10:18. JUEVES 17 DE ENERO DE 2019

Un examen de Primera

Deportes
10 noviembre, 2018
PEDRO ALBERTO ÁLVAREZ

El Real Oviedo afronta esta tarde uno de los grandes exámenes de la temporada, un partido contra un ex Primera, el Deportivo de La Coruña (20:30 horas), que está a solo 2 puntos del ascenso directo, y a 3 de liderato. Y los azules no pasan por un buen momento. Solo han ganado 2 de los últimos 7 partidos (2 victorias, 3 derrotas y 2 empates). A los malos resultados, sobre todo en casa (el Oviedo solo ha ganado 2 de los 6 partidos disputados en el Carlos Tartiere), se suman los problemas lejos de Asturias (7 puntos de 18). Y lo peor es la mala imagen del equipo durante los últimos encuentros. El Real Oviedo solo juega, a rachas, y alterna buenos momentos con ‘pájaras’, y con una más que preocupante debilidad defensiva. 6 de los 12 rivales que se han enfrentado hasta ahora a los carbayones, lograron marcar un gol en su primera llegada al área (el último, el Mallorca). Es necesario muy poco, para hacer daño a una zaga que no acaba de ensamblarse, ni con 4 ni con 5 efectivos. Buscando una solución, Juan Antonio Anquela sacrificó la pasada jornada al meta Juan Carlos, haciendo debutar a Nereo Champagne en Liga. Y aunque Alfonso cometió algunos errores (sobre todo en las salidas por alto) no es el único responsable de los malos resultados. Más bien al contrario, de no ser por el portero toledano, el equipo habría encajado más goles, y se encontraría en una posición más comprometida. Otro de los señalados es Christian, intocable hasta la semana pasada, y que se cayó de la alineación tras la recuperación de Carlos Hernández, al igual que Diegui. El técnico de Jaén también se ha convencido de que Ibrahima Baldé tiene que jugar desde el inicio para reforzar el ataque. La pequeña ‘revolución’ en el once ante el Mallorca (3 cambios respecto al partido en Tarragona), y el cambio de posición de varios jugadores (Bárcenas bajó del extremo al lateral, y Joselu de ‘9’ a segundo delantero) no tuvo el efecto deseado.

A estas alturas de la temporada, el momento de las probaturas ya debería haber pasado, pero Anquela sigue sin encontrar un esquema que aporte soluciones a las deficiencias del equipo. La continuidad del canterano Javier Hernández en la defensa, y el debut goleador de Ibra, son las dos únicas buenas noticias de las últimas semanas, junto a la recuperación del central mexicano Alanís, al igual que Toché, que ya tuvo minutos ante el Mallorca. La baja por lesión de Saúl Berjón podría haber abierto la puerta al canterano Borja Sánchez, ya que el técnico no cuenta con ningún otro jugador para la banda izquierda; pero Anquela optó por darle a Mossa la ‘exclusividad’ de todo el lateral izquierdo, y reforzar el centro del campo con Javi Muñoz o con el músculo de Boateng, sabiendo como se las gasta el Depor.

Tras doce jornadas, al Real Oviedo le ha llegado la hora de afrontar un examen de altura. Un Oviedo muy verde y que solo siembra dudas, aunque tal vez despierte y se desmelene, ahora que le toca medirse a un grande y después al eterno rival. Los azules visitan hoy al Depor que solo ha cedido un empate (ante el Málaga) en los 5 partidos que ha jugado en Riazor, y además lleva siete partido sin perder. Y el derbi espera ya a la vuelta de la esquina.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter