11:30. VIERNES 14 DE DICIEMBRE DE 2018

Podemos y PSOE, ya se entienden

Política
16 noviembre, 2018
PEDRO ALBERTO ÁLVAREZ

El presidente del Principado, Javier Fernández, y el portavoz de la formación morada, Enrique López, escenifican en la Junta General un entendimiento que allana el camino de los nuevos presupuestos

Podemos y el PSOE se entienden, y no solo en Madrid. La negociación de los presupuestos asturianos también avanza, y la sintonía se palpó en el diálogo parlamentario entre el presidente del Principado, Javier Fernández, y el portavoz de Podemos en la Junta General, Enrique López, a cuenta a las listas de espera sanitarias. Durante toda la legislatura, Podemos había sido muy beligerante con la reducción de los tiempos y la necesidad de inversiones. Y aunque no abandona sus iniciativas, las ha trasladado a la mesa de negociación del presupuesto. Por su parte, Javier Fernández, también ha rebajado el tono con el partido morado, mientras prosigue una negociación “que espero, salga bien”. Todo apunta a un pacto PSOE-Podemos (al que se sumaría IU) para aprobar unas nuevas cuentas, y evitar otra prórroga (la segunda) del presupuesto acordado por el PSOE y el PP en 2017. Los socialistas podrían llegar a las elecciones de mayo con una cuentas ‘progresistas y sociales’, enterrando el presupuesto pactado con los populares a cambio de una rebaja en los presupuestos. Y Podemos podría, por fin, influir en las cuentas del Principado, algo que no ha conseguido en toda la legislatura. Probablemente, IU también prestaría sus votos (5) al presupuesto ‘de izquierdas’, aunque su ‘si’ no es necesario. El PSOE (14 escaños) y Podemos (9), alcanzan por sí solos la mayoría absoluta.

Que el presupuesto salga adelante, dependerá en buena medida de las concesiones que el PSOE esté dispuesto a hacer en materia sanitaria. Enrique López expuso  alguna de sus iniciativas, resumidas en seis propuestas (3 económicas, y 3 ‘estructurales), que se resumen en un incremento del gasto en 20 millones, para lograr, a medio plazo “un ahorro de entre 50 y 75 millones”, y la reducción de las listas de espera. Hay más de 100.000 asturianos aguardando una operación, una prueba clínica o una consulta con el especialista, según Podemos (aunque el PSOE minimiza estas cifras, y la solución más rápida para reducir las esperas, es un aumento de personal. Podemos calcula que, contratando 200 nuevas enfermeras, 100 médicos de atención primaria, y unos 60 trabajadores hospitalarios, se acabaría con esta “enfermedad endémica de Asturias”. Enrique López quiso aprovechar ayer el entendimiento entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, para acercarse a Javier Fernández. “Hay un acuerdo a nivel estatal en materia de presupuestos, pero incluso si las cuentas no salen adelante, podremos aplicar las iniciativas pactadas a través de leyes”. Una fórmula que también podría aplicarse a Asturias. “Nuestras propuestas tendrían un impacto presupuestario moderado, confiamos en llegar a un entendimiento”. Por su parte, Javier Fernández, bajó el tono del debate utilizando porcentajes, estadísticas y cifras sobre la sanidad asturiana, recordando que se han puesto varias medidas en marcha para reducir las crónicas listas de espera. “Tenemos el decreto que fija los tiempos máximos, habrá nuevas peonadas y hemos convocado nuevas plazas de empleo público”. Y aunque se remitió a la negociación presupuestaria, rebajó las expectativas de Podemos, ya que “proponen un gasto seguro, a cambio de un ahorro hipotético”. El presidente del Principado también enumeró otros gastos que el gobierno regional tendrá que asumir, sin posibilidad de ahorro, el próximo año: 40 millones extra por la subida del 2,3% de sueldo de los trabajadores sanitarios; 14 millones por la aplicación de la jornada de 35 horas; 19 millones por la aplicación de la carrera profesional de segundo nivel; y 4 millones por el aumento de la plantilla del ERA. Podemos plantea invertir otros 20 millones en personal, una cifra que, por ahora, excede el margen negociador del ejecutivo. “Soy el primero que quiere que la negociación, salga bien, pero tengan en cuenta la realidad”, concluyó Javier Fernández.

Por otra parte, en el intercambio de preguntas y reproches entre el presidente y Gaspar Llamazares, portavoz de IU, no hubo tanta sintonía. Llamazares pidió respuestas sobre la transición energética, la situación de Alcoa y el calendario de ejecución de las infraestructuras en Asturias. Javier Fernández se limitó a recordar que su posición sobre la energía no ha cambiado, que Alcoa es una prioridad, y que el calendario ofrecido por el Ministro de Fomento, José Luis Ábalos, le parece “satisfactorio”, todo lo contrario a Llamazares, quien criticó duramente al ministro socialista por los nuevos retrasos en la entrada en funcionamiento del AVE, o la falta de inversiones en la red de cercanía. El portavoz de IU mostró su “preocupación y alarma” ante los anuncios de la ministra de Transición Energética Teresa Ribera, en cuanto a las centrales térmicas, y ha pedido al presidente que “aumente la presión” sobre el gobierno central, al ver que Ribera “no aumenta el diálogo”. Llamazares ironizó con la intención de Ribera de calmar a las comunidades y a los empresarios, ya que “cada vez que la ministra habla, una empresa anuncia su cierre”.

El PP, oferta sin éxito

Mercedes Fernández, en vista del acercamiento entre Podemos y el PSOE, intentó sin éxito renovar su oferta presupuestario, que facilitó la aprobación de los dos últimos presupuestos (incluyendo el actual, prorrogado). Su apoyo a cambio de una rebaja de impuestos. Sin embargo, el PSOE, a apenas 6 meses de las elecciones, no volverá a ir de la mano del PP. La presidenta del PP, expresó su “preocupación” por el camino que está tomando la negociación entre los partidos de izquierdas. “Apelamos a su ecuanimidad”, aseguró la líder popular, al tender la mano al diálogo presupuestario para alcanzar “un buen acuerdo”. La pregunta del PP, a cuenta de la subida del impuesto de actos jurídicos documentados (vinculado a las hipotecas), sirvió de arranque a Mercedes Fernández para reclamar más bajadas fiscales en Asturias, en contra de las propuestas de Podemos e IU, que contemplan más gasto, y al mismo tiempo, una mayor recaudación elevando los tipos impositivos. Por mucho que se esfuerza Mercedes Fernández en convencer a Javier Fernández de las bondades de su modelo, no se reeditará el pacto PSOE-PP. Los socialistas ya han elegido a su compañero en la aprobación de las cuentas, y tal vez, apoyo o parte del próximo gobierno del Principado, después de las elecciones de mayo. Pero para entonces, Javier Fernández ya habrá concluido su carrera pública, despidiéndose de la Junta General.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter