16:54. VIERNES 14 DE DICIEMBRE DE 2018

El oviedismo quiere a ‘la Pantera’

Deportes
4 noviembre, 2018

Anquela tiene en el banquillo la solución a la apatía del Real Oviedo: Ibrahima Baldé, un jugador con hambre de gol

La defensa ‘inglesa’ del Real Oviedo es un lastre para un equipo que sigue muy flojo en el ataque. El Oviedo necesita menos defensas y más delanteros, pero también el regreso de Carlos Hernández al eje de la zaga, teniendo en cuenta el tembleque que le entra al equipo en las jugadas a balón parado. El Carlos Tartiere, desde hace jornadas, es un clamor. Joselu está completamente solo y desasistido, de balones, en el ataque. Y la solución es muy simple: quitar a un defensa y colocar a un mediapunta por detrás de Joselu, para tratar de acabar con la sequía goleadora del Oviedo (7 goles en los últimos 7 partidos). La solución tiene nombre: Ibrahima Baldé. El senegalés ha tenido muy pocas oportunidades en el primer cuarto de la Liga, y no ha sido titular en ninguna de las 11 jornadas disputadas. Solo ha tenido 143 minutos, repartidos en 7 partidos (una media de 20 minutos por encuentro), pero aún así, ha demostrado tener calidad, verticalidad, contundencia y hambre de gol. Además, Ibra tiene la experiencia necesaria para asumir el papel de ‘matador’. Jugó en el Atlético de Madrid, el Numancia y el Osasuna, equipos peleones y luchadores. ‘La pantera’ deja su marca en el césped cada vez que sale a jugar. Con casi 1,90 metros de altura, es una mole difícil de parar para las defensas rivales. El Real Oviedo es una de las últimas oportunidades del delantero de Dakar para destacar, tras pasar por equipos de segundo nivel en Rusia, Francia y Rumanía. Logró regresar a España, pero su estancia en el Real Oviedo no está siendo como él esperaba. Ibra puede ser mucho más que un revulsivo para las segundas partes. Puede ser el compañero perfecto para Joselu, cansado de verse solo y cercado por los centrales rivales. Pero para que Ibra entre, otro tiene que salir. Anquela tendría que volver a la defensa tradicional (dos defensas y dos laterales), y más aún cuando los últimos partidos han demostrado que los tres centrales no garantiza la tranquilidad atrás. Si el Oviedo sigue siendo un flan en defensa, al menos, tendría que dar la cara en el área contraria. El propio Ibra dio la respuesta tras la derrota en tarragona. “Es más fácil con dos delanteros peleando arriba”.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter