07:23. JUEVES 21 DE NOVIEMBRE DE 2019

Otro ‘Zapatero’

Editorial
24 febrero, 2019

El presidente más efímero del gobierno español en tiempos de democracia, cumplió ayer su ‘amenaza’ y volvió a aprobar una nueva batería de decretos que aumentarán, aún más, el galopante déficit de las cuentas públicas y, por consiguiente, obligarán al próximo gobierno a un severo ajuste que por lo pronto alcanzará los 13.800 millones de euros. Ese es el ‘agujero’ y la herencia que recibirá el nuevo ejecutivo, tras estos fallidos e irresponsables nueve meses de gobierno de Pedro Sánchez. Un nuevo ‘Zapatero’ que ve ‘brotes verdes’ aunque solo cultiva ‘números rojos’.

Con fines electorales, el jefe del ejecutivo anunció, hace unos días, la mayor convocatoria de empleo público de la historia, y ayer en su último Consejo de Ministros antes de convocar elecciones generales anticipadas, volvió a las andadas decretando nuevas medidas (equiparación de los permisos de paternidad, regulación de alquileres…) que volverán a penalizar el bolsillo de los contribuyentes y a incrementar el déficit. En el ocaso de su efímera y narcisista gobernanza, Pedro Sánchez sigue haciendo un uso torticero de los resortes del poder y hasta una utilización perversa de las instituciones del Estado. Y en su huída a ninguna parte, el ya jefe de gobierno saliente, aboca a España a un futuro incierto. Sus fastos electorales (decretos ley) van a disparar la deuda y probablemente acelerarán el frenazo económico que ya se avista en el horizonte. Por lo pronto, la industria entró ayer en recesión tras cinco años de continuo crecimiento.

Aunque el frenazo de la industria tiene su origen en factores exteriores (caída de las ventas en los mercados, estancamiento de la economía en la eurozona, efectos del ‘Brexit’…), el gobierno no ha hecho los deberes que son necesarios para hacer frente a la desaceleración económica que se nos avecina, como el impulso de medidas y políticas adecuadas que reactiven los pedidos del exterior. La política irresponsable de Pedro Sánchez, eso sí, solo le ha llevado a incrementar el gasto público como cebo político de cara al cuarteto electoral que nos espera en los próximos dos meses. La subida del Salario Mínimo Interprofesional, el incremento -aunque mínimode las pensiones, el aumento de sueldo a los funcionarios, y la convocatoria “histórica” de empleo público; tienen un coste que superará los 14.000 millones, lo que obligará al próximo gobierno a realizar severos ajustes, con cargo a los contribuyentes, para contener el fuerte aumento del déficit público y corregir la desviación del objetivo marcado por la Comisión Europea.

Tras una década de galopante e interminable crisis, la economía de la UE está en su nivel más bajo desde 2014. España crece (0,7%) por encima de Francia y Alemania, pero lo hace muy débilmente y con preocupantes síntomas de un nuevo enfriamiento de la economía ahora que nuestro país comenzaba a levantar la cabeza. El ocaso de Pedro Sánchez, y sus políticas irresponsables, acelerarán el frenazo de nuestra economía tras nueves meses perdidos inútilmente, que se ampliarán con la convocatoria de elecciones y la formación de un nuevo gobierno.

Nueve meses perdidos

El ‘carpetazo’ de Pedro Sánchez a la legislatura tiene efectos colaterales en Asturias, entre otros, ha quedado pendiente la firma del nuevo convenio del ‘Plan de Vías’, y con el piloto automático de las elecciones ya encendido, no parece que el ministro de Fomento vaya a cumplir la lluvia de promesas que anunció cuando visitó la comunidad en el pasado mes de noviembre. En realidad, casi cuatro meses después, apenas ha habido avances en ninguna dirección en la cartera de Fomento y en relación a nuestra comunidad. Y no todo son actuaciones o infraestructuras complejas, como el desarrollo de la Ronda Norte de Oviedo, o la llegada de la Alta Velocidad a Asturias; el ensanche del puente de Nicolás Soria es una actuación, de menor calado, que ningún ministro de Fomento nunca ha resuelto. Ni los del PP, ni tampoco los del PSOE.

A cámara lenta también avanzan las negociaciones para que el Ayuntamiento de Oviedo pueda recuperar, y abrir a la ciudadanía, los terrenos de la antigua Fábrica de Armas de La Vega. La visita ‘exprés’, esta semana, de la ministra de Defensa, Margarita Robles, que se sumó al homenaje tributado a la Brigada de Salvamento Minero, pudo haber servido para algo más que una visita de cortesía. Pero no hubo ‘foto’ a pie de la Fábrica de Armas, y tampoco ninguna declaración de intenciones al respecto, como tampoco de los contratos y pedidos que tiene en marcha el gobierno, y que necesita -al menos un lote- la fábrica de armamento de Trubia, para mantener la actividad y dar carga de trabajo a sus empleados. Cuando acaben las elecciones, el nuevo equipo de gobierno del Ayuntamiento, es probable que tenga que negociar con un nuevo interlocutor. Y ya sería, el tercer ministro desde que el consistorio emprendió las negociaciones con Madrid.

La única noticia positiva para Asturias es la reactivación del centro de enfermedades neurológicas ‘Stephen Hawking’ en Langreo. La ministra de Sanidad, la asturiana, Dolores Carcedo, ha nombrado al equipo gestor que ahora tendrá que poner en marcha el equipamiento. Aún así, es un pobre balance para Asturias y otros nueve meses perdidos.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter