08:43. VIERNES 19 DE ABRIL DE 2019

‘Operación Reconquista’

Asturias
12 enero, 2019
DAVID ASCASO

Pablo Casado se plantó ayer en Oviedo, para oficiar el ‘bautismo’ político de Tere­sa Mallada y Alfredo Canteli, como can­didatos del Partido Popular a las eleccio­nes municipales y autonómicas que se celebrarán el domingo 26 de mayo. Y lo hizo, exultante, tras el acuerdo de gobier­no alcanzado por las ‘derechas’ para go­bernar en Andalucía, poniendo fin a 36 años de régimen socialista. Sin embargo, en el hotel de La Reconquista se encontró con caras largas, recelos mutuos, y con un partido que sigue dividido en Asturias. Mercedes Fernández aún no ha digerido su defenestración en ‘diferido’ -la decisión ya estaba tomada cuando el pasado lunes acudió a Génova a negociar su continui­dad al frente de la candidatura-. Tampo­co ha salido del estado de shock, su ma­no derecha y secretario general del PP en Asturias, Luis Venta Cueli, ‘el pitoniso’ (“presumo que creo saber quién será el candidato…”), que acompañó y estuvo presente en la reunión donde ‘Cherines’ recibió su finiquito. Además de la defe­nestración de Mercedes Fernández, la di­rección regional del PP ha quedado des­autorizada por Pablo Casado, tras haber reiterado, durante todo el mes de diciem­bre, que “estamos trabajando con Ma­drid en la elaboración de las listas”. Tras la nominación de Teresa Mallada como candidata del PP al Principado, se aveci­nan turbulencias en la nave popular, que ahora emprende una nueva batalla ‘do­méstica’: la confección de las listas. Mer­cedes Fernández hará valer su condición de presidenta, con carácter ‘interino’ has­ta que se despeje su futuro político; para imponer los nombres de quienes acom­pañarán a Teresa Mallada en la candida­tura autonómica. Para calmar los ardores de quién se siente dolida por el trato que le ha dispensado Pablo Casado, es pro­bable que la dirección nacional del PP le haya ofrecido un ‘Ovidio’ a ‘Cherines’, o lo que es lo mismo, un sillón en el Senado. Mención aparte merece Gijón, donde ha­brá un ‘efecto dominó, con otro ‘dedazo’ de Casado. Tras soltar un titular, o ‘canu­tazo’, muy a su estilo (“la reconquista po­lítica del PP ha empezado en Andalucía y la vamos a acabar en Asturias”), Pablo Casado pasó de puntillas por la coalición PP-Foro que ya está en marcha (“llega­remos a acuerdos con todos los partidos con los que compartimos acuerdos y ob­jetivos”), y que progresa adecuadamen­te en Oviedo y Gijón. La intención del presidente del PP es que ambos partidos vayan en una candidatura conjunta, fa­cilitando en Oviedo la alcaldía a Alfredo Canteli, y en Gijón al candidato de Foro, Álvaro Muñiz. ‘Operación Reconquista’, pero también, cuentas de la lechera.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter