e IU de Asturias podría ser intervenida desde Madrid.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter