16:31. MARTES 16 DE JULIO DE 2019

Sebastián Vettel vuela en China

Deportes
16 abril, 2011

El piloto de Red Bull vuelve a marcar los mejores tiempos en las primeras tandas de entrenamientos libres, y podría encadenar su tercera pole consecutiva. Los Ferrari, siguen generando dudas

Tiene que ser en China. Las ganas de podio están provocando la ansiedad en Ferrari, después de haberlo tenido muy cerca en las dos primeras carreras del Campeonato. La escuderia se recupera poco a poco del ‘KO’ y prepara alternativas para dar un giro a la situación. En Maranello afirman haber encontrado la causa que hacía que el 150º Italia fuese un poco más lento que sus rivales, y se muestran seguros a la hora de dar un vuelco a la situación actual. Este fin de semana, en el Gran Premio de China, se esperan cambios que ayuden a ganar un poco de tiempo y para evitar que la herida se abra aún más. Para la cuarta carrera, en Turquía, la ofensiva del equipo que dirige Stefano Domenicalli será contundente. Se habla incluso de un ‘plan B’ si llegado el caso, fuese necesario un cambio de rumbo que les mantenga ‘vivos’ en el Campeonato. En Sanghai se acaba el primer ciclo de la competición, el más incierto, el de la puesta a punto y la primera ‘mano’ en la partida. Un inicio de Mundial en el que apenas hay margen de maniobra, y en el que se aplican o desechan estrategias y desarrollos en función de cómo le vayan las cosas a uno mismo y a los demás.

En Melbourne, se interpuso Petrov. En Sepang, fue Hamilton: La maniobra del británico en el momento en que Fernando Alonso trataba de adelantarle provocó un choque entre ambos que echó por tierra las opciones del asturiano de haber logrado un merecido tercer puesto, y puede que incluso un segundo lugar en el ‘cajón’. El piloto ovetense es quinto en el Mundial, y en apenas dos carreras, Vettel ha abierto una distancia de treinta puntos. Hay quien apunta que la temporada ya está decidida, que poco o nada se puede hacer para dar la vuelta al actual estado de las cosas. Más o menos la misma historia que en 2010, cuando nadie apostaba ya por Ferrari, hasta que empezó la remontada.

¿Está Ferrari muy lejos del potencial de Red Bull? Los resultados invitan a pensar que realmente existe esa distancia. En dos carreras, Vettel ha logrado ‘pole’ y victoria con mucha comodidad. Sin embargo, las diferencias ya no son lo que eran entre la escudería austriaca y la italiana. Ferrari se está destacando como un equipo rápido en carrera, capaz de recuperar en 56 vueltas todo lo perdido en la calificación. Pero en carrera son muchos los factores externos que influyen a la hora de obtener un determinado resultado, entre ellos la fortuna, un aspecto esquivo para Alonso en este inicio del Mundial, y que le ha privado de estar en el podio pese a no estar a la altura de sus más directos rivales en cuanto al potencial mecánico y aerodinámico de su coche.

En Sepang, Alonso registró un tiempo medio en carrera similar al de Mark Webber, y solamente mejorado por Vettel y Button en una décima. Un dato muy revelador, teniendo en cuenta que tanto el ganador de la carrera como el británico rodaron, durante casi toda carrera, en una zona cómoda y alejados de la batalla por mejorar posiciones: a Vettel le bastó con mantener la distancia acumulada desde la salida rodando en solitario toda la carrera; a Button, ante la imposibilidad de alcanzar el primer puesto, le bastó y sobró con asegurar su segunda posición final. Pero por detrás la situación de la carrera fue diferente: Alonso hubo de mejorar varias posiciones después de verse relegado a la séptima plaza en la salida, hasta que rompió su alerón delantero al ‘tocar’ con él la rueda posterior derecha del monoplaza de Hamilton, que protegía su posición y también la de su compañero ante el empuje del asturiano. A pesar de todo ello, Fernando Alonso estuvo entre los mejores en el cómputo ‘vuelta a vuelta’. ¿Dónde está entonces la diferencia respecto al resto? Todo parece indicar que el quebradero de cabeza de Ferrari es la velocidad punta de su monoplaza y el rendimiento a una sola vuelta, donde es necesario exprimir todo el potencial del coche, y en donde nacen todas las diferencias, que en carrera se vuelven insalvables.

En China, todo se acaba y todo empieza: se cumplen tres carreras en sólo cuatro semanas en las que se aplican buena parte de las ideas trazadas durante los meses de pretemporada, y en las que apenas hay margen de maniobra para hacer modificaciones. Alonso, en las dos primeras pruebas, estuvo muy cerca del podio, y poco a poco ha ido mejorando sus opciones. En China será de nuevo la calificación la que defina sus posibilidades: todo dependerá del puesto que obtenga en la parrilla, de la salida que haga, y de los rivales que tenga por delante durante la carrera. Ferrari se destaca como el más fiable, pero aún le falta empuje para empezar en igualdad de condiciones cada carrera. No puede fiarse todo a la remontada de cada día, ni tampoco a un alerón que falla o a otro que no dobla lo suficiente.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter