00:46. MARTES 16 DE JULIO DE 2019

Ganar, y convencer

Deportes
20 octubre, 2018
PEDRO ALBERTO ÁLVAREZ

El Real Oviedo necesita un golpe de autoridad en el Carlos Tartiere para recuperar la confianza y tranquilizar a la afición

Al Real Oviedo le basta una victoria para reconciliarse con su afición, y volver (aunque sea momentáneamente) a los puestos de promoción, a la espera del resto de resultados. El equipo de Juan Antonio Anquela, que la semana pasada quedo tocado tras perder ante el Rayo Majadahonda (1-0), se enfrentará esta tarde al Osasuna, un rival muy poco efectivo lejos de El Sadar. En sus primeras cuatro visitas de esta temporada, los rojillos han cosechado solo un punto (tres derrotas y un empate), y marcado un único tanto. El Osasuna está peleado con el gol (9 a favor), casi tanto como el Real Oviedo (10), pero los pamploneses también encajan poco (8 goles en 9 partidos). El golaverage mantiene al equipo de Joseba Arrasate por encima de los azules en la clasificación, al estar igualados en todo lo demás (puntos, victorias, empates y derrotas).

Los navarros necesitan una victoria para romper su mala racha fuera de casa, pero no menos que los carbayones. Los de Anquela ya han dejado escapar 7 puntos del Carlos Tartiere (una victoria, una derrota y dos empates), y el técnico jienense volverá a la receta de los cinco defensas, con dos carrileros de largo recorrido (Mossa y Diegui) para elevar la presión y asegurar la portería de Alfonso. Juan Antonio Anquela no es ajeno a las críticas que están recibiendo algunos jugadores por su bajo rendimiento, y podría introducir cambios en el ‘once’, con la presencia de canteranos, respondiendo a los deseos de la grada. Por ahora, solo el defensa Javi Hernández (90 minutos) y el delantero Steven (6) han tenido la oportunidad de mostrar sus credenciales, aunque hay toda una generación de jóvenes futbolistas que no desentonarían en el primer equipo, y menos aún tras la preocupante respuesta de algunos supuestos titulares. Con cuatro hombres en la enfermería (Toché, Carlos Martínez, Carlos Hernández y el mexicano Alanís), y Yoel Bárcenas recién llegado de su gira asiática de Panamá (fue titular ante Japón y disputó 23 minutos ante Corea del Sur), Juan Antonio Anquela tiene otra oportunidad para dar minutos a los chicos del Vetusta. Los otros jugadores ‘de la casa’, Saúl Berjón y Diegui Johannesson, no pasan por su mejor momento, pero el técnico sigue, por ahora, sin encontrar una alternativa mejor en la plantilla. ¿Tiene miedo, o alguien le impone las alineaciones? Después de la larga reunión celebrada en El Requexón el pasado martes (hora y media de charla) probablemente habrá alguna novedad. No será una revolución, pero si un intento de buscar una reacción en un equipo que necesita ponerse las pilas y disculparse con su público por el plano partido del Wanda Metropolitano, con una victoria en casa. Un equipo como el Real Oviedo, cuyo objetivo es el ascenso, no puede permitirse el lujo de pedir la hora en el minuto 90 ante el humilde Rayo Majadahonda, y menos aún de encajar otro gol en un corner, en el último suspiro. Los saques de esquina ya castigaron a los azules contra el Extremadura, el Elche, o el Zaragoza. Los carbayones solo han logrado dejar la portería a cero en dos ocasiones, ante el Lugo (0-2) y el Albacete (1-0). Cada corner pone en peligro la meta de Alfonso, que está siendo el jugador más fiable del equipo, con dos o tres paradas salvadoras por partido. Y el Osasuna es experto en el balón parado. Encarriló su última victoria ante el Córdoba (3-1) con dos tantos, llegados tras un corner y una falta directa. Por el contrario, los azules solo han marcado un gol a balón parado en los nueve partidos disputados, el tanto de Ramón Folch ante el Albacete, que remató un balón peinado por Joselu tras una falta lateral.

El Oviedo intentará mostrar hoy su mejor versión, la que ofreció al inicio de la segunda parte del partido contra el Albacete, cuando ahogó al rival con una presión alta, que el equipo logró mantener durante muchos minutos. Un planteamiento ofensivo que también dio tranquilidad a Alfonso, sin trabajo la mayor parte del tiempo. Durante los entrenamientos, Anquela ha insistido en la necesidad de tapar a Fran Mérida, el creativo mediocentro barcelonés, que dirige el juego del Osasuna, tras la lesión de Íñigo Pérez, el único descartado en el equipo rojillo. Al margen de concentrar los esfuerzos de la defensa en desactivar a un jugador concreto, Anquela no tiene muchas más opciones. Defensa de cuatro, o de cinco. Y poco más. El entrenador sigue confiando en mediocentros de perfil defensivo, como Folch o Tejera, a pesar de la buena imagen del senegalés Ibrahima Baldé, que en los pocos minutos que ha disputado, ha mostrado su capacidad para conectar con los extremos y la delantera. Si finalmente Aarón Ñíguez regresa hoy al banquillo, la ‘chispa’ del Oviedo por la banda derecha volverá a depender de Yoel Bárcenas, y de su capacidad para entenderse con Joselu, la referencia del ataque azul, que estará marcado muy de cerca por los centrales navarros. Anquela se someterá de nuevo al examen del Carlos Tartiere, y cualquier resultado que no sea una victoria, volverá a poner en cuestión su labor desde el banquillo.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter