13:18. MARTES 21 DE MAYO DE 2019

Eficaz gestor y gran vendedor

Gijón
1 marzo, 2019

El ‘fiu’ de Álvaro y María de la Natividad, un buen -y avispado- rapaz que estudió en el Colegio de la Inmaculada, y que creció en el barrio de La Arena, donde sigue viviendo; mañana recibirá los ‘atributos’ como candidato de Foro a la alcaldía de Gijón. Con 66 años, y jubilado ha­ce menos de un mes, Álvaro Muñiz tendría que estar haciendo el Camino de Santiago, sin em­bargo, se ha embarcado en una tardía aventura política, tras haber sido tentado por Francisco Álvarez-Cascos, hace ya ocho años, y más re­cientemente por Ciudadanos. Álvaro Muñiz, que ha dedicado tres cuartas partes de su vida a la Cámara de Comercio de Gijón, donde llegó con tan solo 21 años para “ayudar un par de sema­nas” mientras estudiaba la carrera de Empresa­riales; en agosto del año pasado recibió, duran­te las fiestas de Begoña, la inesperada llamada de Carmen Moriyón. Y, esta vez, dio ‘el sí quiero’ que mañana le convertirá en el sucesor de la primera dama, y primera paisana, de Gijón.

Eficaz gestor y gran vendedor, Álvaro Muñiz ha convertido un recinto ferial en todo un ‘porta­viones’ que genera flujos comerciales, a lo largo de todo el año, y hasta una envidiable caja de 3,5 millones de euros, solo en concepto de venta de entradas (FIDMA). Una cuantía que supera, in­cluso, al dinero que ingresa el Sporting por venta de abonos y entradas. Gijonés de pura cepa -na­ció en la Gota de Leche-, padre de dos hijos (Ál­varo y Pablo), de costumbres mundanas y sen­cillas, y de veraneos en Mansilla de las Mulas (León); además de liberal impenitente que nun­ca ha ocultado su admiración por Vicente Álva­rez Areces (“Tini transformó Gijón”, me contó semanas antes de su inesperado fallecimiento), Álvaro Muñiz está llamado a liderar un nuevo ciclo político en la primera ciudad de Asturias.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter