12:05. MIéRCOLES 08 DE ABRIL DE 2020

“Inventemos todos”, desde Asturias-Oviedo

Opinión
11 enero, 2012
Por JOSÉ ANTONIO MARTÍNEZ-ÁLVAREZ

Acertar en el planteamiento de un premio de investigación es tarea compleja, incluso aventura con equilibrios permanentes. Acierto especial se puede considerar lograr, mantener y desarrollar una amplia diana polarizada en la investigación ‘científica y técnica’. Por qué las investigaciones con este peculiar carácter forman una a manera de ‘doble hélice del conocimiento científico’, cual podemos considerar a la investigación dentro del mundo de las ciencias terrestres. No menos acierto se debe pedir para encontrar temas estimulantes y de servicio, más que aparentemente certeros. Dado que el estudio científico es otro camino, otra forma de llegar o acercarse a todo misterio teórico o práctico, local hacia lo global. En los círculos concéntricos de diana de la ciencia están inscritos investigadores e investigaciones, cuyo esencial mérito fue situarse en algún espacio circular concéntrico del punto diana propiamente dicho o esperado. En ciencia el punto exacto puede no haberse alcanzado, pero siempre se espera su llegada; con labor de tanteo y error experimental, corregido y reiterado. Los resultados son todos cordialmente acertados, en el contexto de la búsqueda de posición en la diana investigadora global. En el momento que a la investigación se la mira socialmente y sobre todo políticamente a través del prisma supercrítico de resultados reales así como de resultados realizables, por no importa quien desde o para las urnas. En este momento en que los jóvenes con… la ciencia, se alejan mucho, incluso… demasiado. Ahora cuando la dureza de la investigación es conocida y trasciende como entrega total; de resultados lentos y en algunas- minoritarias ocasiones- no bien manipulados o explicadas su realidad y expectativas, también cuando se encuentra en permanente y discutida-discutible consideración económica, conviene destacar la necesidad de la investigación, junto con la ayuda polivalente que se debe prestar a la misma. También mediando premios estimulantes, referidos a investigadores y temáticas de servicio a la sociedad, aunque sus resultados tengan más largo recorrido práctico del deseado. La Fundación Príncipe de Asturias convocó el trigésimo segundo Premio Internacional de Investigación Científica y Técnica. Cuenta actualmente con un total de sesenta premiados y entre treinta y treinta dos campos de investigación implicados. El estímulo junto con la incitación ejemplarizante son la esencia de todo estudio; y base para hacer corto y comprendido el esfuerzo de todos o tantos investigadores inscritos en la diana global investigadora .La estimulación de la Fundación a través del premio de Investigación Científica y Técnica fue apropiada hasta el momento. Los premiados se suceden y la aureola de estímulo persiste, abierta y comprendida así como comprometida. La convocatoria del año 2012 en curso inicia su andadura real en búsqueda de estudiosos captados por la sed de conocimiento y servicio al desarrollo del hombre y su recurso único… la tierra.

La estrella de los premios Príncipe de Asturias con perfil específico se empieza a proyectar en la búsqueda de talento y esfuerzo científico técnico, mediando la presentación de candidaturas para estas especialidades dentro del ámbito internacional

El deseo de que nos integremos en el “…que inventemos entre todos…”, es el estímulo que el premio de este campo trata de difundir, a la amplia comunidad de estudios científico técnicos universal-global; desde Oviedo de Asturias, en una manera de reconquista de modos de estudios científico técnicos para todos y entre todos. Deseo complementario es que sus resultados lleguen a todos, y sirvan a los más posibles.

Catedrático Emérito de la Universidad de Oviedo, en la Escuela Superior de Minas

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter