00:20. MARTES 16 DE JULIO DE 2019

Premios ejemplares

Editorial
15 octubre, 2018

Con la tradicional visita al Pueblo Ejemplar -espicha incluida con los vecinos de Moal-, la Fundación baja hoy el telón de los Premios Princesa de Asturias 2018. Y lo hace de forma brillante, generosa, y asombrando, un año más, a miles de asturianos, de todas las edades, que han participado en los actos organizados por la Fundación Princesa, que nos ha vuelto a obsequiar con una semana maratoniana e irrepetible. Un ‘extra’, teniendo en cuenta que la Fundación se constituyó para entregar unos premios o galardones anuales. Sin embargo, en los últimos años, y ante la limitación de aforo en el Teatro Campoamor, la Fundación ha puesto en marcha un programa de actos paralelo, y previo a la ceremonia de entrega de los premios, que acerca a los galardonados al gran público, o lo que es lo mismo, a todos aquellos que quieran participar en los actividades de la ya, conocida por todos, Semana de la Fundación.

La presencia de los galardonados en colegios e institutos, multitudinarios encuentros ciudadanos y conferencias, probablemente, será algo inolvidable para quienes han podido preguntar y ver de cerca, a las mentes más lucidas de la Tierra. La Fundación, además de conceder en Oviedo unos premios equiparables a los Nobel, está llevando a cabo una extraordinaria labor educativa y divulgativa, con la presencia de algunos galardonados en las aulas de la región. La Semana Fantástica de la Fundación se vive como si los Reyes Magos llegasen a Asturias en pleno mes de octubre. Y así lo vivieron, esta semana, los estudiantes del Instituto ‘Doña Jimena de Gijón’, con la visita de Sylvia Earle, Premio Princesa de la Concordia 2018, que les habló y concienció sobre la importancia de “proteger y salvar el mar”. De la misma manera, que el ‘padre de la paleogenética’, Svante Pääbo, abrió los ojos y escarbó en la curiosidad de los alumnos del Instituto de Piloña; relatándoles lo que sucedió y como era Asturias hace más de 100.000 años. En el colegio de ‘La Milagrosa’ en Oviedo, también se desarrolló otra ‘campaña de sensibilización’, en este caso para ayudar a los países africanos azotados por todos los males. Y en el Instituto ‘Sánchez Lastra’ de Mieres, la periodista mexicana, Alma Guillermoprieto, Premio Princesa de Comunicación; habló sobre la vida, contó historias, y ánimo a los jóvenes a ‘huir’ de tanto aparato tecnológico (móvil, tablet…) que aporta muy poco a la vida. Alma Guillermoprieto, al igual que otros galardonados, además tuvo tiempo para impartir un seminario exprés de Periodismo en el Niemeyer, a jóvenes periodistas y no tan jóvenes; y para protagonizar un encuentro en el Auditorio de Oviedo con 116 clubes de lectura.

En paralelo, la Fundación Princesa de Asturias sigue abriendo, aunque sea temporalmente, espacios cerrados a los ciudadanos. Esta semana, nos abrió las puertas de la Fábrica de la Vega y convirtió sus abandonadas naves en un set de rodaje, en un cine sin pago por visión, y en un espacio multicultural. Una ambiciosa y espectacular puesta en escena, que empequeñeció a los actos desarrollados en el mismo escenario durante los ‘fuegos fatuos’ de la ‘Noche Blanca’. Cerca de 10.000 personas han disfrutado de los actos que se han celebrado en la ‘Fábrica’ dedicada al maestro, Martin Scorsese’, Premio Princesa de las Artes, que también visitó, acompañado por la Reina Letizia, las antiguas naves convertidas en un espacio para la cultura y la creación. Otro acierto más de la Fundación, aunque nuestras autoridades sigan sin aprovechar el extraordinario potencial de los Premios para -por ejemplo- opositar a que Asturias, algún día, sea Capital Cultural de Europa.

La Fundación Princesa, por amor a la cultura y al conocimiento, ha puesto -un año más- a sus ‘Príncipes’ y ‘Princesas’ a hacer ‘caleyes’ por nuestros pueblos y ciudades. Y ayer, como colofón, el Teatro Campoamor volvió a ser el Teatro de los Sueños. Un altavoz, ‘urbi et orbi’, con apelaciones a la concordia y la esperanza, para construir un mundo mejor. Por muchas razones, hay que felicitar a los galardonados en esta edición, pero también hay que agradecerles el tiempo que nos han dispensado, compartiendo con los asturianos, sus enseñanzas y vivencias. También, es de justicia, reconocer la gran labor y el buen trabajo de la Fundación Princesa de Asturias, que dirige Teresa Sanjurjo, junto a su magnífico equipo de profesionales. Han sido unos Premios sobresalientes y ejemplares.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter