00:20. MARTES 16 DE JULIO DE 2019

El túnel del tiempo

Asturias
18 enero, 2019
ALEJANDRO CAICOYA

Quince años después, aún habrá que esperar hasta 2021 para que los primeros trenes circulen por los nuevos túneles de Pajares. Por tierra, mar y aire, las comunicaciones en Asturias siguen ‘atrapadas’ en el tiempo, y no avanzan en ninguna dirección. ¿Qué hemos hecho para merecer semejante maltrato? Marginación y ‘xenobofia vejatoria’. Así nos trata el gobierno central.

A paso de tortuga, así avanzan las grandes obras e infraestructuras en Asturias. Y ningún gobierno central, ni del PP, ni del PSOE, han cumplido los plazos que anunciaron sus ministros de Fomento. Para colmo de males y retrasos, las menguantes partidas que los Presupuestos Generales del Estado destinan anualmente al Principado, nunca se han ejecutado en su totalidad. Cambian los gobiernos y los ministros de Fomento, pero Asturias sigue incomunicada por tierra, mar y aire. Un pertinaz aislamiento, causado por el déficit secular de comunicaciones, que lastra el crecimiento de una comunidad en la que hay que pagar un peaje por salir, o entrar, en dirección a León, y viceversa. Y mientras que el nuevo gobierno rescata peajes en otras comunidades, desde el 15 de enero cuesta 21 céntimos más circular por la Autovía del Huerna. Y mientras que el AVE vuela en el Corredor Mediterráneo y el gobierno, el de antes, y el de ahora, también acelera el trazado con dirección a Galicia; la Alta Velocidad sigue avanzando sin alas y a la pata coja hacía Asturias. Y mientras tanto Asturias envejece, la comunidad se desertiza, y la población va camino de caer por debajo del millón de habitantes. Asturias Paraíso Natural, pero también Las Batuecas o Las Hurdes del norte. Un hermoso lugar al que es difícil llegar y que, desde octubre, también carece de conexiones y vuelos internacionales, por primera vez en 29 años. Por muchas razones, los asturianos nos merecemos el Premio Princesa de la Paciencia.

He aquí los sonrojantes datos, aunque nadie se sonroja, ni sus señorías de Madrid, ni nuestras señorías asturianas. El gobierno central tardó 25 años, o lo que es lo mismo, un cuarto de siglo, en completar todos los tramos de la Autovía del Cantábrico. El Metrotren de Gijón cumplirá en agosto 19 años sin levantar cabeza y suspendido, y anegado de agua, en el túnel del tiempo. Y la Variante de Pajares, después de haber consumido 3.800 millones de euros, y de llevar casi quince años en obras -nueve desde que concluyó la perforación de los dos túneles-, aún tardará otros cuatro años en entrar en servicio. En total, 18 años de obras y retrasos, cuando el antiguo y centenario trazado ferroviario, que atraviesa el Puente de los Fierros, solo tardó -hace más de cien años- cuatro años en construirse, a pico y pala, y explosiones de dinamita, ya que por entonces, no está de más recordar, que no había potentes y gigantescas tuneladoras.

La Variante de Pajares, y la llegada de la Alta Velocidad al Principado, es un fracaso y un continuo incumplimiento (plazos de ejecución) compartido, a partes iguales, por los gobiernos del PP y del PSOE. José María Aznar fechó su apertura para 2010. José Luis Rodríguez Zapatero, tan atrevido él, adelantó su apertura a 2009, hasta que llegó con las tijeras su ministro de Fomento, ‘Pepiño Blanco’. Mariano Rajoy elevó el retraso hasta 2014, después a 2015, y finalmente abrió los ojos a la triste y cruda realidad, fijando la apertura de los túneles para el 2021. Y en esas seguimos, ya que el nuevo titular de Fomento, el socialista, José Luis Ábalos, ha dado por buena esa fecha. Si no sucede nada raro, que sucederá, dentro de tres años finalizarán las obras de la Variante Ferroviaria de Pajares. Pero habrá que tocar madera, ya que un bloqueo de los nuevos Presupuestos Generales del Estado que ayer presentó Pedro Sánchez, las elecciones generales o un adelanto electoral, y la formación de un nuevo gobierno, podría volver a cambiar, y a retrasar, la errática llegada de la Alta Velocidad al Principado y la apertura de los túneles donde el tiempo se ha detenido, y los trenes siguen sin circular en ninguna dirección.

La Variante de Pajares es la principal asignatura pendiente que tiene el Estado con Asturias, pero la lista de incumplimientos del ministerio de Fomento, da para otra cuartilla y hace ya tiempo que los asturianos recitamos de memoria los incumplimientos del Estado. A saber: Ronda Norte de Oviedo, tercer carril de la ‘Y’, soterramiento del trazado ferroviario en Avilés y Langreo, ampliación del túnel de Nicolás Soria, Plan de Vías de Gijón, mejora de las líneas de FEVE y Cercanías, desarrollo de la Autovía del Suroccidente con dirección a Ponferrada y Galicia, Autopista del Mar, eliminación del Peaje del Huerna, accesos al puerto de El Musel… Desde luego, no hay ninguna otra comunidad en España, que esté tan aislada y olvidada por el gobierno central. ¿Qué hemos hecho para merecer semejante maltrato? Marginación y ‘xenobofia’ vejatoria a Asturias.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter