09:20. SáBADO 21 DE SEPTIEMBRE DE 2019

Despedida de un año malo y puerta para otro peor

Opinión
30 diciembre, 2011
Por ANTONIO PÉREZ HENARES

Desde el 2008 hemos andado despidiendo los años con la ilusión de que el próximo nos fuera mejor. Las buenas nuevas aunque fueran más falsas que los brotes verdes de la Salgado siempre venden mejor que las malas noticias y si no que se lo pregunten al bueno de Manuel Pizarro que osó decirlas por televisión.

Pero este del 2012 estamos ya muy escamados y no hay españolito que al brindar esta Nochevieja por el ‘próspero’ año nuevo no pegue un respingo y cruce los dedos. Porque el pájaro asoma más negro que un tizón. Como prólogo y para completar el olor de socarrina de los más de 5 millones de parados hemos vuelto a entrar en recesión. O sea, que en vez de avanzar nuestra economía baja y retrocede. Y así no hay manera de crear empleo sino que todo apunta a la destrucción de todavía más puestos de trabajo. Como poco hasta marzo.

Esa es la verdad y mejor será que de una vez por todas nos enfrentemos a ella. Sin paños calientes ni ilusorios remedios. Y a lo mejor si nos ponemos al tajo resulta que éste ave de mal agüero que parece el 2012 acaba por darnos algún color y alguna alegría.

Por ello a eso que les decía para los saludos de rigor “Próspero Año Nuevo que a peor no podemos ir, ¿o sí?”, quizás podamos añadir aquello de que “los gitanos no quieren buenos principios para sus hijos” y por algo será, que la raza calé siempre ha tenido arte para lo adivinatorio.

Así que con ello me quedo: Así que Feliz Año, que las cosas no son como empiezan sino como acaban.

Muchas gracias y suerte para todos en el año que empieza. Que nos va a hacer falta. Desde luego el mío llega con novedades. Ya les contaré

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter