08:46. VIERNES 19 DE ABRIL DE 2019

Gijón sin Moriyón

Gijón, Política
18 enero, 2019
ALEJANDRO CAICOYA

Ocho años, y los deberes cumplidos. Ese es el balance e Carmen Moriyón desde que asumió las riendas del Ayuntamiento de Gijón en 2011 En su haber, dos hitos, el desbloqueo y aprobación definitiva del nuevo Plan General de Ordenación (PGO), y el intrincado convenio, a tres bandas, del Plan de Vías que, primero recibió el visto bueno del PP desde el gobierno central, y ahora vuelve a tener luz verde por parte del nuevo ministro de Fomento, el socialista, José Luís Ábalos. Ambas cuestiones, esenciales para el desarrollo de la primera ciudad de Asturias, eran dos de las principales asignaturas pendientes del Ayuntamiento desde hace veinte años; y quedarán resueltas de inmediato aunque no tendrán efectos, por cuestiones administrativas, a orto plazo. Por lo pronto, y con la única abstención del PSOE, el pleno del Ayuntamiento aprobará, antes de que acabe el primer mes del año, el nuevo PGO que reactivará el sector de la construcción. En la misma sesión, la corporación, y por unanimidad, dará su visto bueno al nuevo convenio del Plan de Vías. El último trámite, antes de poner en marcha, la mayor operación urbanística que ha experimentado Gijón en los últimos 50 años, y que supondrá una ‘estratosférica’ inversión pública de 814 millones -90 a cuenta del Ayuntamiento-, para soterrar el trazado ferroviario, construir una nueva estación, crear nuevos espacios urbanos, y poner el marcha -por fin- el Metrotrén que unirá Cabueñes con la estación de Llamaquique en Oviedo. El nuevo PGO, y el Plan de Vías -en ambas cuestiones ha tenido un papel muy relevante el concejal, y ‘número dos’ delAyuntamiento, Fernando Couto-, son los principales logros que deja Carmen Moriyón a Gijón, tras anunciar su salto al barrizal de la política regional, como candidata de Foro Asturias a la presidencia del Principado.

En el ‘debe’ de Carmen Moriyón: la galopante contaminación -fundamentalmente- en la zona Oeste, la zona cero donde confluyen la térmica de Aboño, el puerto de El Musel, la fábrica de cementos de Tudela Veguín, la planta de Arcelor en Veriña, y los ‘hongos’ de Repsol Butano; la degradación de la playa de San Lorenzo; y la paralización de la depuradora del Pisón. Tres asuntos de calado que son problemas ajenos a la gobernanza de Carmen Moriyón, pero que la salpican por su condición de alcaldesa de Gijón. También, y por cuarta vez en sus ocho años al frente del Ayuntamiento de Gijón, el equipo de gobierno afronta 2019 con las cuentas prorrogadas. Un mal menor, teniendo en cuenta que Moriyón siempre ha hecho de la necesidad virtud y que ha gobernado con mucha mano izquierda, alcanzando acuerdos con Xixón Sí Puede, y también con Izquierda Unida.

Tras dos legislaturas y dos elecciones municipales, en las que obtuvo 42.680 votos y 9 concejales (2011), y 36.183 votos y 8 concejales (2015) -Foro Asturias ganó las elecciones y fue el partido más votado en Gijón-; Carmen Moriyón ha gobernado sin apenas sobresaltos una ciudad que estuvo durante 32 años en manos del PSOE. Gijón, siempre fue la Andalucía asturiana, y la única gran ciudad del Principado donde el PSOE gobernó desde las primeras elecciones municipales (1979). Ahora, en la cuenta atrás que la llevará a dejar el Ayuntamiento de Gijón para embarcarse en la política regional, como candidata de Foro Asturias al Principado, Moriyón, la paisana, es la gran esperanza del único partido que tiene ADN asturiano, y que ejerce la acción política sin ataduras ni servidumbres al no depender, ni tener que rendir cuentas, a ningún superior en Madrid o Barcelona.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter