03:23. LUNES 16 DE DICIEMBRE DE 2019

Pacheta suma y sigue

Deportes
18 diciembre, 2011

El Real Oviedo lleva nueve semanas sin conocer la derrota. Siete triunfos y dos empates que han disparado a los azules hasta la tercera plaza de la clasificación

José Rojo ‘Pacheta’ no cambia de discurso ni tiene intención de hacerlo. Si las cosas funcionan, funcionan: el peso de la eficacia de los resultados sobre la eficiencia en el juego. El técnico burgalés no esconde el manual de instrucciones: solidez defensiva, presión en campo contrario y segundas jugadas. Sota, caballo y rey, o dicho de otra manera, competir y ganar, antes que jugar bien y arriesgarse a perder.

Desde que en el Real Oviedo tomaron la decisión de abrir la puerta al ‘efecto Pacheta’, el balance de resultados no puede ofrecer mejores dividendos: el burgalés lleva al frente del banquillo 33 partidos, tres de ellos en la presente edición de la Copa del Rey. En todo este tiempo -diez meses y cinco días- acumula 21 victorias, 6 empates y otras tantas derrotas. Un total de 63 puntos de 90 posibles. El promedio es arrollador, y el marcador no engaña.

Pacheta se está superando a sí mismo, mejorando sensiblemente lo conseguido en el tramo final de la pasada Temporada, en la que rescató al equipo del peligro del descenso, y apenas le faltaron tres semanas para rozar una Fase de Ascenso que se antojaba imposible. El Oviedo acabó la Liga en octava posición con 58 puntos a solo siete del cuarto clasificado, manteniendo la incertidumbre hasta las últimas jornadas, algo impensable trece semanas antes. En este último tercio del Campeonato, Pacheta hizo del Oviedo el equipo con mejor promedio de puntuación del Grupo II, sumando 32 puntos de 39 posibles, dejando escapar apenas dos empates y una dolorosa derrota eso sí, ante la Cultural Leonesa, cuando la euforia de la grada ya estaba disparada, y la ‘Marea Azul’ entregada a sus viajes de apoyo ‘en masa’. Fue ahí donde acabó el sueño, pero no la senda del triunfo, puesto que las últimas cinco semanas se saldaron con cinco triunfos carbayones.

Esta Temporada, las desconfianzas de quienes no veían en el sistema de Pacheta un modelo a seguir, por aquello de apostar antes por el resultado que por el buen juego, se tornaron en críticas muy duras cuando al inicio de la presente campaña los azules acumulaban cuatro jornadas sin ganar, pero lo que es peor, con tres derrotas y un empate. Colistas y abrumados, los jugadores buscaron refugio en una de esas ya célebres frases del técnico burgalés: “Ganar al Atleti… ganar al Atleti… ganar al Atleti…”, y así hasta la saciedad. Ganaron. Y se acabó el problema, hasta que apareció el Alcalá y les hizo bajar de la nube. Desde que los azules sufriesen esa humillante derrota ante los madrileños en la octava jornada del Campeonato, mucho han cambiado las cosas: han pasado ya nueve semanas y este Oviedo no conoce la derrota en el Campeonato de Liga. Si a este dato añadimos el hecho de que los azules no pierden en su feudo desde la cuarta jornada, en la que el Lugo venció por un gol a dos, el balance se hace aún más favorable: En siete partidos en casa, seis victorias y un empate. De nuevo, el Carlos Tartiere es un fortín. Ese es uno de los pilares del ‘método Pacheta’, y una de las grandes claves para alcanzar el objetivo de la Fase de Ascenso. Solamente un ‘Primera’, el Athletic fue capaz de poner fin a esta victoriosa racha, pero fue en la Copa. En la Liga, el hito se mantiene.

A falta de dos partidos para finalizar la primera vuelta del Campeonato, el Real Oviedo ha recuperado crédito deportivo: sus rivales ya saben que los azules son candidatos a la Fase de Ascenso, y solamente uno de ellos ha podido derrotar al equipo de Pacheta, el Lugo. El resto, fueron derrotados con solvencia: Atlético B (2-3), Albacete (1-2) y Real Madrid Castilla (1-3) en su propio terreno de juego, y Tenerife en el Tartiere la pasada semana (1-0). Ahora toca el Rayo B (sexto clasificado), y ya casi nadie pone en duda la capacidad de los azules para llevarse los tres puntos a poco que se den bien las cosas. Aún así, no será fácil en un estadio pequeño donde siempre es difícil ganar. Pacheta está a solo un triunfo de igualar su mejor racha de victorias como entrenador azul, lograda la temporada pasada en los últimos partidos del campeonato.

Y si es relevante el ritmo de los azules en cuanto a los puntos sumados en estas últimas semanas, más aún lo es el escaso número de goles encajados por el equipo, reforzando así el segundo de los pilares del esquema de Pacheta: En las cinco primera jornadas, 12 goles recibidos; en las doce siguientes, solamente 6.

Eficaz en defensa y en victorias, al Oviedo solamente le falta un pilar por apuntalar: el gol en las segundas jugadas. Cuando Martins, Rubiato y Busto afinen sus prestaciones, a este Oviedo no habrá quien lo pare. Y mientras gane, el fin justificará los medios.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter