10:12. JUEVES 17 DE ENERO DE 2019

Se le acaba el tiempo

Deportes
21 diciembre, 2018

A Juan Antonio Anquela le espera una dura cuesta de enero. O el Oviedo reacciona, o el técnico será cesado en el primer mes del nuevo año

Juan Antonio Anquela se comerá el turrón en el Real Oviedo, pero mucho tienen que cambiar las cosas, para que llegue ‘vivo’ y concluya la temporada. Por primera vez, el club ha reconocido, públicamente, que el entrenador está cuestionado y en la cuerda floja. Está, y nunca mejor dicho, en tiempo de prórroga. Pase lo que pase mañana, excepto una abultada derrota que nadie espera, Anquela seguirá -por ahora- al frente del Oviedo. Ha sido ‘indultado’ por Navidad. Aún así, al técnico jienense le espera una complicada cuesta de enero. O el equipo empieza a sumar de tres en tres, y a encadenar victorias, o Anquela será cesado. No habrá más oportunidades. Al técnico jienense se le acaba el tiempo. Los números ponen a Juan Antonio Anquela en el disparadero. Dieciocho jornadas después, y a cuatro de alcanzar el ecuador de la Liga, el Real Oviedo solo ha sumado 23 puntos y deambula un puesto más abajo (12º) de la mitad de la tabla. Por arriba, las distancias empiezan a ser kilométricas. El equipo de Anquela está a 6 puntos del Cádiz que cierra los puestos que dan derecho a jugar la fase de ascenso, y a 10 del Alcorcón que ocupa la quinta posición. Una distancia más que considerable y también preocupante. Y ya puestos a echar números, el Granada (líder) aventaja en 14 puntos al Real Oviedo, el Depor (2º) 12, y el Málaga (3º), el rival de esta tarde, nos saca otros 12 puntos. Hay sobrados motivos para pensar que los azules necesitan una reacción, y hasta un cambio de timón, para tratar de remontar en una clasificación donde las distancias empiezan a ser muy grandes. Tras tres partidos consecutivos sin ganar, con un saldo de dos derrotas, un empate, y un solo punto de nueve posibles, el Oviedo necesita mañana una victoria para despedir un año con más sombras que luces, y con la decepción de no haber disputado, la temporada anterior, la fase de ascenso. Ahora el equipo hace aguas en medio de la tabla, que es lo mismo que decir, en medio de ninguna parte. El rival, el Málaga, no se lo va a poner fácil a un Oviedo que, además, no podrá contar ni con Ibra, ni con Joselu, ni con Saúl Berjón en el ataque. A Anquela solo le queda una bala en la recámara, el delantero murciano Toché, que solo lleva dos goles desde que se recuperó de una nueva lesión, allá por la jornada 21 de la temporada pasada. Y sí Toché sigue sin ver puerta, el técnico tendrá que echar mano del canterano, Steven Prieto, que por ahora solo ha jugado los minutos ‘basura’ con el primer equipo. La cantera tendrá que salir al rescate del Real Oviedo y también al rescate de Juan Antonio Anquela, que vive sus peores horas desde que tomó las riendas de un equipo que sigue sin dar la talla.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter