15:42. MARTES 17 DE JULIO DE 2018

O Moriyón, o Aurelio Martín

Gijón
30 junio, 2018
MARINA GARCÍA

¿Quién dará, junto a Saúl Craviotto, el chupinazo que abrirá la Semana Grande de Gijón?, ¿Carmen Moriyón o Aurelio Martín? Esa es la cuestión que tiene en vilo a las tres izquierdas. Sobre el papel, la primera dama de Gijón tiene muchas más papeletas que el primer espada de Izquierda Unida, de hacer los honores al pregonero y poseedor de la triple corona del piragüismo mundial; entre otras razones, porque, mientras que el ‘rojerío’ municipal no decida lo contrario, Moriyón seguirá empuñando el bastón de mando. Sin embargo, todo es posible en este julio calentito y tormentoso que se nos ha echado encima. Aurelio Martín, como el que no quiere la cosa, ha resucitado el espantajo de la moción de censura. Y a la tercera puede ir la vencida. O no.

Por lo pronto, y a diferencia de las anteriores intentonas, esta vez IU, PSOE y Xixón Sí Puede, han escriturado un calendario de acoso a derribo a Carmen Moriyón que arrancó con la foto que, a tres bandas, se hicieron los tres mosqueteros de las izquierdas (José María Pérez, Mario Suárez del Fueyo y Aurelio Martín) en la sede de IU que actuó como anfitriona, teniendo en cuenta que fue Aurelio Martin quién desempolvo y activó la moción de censura. El próximo miércoles, se celebrará un nueva ‘cumbre’ que deberá de estrechar el círculo de una cuadratura, hasta la fecha, imposible. En las izquierdas salen las cuentas sin calculadora -PSOE, Xixón Sí Puede e IU, suman 15 concejales frente a los 8 que tiene Foro Asturias-, pero el alcaldable que ha de suceder a Carmen Moriyón no sale ni con fórceps. O lo que es lo mismo, hay ‘quorum’ (votos) suficiente para desalojar a Foro Asturias de la poltrona municipal, pero no hay ningún atisbo de acuerdo en las tres izquierdas en relación a quién empuñara el bastón de mando, y al partido que tomará las riendas de la alcaldía en un hipotético gobierno de concentración, eso que ahora se llama tripartito o lo que este periódico ha bautizado como gobierno a la carbayona. Y el tiempo apremia.

Con las cuentas prorrogadas, la acción de gobierno bloqueada por el tripartito opositor, y la amenaza de que el Estado intervenga y meta mano en las ‘tripas’ contables del Ayuntamiento de Gijón; Carmen Moriyón está contra las cuerdas. Y el desenlace –moción de censura o nuevo ‘gatillazo’ de las izquierdas- se va a producir durante este mes con mar de fondo y marejada que salpica mucho más allá del Muro de San Lorenzo. El inesperado vuelco en el gobierno central, la recta final de la actual legislatura y la cuenta atrás electoral, pero también la fiscalización de la cuentas municipales -el equipo de gobierno superó, el año pasado, el límite de gasto por el ‘peaje’ del Salario Municipal que impuso Xixón Sí Puede, han avivado el fantasma de una moción de censura que ya nadie esperaba. La ‘ruleta rusa’ que ha activado Aurelio Martín es la última bala que le queda al tridente de izquierdas para poner fin a la ‘era Moriyón’ y, de paso, erosionar su imagen ahora que la alcaldesa de Gijón ocupa la ‘pole’ de Foro Asturias en el G.P. de las elecciones autonómicas que se celebrarán el próximo año. Sin embargo, Moriyón está tocada, pero no hundida, y a la moción de censura aún le falta más de un hervor, a tan solo 4 días para que José María Pérez, Mario Suárez del Fueyo y Aurelio Martín se vuelvan a ver las caras, para regresar, muy probablemente, al mismo punto de partida. ¿Quién sucederá a Carmen Moriyón?, ¿qué partido gobernará Gijón hasta las próximas elecciones municipales? He aquí, la ‘madre de todas las batallas’ de las izquierdas gijonesas. Hay votos suficientes para desalojar a Carmen Moriyón de la alcaldía, pero no hay ningún consenso entre los tres inquilinos que pretenden su desalojo. Xixón Sí Puede no contempla -ni por asomo- que el PSOE tome el bastón de mando; y en paralelo los socialistas se niegan a un intercambio de cromos (el PSOE gobierna en Oviedo por obra y gracia de la marca local de Podemos), además Mario Suárez del Fueyo se ha autodescartado en la batalla trilera de la sucesión. Y para complicar, aún más, tan endiablado sudoku, la FSA tiene sobre la mesa su primera gran ‘patata caliente’. Llegado el momento -si es que llega- Adrián Barbón tendrá que dar su bendición a José María Pérez, ex ‘arecista’, ex ‘javierista’, y a quién fuera su contrincante en la disputa  (primarias) interna por la secretaria general del PSOE en Asturias; lo que blindaría a ‘Josechu’ como candidato socialista en las próximas elecciones municipales.

En un escenario tan complejo, todas las miradas se dirigen ahora hacia Aurelio Martín (IU), un perro viejo de la política, que ha puesto en marcha el tic-tac de una moción de censura que se viene gestando por capítulos que siempre acaban en un incierto ‘continuará’. El portavoz y concejal de Izquierda Unida, es el tercer hombre y la tercera y única vía,para evitar que vuelva a descarrilar la moción de censura. O Aurelio Martín, o Carmen Moriyón, no hay otra alternativa. El PSOE tiene que mover ficha y tomar una decisión antes del inminente 4-J. Y no parece que los socialistas vayan a entregar la alcaldía a un partido que solo cuenta con 2 concejales en una corporación formada por 27 ediles. Los tres ‘lobitos’ municipales -una vez más- no van a ser capaces de merendarse a ‘Caperucita Moriyón’. El asalto a los cielos de Gijón se está convirtiendo en un infierno para las tres izquierdas.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter