10:37. JUEVES 27 DE JUNIO DE 2019

La secretaria de Villa cobraba los cheques de Hunosa para el ‘jefe’ con “sigilo”

Asturias
29 junio, 2018

Carmen Blanco, ex secretaria per­sonal de José Ángel Fernández Vi­lla, cobró durante años, cheques de Hunosa a nombre del ex líder minero. Eran las dietas del comité sindical, pero fueron a parar, ínte­gramente, al bolsillo de Villa, que reconoció quedarse “con el dinero de Hunosa, igual que todos los demás”. La secretaria del ex secretario general del SOMA de­claró como testigo en el juicio contra su antiguo jefe, acusado de la apropiación indebida de más de 400.000 euros. “Primero eran che­ques de más de cien mil pesetas, pero acabaron siendo de más de trescientas mil. Y siempre me pe­día siguilo, decía que no lo fuera contando por ahí”. María Noelia Llaneza, que también trabajó co­mo secretaria de Villa, dio la mis­ma versión. “Cobré siete u ocho cheques que ya me dio firmados, metía el dinero en un sobre y se lo entregaba”.

La tercera sesión del juicio contra Villa, también contó con las declaraciones de agentes de la UCO (Unidad Central Operativa de la Guardia Civil) y de los ex­presidentes de Hunosa. Tanto los agentes como los representantes de la hullera pública recordaron que, desde 1989 y hasta 2001, los pagos por la asistencia al comité intercentros, se hacían a través de cheques nominativos a favor de José Ángel Fernández Villa, como secretario general del SO­MA, quien después debía repar­tir el dinero entre los sindicalistas que participaban en las reuniones para sufragar sus desplazamien­tos y comidas. A partir de 2001, los pagos se realizaban por trans­ferencia, a una cuenta a nombre del SOMA-UGT, que por enton­ces ya no tenía actividad sindical (había pasado a ser el SOMA-Fi­tag-UGT). Teresa Mallada, actual presidenta de Hunosa, apuntó que desde su llegada al cargo (2012), se puso fin a las transferencias. José Ángel Fernández Villa se enfren­ta a una pena de cárcel de hasta 6 años, por un delito continuado de apropiación indebida. Pese a los esfuerzos de la letrada Ana García Boto para evitar la com­parecencia de su defendido, Villa tuvo que sentarse a declarar, y a escuchar los testimonios de quie­nes trabajaron para él en su etapa al frente del SOMA. Los forenses mantienen que su delicado estado de salud no le impide responder las preguntas de los abogados y la Fiscalía. El juicio se retomará la próxima semana, con sesiones programadas para el lunes, y el martes, y el jueves, cuando fina­lizará la vista oral.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter