11:17. VIERNES 14 DE DICIEMBRE DE 2018

¿JAQUE O MATE?

Deportes
17 noviembre, 2018

El derbi dictará sentencia. Baraja se la juega y Anquela llega ‘tocado’ y cuestionado al partido más esperado del año

Solo puede ganar uno, y el que pierda no se comerá el turrón en el banquillo rojo o azul. Rubén Baraja llega al Carlos Tartiere sentenciado por la grada de El Molinón. Juan Antonio Anquela, por primera vez desde que llegó al Real Oviedo, está cuestionado por buena parte de la afición. Dos entrenadores en la cuerda floja -uno con la soga en el cuello-, y en su peor momento desde que tomaron las riendas de los dos grandes del fútbol asturiano. Y el derbi dictará sentencia. ¿Jaque o mate?, o ¿jaque mate?. O tal vez las dos cosas. Baraja se la juega en 90 minutos, pero le vale el empate que dejaría muy tocado a Juan Antonio Anquela. Las tablas en el marcador le concederían una prorroga en el banquillo rojiblanco, pero una derrota certificaría el cese o destitución del ‘Pipo’ Baraja. En un derbi todo es posible. 90 minutos para la victoria o la derrota. A tumba abierta. Todo o nada. Muerte o resurrección. Continuidad o destitución. Rubén Baraja y Juan Antonio Anquela, quién lo iba a decir, compartiendo ‘números rojos’ en la clasificación, y en el punto de mira del ‘otro’ partido que se juega hoy en el Carlos Tartiere. Uno de los dos, hoy quedará en fuera de juego, por KO técnico.

Pero las victorias y los goles lo curan todo. En febrero, el Real Oviedo noqueó al Sporting de Gijón (2-1) en el Carlos Tartiere. Sin embargo, los rojiblancos se vinieron arriba -encadenaron 12 partidos sin perder -, y los azules abajo -estuvieron 5 partidos sin ganar-. Por eso, en este derbi de las urgencias y del ultimátum, el Oviedo y el Sporting necesitan una victoria que levante la moral a sus respectivas y alicaídas tropas. Tres puntos que producirían un efecto placebo en el equipo que salga victorioso en el partido más esperado del año, y que probablemente espolearía, al vencedor, hacía los puestos nobles de la clasificación. Con trece jornadas ya disputadas, las distancias empiezan a ser preocupantes, hacia arriba y también hacía abajo. El Real Oviedo está a once puntos del líder (el Granada), a cinco de la promoción, y a tres del descenso. El Sporting está a doce del líder, a seis de la promoción, y a dos puntos de la zona de descenso. Ganar o ganar, ésa es la cuestión para poder resucitar a dos equipos que no están dando la talla y que aún no han conseguido encadenar dos victorias consecutivas. 16 puntos de 39 en juego (Real Oviedo) y 15 de 39 (Sporting de Gijón), reflejan la triste realidad de dos equipos que necesitan, urgentemente, una victoria, y también un revulsivo en los banquillos. Anquela parece agotado y sin ideas más allá de jugar con cuatro o con cinco defensas. Y Baraja, pese a jugar con dos delanteros, echa en falta los goles de Michael Santos, el timón de Sergio Sánchez, el ancla y las ‘patadas’ de Alex Bergantiños, y las galopadas, y asistencias, de Jony. Pero en el fútbol mirar al pasado es un consuelo inútil. El derbi dictará hoy sentencia. ¿Jaque o mate? O las dos cosas.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter