10:39. JUEVES 27 DE JUNIO DE 2019

Segundo asalto

Elecciones
21 mayo, 2019
MAR DÍAZ

El PSOE y el PP, las derechas y las izquierdas, se volverán a ver las caras dentro de ocho días. Un ‘hat trick’ electoral, municipales, autonómicas y europeas, aunque esta última convocatoria pasando desapercibida con tanto frenesí electoral. El domingo 26 de mayo, el PSOE tratará de revalidar su victoria en las elecciones generales, amplificando su poder a los ayuntamientos y comunidades autónomas. El PP, o mejor dicho, Pablo Casado, se la juega, y difícilmente aguantará un nuevo descalabro en las urnas. Al Partido Popular ya no le vale, con seguir ganando elecciones en Galicia, Castilla y León, en la región de Murcia, o La Rioja; sí España se vuelve a teñir de rojo, y el PP pierde la comunidad de Madrid y no recupera Valencia. La capital de España es la joya de la corona de la política nacional y el ‘kilómetro cero’, donde todo empieza y todo acaba. Y sí el PP pierde la Comunidad de Madrid donde gobierna desde 1995 –los sondeos pronostican que los populares perderán casi la mitad de los 48 diputados que tienen- y no recupera la alcaldía capitalina -en 2015 el PP fue el partido más votado-, Pablo Casado tendrá los días contados al frente de la zozobrante nave popular. En la ‘batalla’ de Madrid hay más que una comunidad y un ayuntamiento en juego. Con el PP en caída libre, solo un pacto del triunvirato de derechas podrá evitar la nueva debacle que se avecina en Génova 13. El ‘empate técnico’ que alumbran las encuestas, lo puede romper VOX que irrumpirá en Madrid, Ayuntamiento y Asamblea de Madrid, por la puerta grande. Según la última encuesta del CIS, que siempre hay que coger con pinzas pese al acierto que tuvo en su predicción demoscópica para las pasadas elecciones generales; el PSOE será el partido más votado en 10 de las 12 comunidades autónomas donde se van a celebrar elecciones. O lo que es lo mismo, el PP no ganará en ninguna comunidad. En Cantabria, podría ganar el PRC de Miguel Ángel Revilla. Y en Navarra, Navarra Suma, una coalición formada por el PP, Ciudadanos y UPN. Son los únicos dos territorios vedados para este nuevo y triunfante PSOE, que en las anteriores elecciones autonómicas (2015) solo ganó en Asturias y en Extremadura. Además de las comunidades, el PP también va camino de perder las elecciones en Barcelona, Valencia, Sevilla o Zaragoza. Impulsado por una victoria que el PSOE no conocía desde 2008 en tiempos de José Luis Rodríguez Zapatero, los socialistas confían en sumar a su poder central el poder territorial, autonómico y municipal. Un ‘efecto contagio’ a cuenta del 28-A. Y réplicas socialistas por toda España. Una segunda vuelta que puede dejar tocado y hundido a Pablo Casado. Emparedado entre Ciudadanos y VOX, el voto del Partido Popular ha sido ‘opado’. Divide y perderás, como profetizó este periódico antes de las pasadas elecciones.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter