23:58. SáBADO 23 DE FEBRERO DE 2019

Las 5 Españas

Política
14 enero, 2019
LUCÍA GARCÍA

Andalucía ha alumbrado un nuevo ecosistema y amanecer. Un ‘pandemonium’ político que tendrá efectos en el akelarre electoral que se nos echa encima. Con los dos mastodontes de la política española en vías de extinción, nuevas criaturas han salido del armario. El terremoto andaluz ha registrado un nuevo e inesperado movimiento tectónico (Vox) España se ‘italianiza’ y se escora a la derecha. Tripartitos a la derecha contra tripartitos a la izquierda. Fin de ciclo y cambio climático. Las ‘cinco Españas’ se verán las caras en el cuarteto electoral que se avecina.

El rompecabezas andaluz es ya el rompecabezas español. Un endiablado puzle que ningún partido es capaz de resolver, y menos individualmente. Las elecciones generales de 2015 certificaron el ‘crack’ y la defunción del bipartidismo. Hasta entonces, el PSOE y el PP se repartían el 80% de los votos, ocupando 300 de los 350 escaños que tiene el Congreso de los Diputados. Pero la irrupción de Podemos y el salto de Ciudadanos a la política nacional, han acabado con el duopolio, aunque persiste la alternancia en el poder, cada vez, más vulnerable. El Partido Popular ganó las elecciones generales de 2015, pero no pudo formar gobierno y se vio obligado a convocar nuevas elecciones (2016) que también ganó con números tan discretos (137 diputados, frente a los186 que obtuvo en 2011 o 154 en 2008 ) como precarios. La corrupción que, desde hace años, carcome al PP, y la conjura que promovió Pedro Sánchez en el Congreso, y a la que se sumaron los partidos independentistas y nacionalistas, y la izquierda radical; detonó en una moción de censura que desalojó, el 1 de junio del pasado año, al PP del gobierno, acabando, al mismo tiempo, con el último diplodocus de la derecha española que, esa misma noche, se dio a la espantada arrojando, definitivamente, la toalla.

El PP ganó las dos últimas elecciones generales, y el PSOE, como no, ganó las elecciones autonómicas que se celebraron en Andalucía el pasado 2 de diciembre. Pero fue un domingo ‘negro’ para el otro mastodonte de la política española. Por primera vez en 36 años, y once elecciones autonómicas, los socialistas se sentarán en los banquillos de la oposición, y el Partido Popular gobernará, en compañía de otros, en la joya de la corona del socialismo desde los tiempos de Felipe González (1982). Fin de un prolongado ciclo que se había convertido en una ‘excepcionalidad’ en la política española -casi 40 años de gobiernos socialistas-, y vuelco en Andalucía que anticipa réplicas del terremoto andaluz en toda España. El espejo andaluz refleja un nuevo hundimiento del Titanic socialista -402.035 votos menos-, pero también del PP - 316.410 votos-, y de Adelante Andalucía (282.519 votos menos en relación a las anteriores elecciones autonómicas). En la otra balanza solo incrementó su cuenta de votos Ciudadanos con un plus de 289.735 papeletas más, y Vox que dio la campanada con 395.978 votos que se tradujeron en 12 diputados que tendrán la última palabra en la endiablada y compleja gobernabilidad de Andalucía. En la España más roja, y en la despensa electoral del PSOE, el bloque de la derecha (PP-Ciudadanos- Vox) ha superado, por primera vez, al bloque de la izquierda (PSOE-Adelante Andalucía) en número de votos y diputados. España gira a la derecha.

La balcanización de la política en España, la aritmética parlamentaria, y la geometría, y geopolítica variable, permiten que el PSOE gobierne España con solo 85 diputados -el PP tiene 137-, y que el PP vaya camino de gobernar Andalucía con solo 26 diputados -en 2008 ganó las elecciones Javier Arenas (PP) sumando 1,5 millones de votos y 50 diputados-, y tras perder 7 escaños en las pasadas elecciones. Las dos últimas elecciones generales han alumbrado un nuevo e incierto tiempo político, donde el bipartidismo ha dejado pasado a tripartitos, y ahora, el terremoto andaluz ha registrado un nuevo e inesperado movimiento tectónico (Vox). Tras la irrupción de Podemos y Ciudadanos que acabaron con el bipartidismo, el cuarteto electoral que se nos avecina, estará marcado por el pentapartidismo que retratan las ‘cinco Españas’. Una nueva era en la política española.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter