09:10. SáBADO 21 DE SEPTIEMBRE DE 2019

La Asturias que hereda Javier Fernández

Asturias
26 mayo, 2012
PEDRO ALBERTO ÁLVAREZ

100.000 PARADOS. Asturias cerró el mes de abril poniendo fin a ocho meses de subidas consecutivas en el contador del desempleo. Sin embargo, fue una bajada insignificante (152 personas) ya que, desde abril del pasado año, el número de parados ha crecido en 13.526 nuevos desempleados. En febrero de 2011, la comunidad alcanzó su ‘techo’ histórico de parados (88.072), al cierre del pasado mes de abril, el desempleo ya rozaba la cota de los 100.000 (99.236). Con la tasa de población activa más baja de España, y también una de las más ‘raquíticas’ de Europa, el paro ya tiene magnitud de catástrofe en Asturias, y también en el conjunto de toda España.

DEUDA  Y AJUSTES. Hace 3 años, cuando la crisis comenzaba a pegar sus primeros zarpazos letales en Asturias, la comunidad tenía una deuda de 770 millones de euros. A 31 de diciembre de 2011, la deuda del Principado se había ‘disparado’ hasta los 2.155 millones, que podrían alcanzar los 2.500 millones, si sumamos los debitos contraídos y enmascarados en las empresas y sociedades públicas (321 millones). Entre 2008 y 2011, Asturias ha multiplicado por tres su deuda. La retención de crédito, es decir, endeudamiento (488 millones), que los grupos de la oposición tumbaron en el Parlamento, así como la ejecución de las partidas no ejecutadas, podría generar un déficit añadido de 200 millones, descontados los ingresos que el Principado podría recibir de las transferencias pendientes del Estado. Por eso, entre otras razones, las cuentas de Asturias no cuadran, al menos así lo cree el ministro Cristóbal Montoro. El gobierno de Álvarez-Cascos presentó un plan de ajuste por valor de 551,5 millones, pero el ministro de Hacienda no lo aceptó y elevó el recorte hasta los 616 millones con cargo a las partidas presupuestarias de este año. Javier Fernández tiene hasta el próximo viernes para presentar un nuevo plan de ajuste, que alivie el galopante déficit del Principado, incluido el ‘agujero’ de 843 millones que dejó como ‘herencia’ el gobierno de Vicente Álvarez Areces.
RTPA. El ente público de Radio y Televisión de Asturias (RTPA) lleva un año siendo el centro, junto con el Centro Niemeyer, del ‘huracán’ político que ha azotado al Principado. Y no es un problema menor, ya que la televisión pública tiene un coste anual que supera los 40 millones de euros. Aunque el PSOE ha defendido a ultranza, la continuidad de la RTPA, sus elevados costes y baja audiencia, conducen, inevitablemente, a su privatización, al igual que sucede con todas las televisiones autonómicas. Por otra parte, el gobierno de Mariano Rajoy, vía decreto, ya ha modificado la Ley para poder nombrar a un nuevo equipo directivo en RTVE. En Asturias, los directivos de la RTPA también cuentan con un ‘blindaje’ político: es necesario el voto de dos tercios de la Cámara (30 diputados) para poder nombrar a un nuevo director.
LA COSTOSA ADMINISTRACIÓN PARALELA. El Principado mantiene un ‘alambicado’ entramado de entes, sociedades, y fundaciones, formado por un total de 79 organismos públicos, que le cuestan al gobierno regional 931 millones de euros, una quinta parte del presupuesto autonómico. Además, arrastran  una deuda de 321 millones. Los entes dan empleo a 2.000 personas, entre ellos 70 directivos con contratos de alta dirección y sueldos de hasta 120.000 euros anuales. Javier Fernánez aseguró el pasado martes, que para reducir el déficit no descarta “enajenaciones, fusiones o supresiones”  para ‘adelgazar’  esta administración paralela. El Principado, primera empresa de Asturias. El gobierno del Principado da trabajo a 30.000 empleados públicos, que Javier Fernández prometió “defender de quienes quieren convertirlos en el chivo expiatorio de la crisis”. Sin embargo, los recortes impuestos para lograr el ‘déficit’ cero de aquí a tres años, podrían obligar al gobierno a recortar salarios y despedir funcionarios o interinos, al igual que ha hecho el gobierno socialista de Andalucía, o Artur Mas en Cataluña.
EL DESMANTELAMIENTO DE LA MINERIA. En 2014, todas las explotaciones mineras de Asturias, que dan trabajo a 100.000 parados. As-turias cerró el mes de abril poniendo fin a ocho meses de subidas consecutivas en el contador del desempleo. Sin embargo, fue una bajada insignificante (152 personas) ya que, desde abril del pasado año, el número de parados ha crecido en 13.526 nuevos desempleados. En febrero de 2011, la comunidad alcanzó su ‘techo’ histórico de parados (88.072), al cierre del pasado mes de abril, el desempleo ya rozaba la cota de los 100.000 (99.236). Con la tasa de población activa más baja de España, y también una de las más ‘raquíticas’ de Europa, el paro ya tiene magnitud de catástrofe en Asturias, y también en el conjunto de toda España. DEUDA  Y AJUSTES. Hace 3 años, cuando la crisis comenzaba a pegar sus primeros zarpazos letales en Asturias, la comunidad tenía una deuda de 770 millones de euros. A 31 de diciembre de 2011, la deuda del Principado se había ‘disparado’ hasta los 2.155 millones, que podrían alcanzar los 2.500 millones, si sumamos los debitos contraídos y enmascarados en las empresas y sociedades públicas (321 millones). Entre 2008 y 2011, Asturias ha multiplicado por tres su deuda. La retención de crédito, es decir, endeudamiento (488 millones), que los grupos de la oposición tumbaron en el Parlamento, así como la ejecución de las partidas no ejecutadas, podría generar un déficit añadido de 200 millones, descontados los ingresos que el Principado podría recibir de las transferencias pendientes del Estado. Por eso, entre otras razones, las cuentas de Asturias no cuadran, al menos así lo cree el ministro Cristóbal Montoro. El gobierno de Álvarez-Cascos presentó un plan de ajuste por valor de 551,5 millones, pero el ministro de Hacienda no lo aceptó y elevó el recorte hasta los 616 millones con cargo a las partidas presupuestarias de este año. Javier Fernández tiene hasta el próximo viernes para presentar un nuevo plan de ajuste, que alivie el galopante déficit del Principado, incluido el ‘agujero’ de 843 millones que dejó como ‘herencia’ el gobierno de Vicente Álvarez Areces.RTPA. El ente público de Radio y Televisión de Asturias (RTPA) lleva un año siendo el centro, junto con el Centro Niemeyer, del ‘huracán’ político que ha azotado al Principado. Y no es un problema menor, ya que la televisión pública tiene un coste anual que supera los 40 millones de euros. Aunque el PSOE ha defendido a ultranza, la continuidad de la RTPA, sus elevados costes y baja audiencia, conducen, inevitablemente, a su privatización, al igual que sucede con todas las televisiones autonómicas. Por otra parte, el gobierno de Mariano Rajoy, vía decreto, ya ha modificado la Ley para poder nombrar a un nuevo equipo directivo en RTVE. En Asturias, los directivos de la RTPA también cuentan con un ‘blindaje’ político: es necesario el voto de dos tercios de la Cámara (30 diputados) para poder nombrar a un nuevo director.La costosa administración paralela. El Principado mantiene un ‘alambicado’ entramado de entes, sociedades, y fundaciones, formado por un total de 79 organismos públicos, que le cuestan al gobierno regional 931 millones de euros, una quinta parte del presupuesto autonómico. Además, arrastran  una deuda de 321 millones. Los entes dan empleo a 2.000 personas, entre ellos 70 directivos con contratos de alta dirección y sueldos de hasta 120.000 euros anuales. Javier Fernánez aseguró el pasado martes, que para reducir el déficit no descarta “enajenaciones, fusiones o supresiones”  para ‘adelgazar’  esta administración paralela.El Principado, primera empresa de Asturias. El gobierno del Principado da trabajo a 30.000 empleados públicos, que Javier Fernández prometió “defender de quienes quieren convertirlos en el chivo expiatorio de la crisis”. Sin embargo, los recortes impuestos para lograr el ‘déficit’ cero de aquí a tres años, podrían obligar al gobierno a recortar salarios y despedir funcionarios o interinos, al igual que ha hecho el gobierno socialista de Andalucía, o Artur Mas en Cataluña.El desmantelamiento de la minería. En 2014, todas las explotaciones mineras de Asturias, que dan trabajo a3.000 empleados, serán cerradas. Ningún pozo es rentable y la UE ha impuesto el fin de las ayudas y las subvenciones. En la misma semana de su investidura y toma de posesión, los mineros han vuelto a cortar carreteras y a manifestarse en defensa de sus puestos de trabajo. IU ha exigido a Javier Fernández una defensa contundente del sector, mientras que UPyD pretende suprimir las ayudas públicas al sector del carbón, para invertir en energías renovables y coches eléctricos. Mientras el Gobierno central también ha suprimido los Fondos Mineros.

LOS ‘AGUJEROS’ DEL ‘ARECISMO’. La Zalia abarca, según el proyecto inicial, 4 millones de metros cuadrados, de los que solo se han vendido 5.000. La primera fase ha costado 94 millones de euros, y no tiene conexiones, ni por carretera ni por tren. Los asturianos ni siquiera saben ubicarla en el mapa. La Zona de Actividades Logísticas del Principado forma parte de los proyectos que dejó ‘empantanados’ el ‘arecismo’. El macropuerto del Musel también estaba vinculado a su desarrollo, y permitiría poner en marcha una regasificadora y atraer más industrias, en torno a los nuevos muelles. Sin embargo, la subida de las tasas portuarias, impuestas por Madrid para reducir el ‘agujero’ originado por su sobrecoste (240 millones de euros), ya se deja notar en las dársenas. Parte de los tráficos se han desviado hacia Avilés, y otros puertos del Cantábrico.

EL HUCA. Con las obras prácticamente finalizadas, a Javier Fernández, le tocará llevar a cabo la gigantesca mudanza cuando cierre definitivamente su puertas el viejo Hospital Central de Asturias. Sin embargo, eso no será lo peor, el nuevo gobierno también tendrá que asumir la elevada factura del HUCA . Según los últimos datos de la Consejería de Sanidad, el coste del hospital se eleva hasta los 1.300 millones de euros, que el Principado deberá pagar, a través de Gispasa, durante los próximos 25 años (una media de 52 millones anuales). Según el plan de pagos diseñado por el anterior ejecutivo, entre 2012 y 2013 habría que desembolsar los primeros 134 millones al Banco Europeo de Inversiones.

EL NIEMEYER. El modelo de gestión del equipamiento cultural volverá al debate político, y también la deuda que arrastra, de un millón de euros. Sus elevados costes y la salida de su director, Natalio Grueso (fichado por Ana Botella como director de programación de Artes Escénicas, en Madrid) han marcado la situación del Niemeyer durante la etapa de Foro Asturias, que denunció la opacidad de sus cuentas y la negativa de la Fundación a someterse a una auditoría externa.

El FANTASMA DE LA DESLOCALIZACIÓN. Lakshimi Mittal, el multimillonario indio propietario de Arcelor-Mittal, solo piensa en términos de rentabilidad. Y ahora mismo, cerrar las factorías asturianas y llevárselas al norte de África o a Asia, podría ser más rentable que seguir en la región. El incremento de la tarifa eléctrica, supondrá para Arcelor el pago de 100 millones de euros más al año, según Emilio Menéndez, presidente del puerto de El Musel. El recibo eléctrico, sin bonificaciones para las grandes empresas, sumado al incremento de las tasas del puerto gijonés (otros 2,5 millones de euros al año), ponen en peligro el futuro de la siderurgia asturiana, y de las empresas auxiliares que dependen de ella.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter