00:42. MARTES 16 DE JULIO DE 2019

El gestor eficaz e independiente

Asturias
12 enero, 2019
LUCÍA GARCÍA

A la cuarta fue la vencida. Alfredo Canteli (Teverga, agosto de 1946) será el candidato del PP a la alcaldía de Oviedo. Canteli, hasta en tres ocasiones, le dio calabazas a Gabino de Lorenzo, quién le propuso ser su sucesor. Nacido en la pequeña aldea de Prado, a los pies de los picos de Peña Gradura y Peña Sobia, Canteli es un carbayón- tevergano de pura cepa. Un ‘pata negra’ de Oviedo, y con fina retranca carbayona -a De Lorenzo le regaló unas pequeñas calabazas, cuando el entonces alcalde capitalino, acudió al club social del Centro Asturiano en la calle Uría, con motivo de la inauguración del ascensor que tanto habían reclamado los socios-. Ese mismo año (2009), Canteli nombró socio de honor del Centro Asturiano, a Gabino de Lorenzo, como anteriormente había hecho con el ‘gran’ alcalde, y político centrista, Luis Riera Posada, que en 2003 apadrinó el nacimiento de AsturiasDiario.

Tras el ‘no es no’ a Gabino de Lorenzo (“no se daban las circunstancias”, contaba con exquisita diplomacia), llegaron los cantos de sirena desde Foro Asturias, y más recientemente desde Ciudadanos. Pero Canteli se mantuvo en sus trece, y en junio, en la última entrevista que concedió a un medio de comunicación (AsturiasDiario), confesó que “he cerrado la puerta definitivamente a la política”. Y, por entonces, a fe que era así. Pero en estos tiempos de tanta fugacidad y volatilidad política, y de horizontes temporales por lo incierto del futuro más inmediato; Alfredo Canteli recibió un inesperado regalo de Navidad. Y a la cuarta, aunque tomándose su tiempo, dijo ‘sí’, tras convencer a su inseparable Marta (su mujer), la única voz crítica con este fichaje de altos vuelos municipales.

Alfredo Canteli, nunca ha ocultado su estrecha amistad con Gabino de Lorenzo, aunque no por ello le rindió una ‘obediencia debida’, se hablaron y discutieron, en más de una ocasión, de ‘paisano a paisano’, y tampoco se afilió al PP. Independiente, reservado, familiar y religioso -las malas lenguas le sitúan en la órbita de los ‘kikos’-, Alfredo Canteli tiene dos grandes pasiones: el Centro Asturiano de Oviedo, y sus nietines y dos hijos (Alberto y Alfredo), dos altos ejecutivos mundiales de la telefonía y la publicidad.

Su labor, al frente del Centro Asturiano, con cinco reelecciones -cuatro por abrumadora mayoría-, ha labrado su reconocimiento de gestor eficaz. Y no es para menos. En 1999 asumió la presidencia de una entidad y un club social, cuyas instalaciones tenían hasta goteras y carecían de saneamiento (pozos negros). Casi 20 años después, el Centro Asturiano de Oviedo ha sido ‘reconstruido’ por completo y ofrece unas instalaciones envidiables, que le convierten en el mejor y más coqueto Centro Asturiano de España. Tan grande ha sido el cambio, que parafraseando a Alfonso Guerra, al Centro de Asturiano de Oviedo de hoy, no le conocería “ni la madre que lo parió”.

Canteli, que fue banquero, ha aplicado un modelo de gestión empresarial al Centro Asturiano, saneando las cuentas, atendiendo las amortizaciones, e impulsando continuas inversiones. La última, el nuevo gimnasio que ya está en marcha y que supondrá una inversión cercana a los 600.000 euros, sin derramas, ni subidas de cuotas a los socios, como anteriormente hizo con el Pabellón Infantil, el spa, o las piscinas climatizadas. Tras reflotar y poner ‘guapo’ el Centro Asturiano, la dirección nacional del PP ha elegido a Alfredo Canteli, el eficaz gestor independiente, para que recupere la alcaldía de Oviedo y ponga a la capital asturiana en el sitio que le corresponde, tras cinco años de naderías y tinieblas.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter