08:22. MIéRCOLES 24 DE ABRIL DE 2019

Nuevo fracaso azul

Deportes
16 abril, 2011

A ‘Pacheta’ no le gustan las excusas. Para el técnico oviedista, las numerosas bajas con las que el Oviedo se ‘plantó’ en León no fueron motivo suficiente para justificar la indolente imagen ofrecida por el equipo ante la Cultural, teniendo en cuenta la ascendente trayectoria del conjunto carbayón desde la llegada del entrenador burgalés, así como el masivo apoyo de los aficionados. Ni siquiera ‘Pacheta’ ha logrado, esta semana, explicar lo que ocurrió el pasado domingo en el ‘Reino de León’, donde los azules se dejaron la última opción que les quedaban para pelear, hasta el último momento, por el cuarto puesto. Hasta la Copa del Rey se le ha escapado al Oviedo en una nueva temporada para olvidar: el ‘billete’ para la fase de ascenso está a doce puntos, y la clasificación para la competición del KO, a once, cuando sólo restan quince puntos en juego. Con cinco jornadas por delante, el único objetivo del conjunto oviedista es finalizar la Liga de la forma más digna posible, y lo más arriba que las matemáticas le permitan. Ante el Zamora, este fin de semana; el Caudal de Mieres, el Osasuna B, la Real Sociedad B y el Real Unión de Irún, el Real Oviedo ‘firmará’ el enésimo fracaso deportivo de los últimos años. Diez victorias, trece empates, diez derrotas y 43 puntos (a falta de cinco jornadas por disputar) confirman una nueva decepción oviedista; incapaces de devolver al Oviedo al lugar que le corresponde. La llegada de ‘Pacheta’ supuso un soplo de aire fresco, y avivó las esperanzas del oviedismo, necesitado de alegrías, aunque no fue más que un ‘parche’ para tratar de ocultar un fracaso que se veía venir desde hace tiempo. Los problemas extradeportivos del club, la dimisión ‘en bloque’ del Consejo de Administración el pasado mes de enero, y la ‘guerra abierta’ que mantiene gran parte de la afición contra Alberto González, máximo accionista de la entidad, han tenido mucho que ver en la nueva decepción azul. La nefasta planificación deportiva (José Manuel Martínez se ‘cargó’ a la plantilla que el año pasado había terminado la Liga en segunda posición) y los tres entrenadores diferentes que han dirigido al equipo esta temporada hicieron el resto. Lo peor, sin embargo, está por venir. Sin ningún aliciente deportivo, ni ningún objetivo en el horizonte, los jugadores podrían empezar a pensar, únicamente, en sus bolsillos. La afición teme que los futbolistas vuelvan a denunciar, como ya ocurrió en 2003, al club por impagos, lo que acarrearía el descenso a Tercera División.

No habrá que esperar mucho para comprobar la reacción de la plantilla. Mañana, el Real Oviedo recibirá, sin nada en juego, al Zamora en el Carlos Tartiere. A partir de ahora, los jugadores azules tienen dos opciones: dejarse ir, o, por el contrario, ganarse un puesto (si es que, a tenor de lo visto esta temporada, alguno lo merece) en el equipo de la próxima campaña. El carácter de ‘Pacheta’, al menos, le obligará a darlo todo de aquí al final de temporada, y el entrenador espera que sus jugadores hagan lo mismo. Que el Oviedo ya no se juegue nada, no significa que el Zamora no lo haga. El conjunto del asturiano Roberto Aguirre aún se encuentra luchando por la permanencia (está a sólo un punto de la promoción de descenso, y a tres del descenso directo), y llegará al Carlos Tartiere tras lograr una importantísima victoria, el pasado domingo, ante el Sporting de Gijón B. El equipo rojiblanco, con 35 puntos en su casillero, intentará sumar -cuanto antes- los 42 puntos que le permitirían continuar, un año más, en Segunda División B. El Zamora tratará de ‘sacar tajada’ de un Oviedo tocado tras la abultada derrota sufrida en León. Las bajas serán el principal obstáculo del conjunto zamorano: Roberto Aguirre no podrá contar con Mario Gómez, que sufre una microrotura muscular. Su sustituto será Ibai Rejas, que regresará al lateral derecho. Agustín y el nigeriano Akinsola (titulares indiscutibles desde la llegada de Aguirre) serán, por su parte, dudas hasta el último momento. En el caso de que no pudieran jugar, Germán Beltrán, Iker Torre y Mario Núñez se repartirían las dos plazas en el ‘once’ titular. Roberto Aguirre, eso sí, recuperará a Jeffrey, que se perdió el último partido por sanción, así como a Pablo Suárez y Quique Vázquez, recuperados de sus lesiones. También habrá cambios en el ‘once’ titular del Real Oviedo. ‘Pacheta’ sigue sin poder contar con Miguel, Aitor Sanz, Pelayo y Pascual, por lo que Falcón y Castells regresarán a la alineación inicial, así como Aulestia y Negredo, una vez cumplidas sus respectivas sanciones. Sin nada en juego, y sin más presión que la de sumar el mayor número de puntos posible de aquí al final de la temporada, el Real Oviedo intentará devolverle al oviedismo parte del apoyo recibido a lo largo de la temporada a pesar de los resultados y de las continuas ‘tormentas’ extradeportiva.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter