16:29. MARTES 16 DE JULIO DE 2019

Los bomberos de Oviedo, ‘quemados’ con el Ayuntamiento

Oviedo
9 abril, 2011

Los sindicatos denuncian que no reciben el material necesario, deficiencias en la red de

bocas de incendios, una plantilla corta, y que están considerados como

funcionarios de clase ‘D’

Son pocos, con una media de edad de 50 años, los ‘novatos’ no reciben cursos de formación y además les falta material y equipos contra incendios. El Cuerpo de Bomberos de Oviedo se ha convertido en un ‘polvorín’ para el consistorio, que reconoce la mayoría de sus necesidades, pero que por el momento no les ha puesto una solución. El próximo lunes, se volverán a concentrar en la plaza de la Escandalera, y el viernes harán de nuevo visibles sus protestas recorriendo la ciudad en bicicleta.

Oviedo cuenta con 70 bomberos, los mismos que hace dos décadas. Por poner un ejemplo cercano, en Gijón la plantilla llega a las 105 personas. La última convocatoria de plazas -3-, se produjo en 2007, y las jubilaciones van cubriéndose con cuentagotas. Sin embargo, los presupuestos reflejan 85 puestos de bomberos. 15 sueldos ‘extra’ que son desviados a otras partidas de forma sistemática, al igual que las inversiones en material. Algunos de los camiones ya rondan los 15 años, pero la renovación de los vehículos no acaba de llegar. Cada día, unos 20 efectivos cubren el turno de guardia, atendiendo cada año a más de 1.300 llamadas de emergencias. Solo en 2010, la brigada de Oviedo actuó en 816 salvamentos, 279 incendios, 159 asistencias técnicas y recibió además 111 falsas alarmas. Y según el sindicato, deben hacer frente a estas situaciones con material en malas condiciones, utilizando una red de bocas de incendio que hace años que no ha sido revisada, vehículos anticuados y con poca formación. Las aguas bajan revueltas en el parque de bomberos desde 2004, cuando estaba al frente de Seguridad Ciudadana el concejal Javier Sopeña. La llegada de Concepción García no ha mejorado la situación.

Sin equiparación salarial

El mes pasado, el Ayuntamiento rechazó la reclasificación de los miembros del Cuerpo de Bomberos, solicitada por los sindicatos. Los bomberos quieren equipararse a la Policía Local y el consistorio lo rechaza de pleno argumentado que existen dos informes contrarios, uno del secretario general del Pleno, Jesús Fernández de la Puente, y otro de la jefa del Área de Interior, Julia Piñera. Fue la última decisión de Jaime Reinares como responsable de Personal, antes de que Concepción García recibiera esa concejalía. Los bomberos de Oviedo son considerados funcionarios del cuerpo ‘D’, mientras que en el resto de Asturias se integran en el ‘C’. Además de la diferencia salarial, esto implica que para ser bombero no hace falta una titulación universitaria o una Formación Profesional de grado superior. Es decir, que los profesionales peor formados de la región acaban recalando en Oviedo. Aunque hace 4 años, el consistorio se comprometió a equiparar los suelos en Seguridad Ciudadana (Policía Local y Bomberos), el aumento todavía no se ha producido. Por otra parte, el recorte en el presupuesto para este cuerpo, privó a una cuarta parte de los bomberos de los cursos de formación en situación de emergencias el año pasado. Un 0,7% de la masa salarial bruta debe invertirse en formación, como también recoge el convenio, pero de nuevo, no se ha alcanzado ese porcentaje. Este 0,7% equivale a 215.000 euros, que llegan a 300.000 sumando las subvenciones recibidas de otras instituciones y administraciones. El año pasado, solo se invirtieron 25.000 euros en formación. Los ‘veteranos’ denuncian que hay ‘notavos’ que aún no han tenido contacto con el fuego en un incendio de cierta magnitud, y que estos cursillos son esenciales para actuar con seguridad. En los cursos también aprenden a manejar a personas accidentadas, desencarcelar heridos en accidentes de tráfico, emergencias en túneles, apuntalamientos o manejo de desfibriladores. Todos los miembros de la brigada tienen ‘caducada’ su titulación en primeros auxilios, de forma que en caso de accidente y de evacuación, los seguros de los accidentados pueden aludir a esta ‘falta de formación’ para no hacerse responsables. En ese caso, el Ayuntamiento sería el responsable subsidiario ante las aseguradoras. Los bomberos, que cada día se juegan la vida en incendios, inundaciones y rescates, temen que hasta que no se produzca una desgracia, no se hagan las mejoras necesarias en su día a día. Mientras tanto, exponen su seguridad y afrontan las emergencias con ‘material de segunda’.

Además, prácticamente cada día se encuentran con ‘obstáculos’ a la hora de realizar su trabajo. Accesos cortados, edificios sin elementos de seguridad y falta de planes de evacuación en la mayoría de los edificios públicos municipales. Hasta que logren las mejoras, se concentrarán cada día que haya Pleno frente al consistorio, para hacerse oír, siempre que no tengan que acudir a alguna intervención.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter