00:03. SáBADO 23 DE FEBRERO DE 2019

En paños menores

Oviedo
6 febrero, 2019
LEONOR DÍAZ

Mercedes Fernández, y su pequeña tropa, han recibido un nuevo aviso que, esta vez, tiene pinta de ultimátum, “o colaboran” con el nuevo ‘orden establecido’ en el Partido Popular de Asturias; o la dirección nacional del partido enviará a Oviedo a sus ‘hombres de negro’ para ‘intervenir’ al PP de Asturias y poner al frente a una gestora que se haga cargo del partido, hasta que las aguas vuelvan a su cauce, mediante un congreso extraordinario. Desde que Pablo Casado visitó Asturias para bendecir el nombramiento -por decreto presidencial- de Teresa Mallada y Alfredo Canteli, como candidatos del PP al Principado y al Ayuntamiento de Oviedo; la dirección regional del partido no ha convocado a su comité ejecutivo para poner en marcha la maquinaria electoral. Y para echar más leña al fuego, Luis Venta Cueli, el ‘pitoniso’ (“presumo de saber quién será el candidato”), se despachó en La Nueva España con una incendiaría proclama en defensa de su presidenta y mártir en la causa interna que libra el PP. Entre otras lindezas, el diputado autonómico y secretario general del PP en Asturias, ventilaba que “la decisión de que no sea ella (Mercedes Fernández) quién encabece la candidatura del PP a las próximas elecciones autonómicas me parece desacertada e injusta”. Aunque el lacrimógeno artículo de Venta Cueli, tenía una intención ‘preventiva’ para recordar quién es aún la presidenta del Partido Popular en Asturias, y por consiguiente, quién tiene -así lo establecen los estatutos del partido- la potestad para confeccionar las candidaturas electorales; ha tenido efectos de declaración de guerra en Génova. Una torpeza manifiesta, probablemente dictada por Mercedes Fernández, y firmada por un secretario general regional, que cuestiona la decisión de su presidente, Pablo Casado. A estas horas, el ‘pitoniso’ tendría que estar cesado por pérdida de confianza, y desacato a la autoridad, pero la dirección nacional del partido ha sido benevolente con Luis Venta Cueli y, por ahora, solo le ha leído la cartilla. El martes, Cueli, que es miembro, además, del comité ejecutivo nacional del PP, recibió una severa reprimenda -en Génova- por parte de Teodoro García Egea, secretario general del partido; y Javier Maroto, vicesecretario de Organización; en una reunión en la que también estuvo presente Teresa Mallada. García Egea y Maroto, instaron a Venta Cueli, a ponerse a “disposición” de Mallada, y también a facilitarle los “recursos materiales y humanos” necesarios para que la candidata pueda llevar a cabo la campaña electoral que ya está en marcha. En plata, Teresa Mallada necesita ‘medios’ (dinero), y Mercedes Fernández, que lleva tres semanas ‘desaparecida’ y haciéndose la estrecha, tiene que facilitarle todo aquello que pida. En cuanto a la composición y formación de las candidaturas, ‘Cherines’ tendrá que consensuar el parte de ‘altas’ y ‘bajas’, con Teresa Mallada. Otra desautorización más. Y van… Probablemente, y a estas horas, Mercedes Fernández ya está sentenciada por la dirección nacional del PP, y no parece que se vaya a mover ninguna ‘puerta giratoria’ para recolocarla en agradecimiento a los servicios prestados por la insubordinada y celosa presidenta del PP en Asturias. ‘Cherines’, aunque ella piensa, a buen seguro, todo lo contrario, no es un problema para el PP nacional, entre otras razones, porque no tiene tropa más allá de Cueli, Marín, Susana López y Ares y compañía. Y sin ‘indios’, no se puede hacer, ni declarar la guerra, más allá de las ‘lloradas’ de Luis Venta Cueli en La Nueva España. En Oviedo, sigue mandando Agustín Iglesias Caunedo, que ha salido victorioso de la política de hechos consumados -y dedazos- emprendida por Pablo Casado, y que ha colocado en el disparadero a Mercedes Fernández, qué - paradojicamente- llevaba dos años tratando de ajusticiar a Caunedo, con la ayuda de Maroto. En Gijón, la otra gran plaza, se avecina un ‘efecto dominó’ que se llevará por delante los restos del naufragio político de una presidenta que ha perdido dos elecciones autonómicas y que ha dejado al PP, diga lo que diga el alma cándida de Luis Venta Cueli, en paños menores, en números rojos, y gobernando -únicamente- en 9 ayuntamientos de muy poco fuste (Villayón, Coaña, San Tirso de Abres…).

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter