08:20. MIéRCOLES 24 DE ABRIL DE 2019

Y al año y medio resucitó…

Opinión
15 abril, 2011

Gabino de Lorenzo ha vuelto, tras un año y medio sin asistir a ningún pleno municipal, el alcalde ha regresado aunque, para lo que hace y para lo que dice, hubiera sido mejor que siguiese vegetando en su pazo de Benia de Onís. El ‘caldito’ del Domingo de Ramos, le ha vuelto a nublar la vista a este alcalde que no encuentra el perdón de sus pecados. De Lorenzo, se ha metido en el papel de abogado del diablo, y defiende torpemente a J.R. (Reinares) y al delincuente que está metiendo mano y aireando los correos electrónicos de la Sindicatura de Cuentas. Al difundir los célebres correos electrónicos, Reinares cometió un delito y asumió el papel de cómplice de un delincuente. Para más inri, Gabino el resucitado, ayer hizo apología del espionaje informático (“si nos llegan más correos con información comprometida, no los vamos a guardar en el cajón, ya que son de interés público”). El ‘interés público’ les delata… (ver El Confidencial del 5 de Abril).

Desde luego, el único interés público por revelar el contenido de correos electrónicos, hay que buscarlo en las alcantarillas del gobierno municipal. Los actos delictivos del pirata informático apuntan hacía la misma dirección (‘Villa Magdalena’) y, el ruido de la calle, parafraseando al periodista Raúl Pozo, apunta hacía el equipo de gobierno como ‘cooperador necesario’, o ‘interesado’, en la inducción de semejante fechoría. En cualquier caso, no vale conjeturar, y habrá que esperar hasta que la Brigada de Delitos Informáticos nos desvele la identidad del ‘mercenario’ que tanto interés tiene en conocer lo que se cuece en la Sindicatura de Cuentas en relación al proceso judicial de ‘Villa Magdalena’.

Volviendo al principio, el ‘caldito’ con la Curia le sentó mal a este alcalde que va de desvarío en desvarío. Gabino de Lorenzo ahora dice que hay que hacer un macroaparcamiento en el corazón verde de Oviedo, porque no tienen donde aparcar los inquilinos del edificio ‘La Jirafa’. Y encima se queda tan pancho. Para empezar, y que sepamos, los vecinos de ‘La Jirafa’ nunca han planteado al Ayuntamiento tal necesidad y, además, ‘La Jirafa’ es un edificio fantasma donde apenas viven cuatro o cinco inquilinos, uno de ellos (ella) muy vinculada a la Fundación principesca. En su delirio gobernante, De Lorenzo –también- se ha metido a perito urbanístico, y dice que “el aparcamiento revalorizará los pisos de la zona”. Dos majaderías de un alcalde resucitado ahora que ha empezado a verle las orejas al lobo electoral.

Comparte:
  • Print
  • Add to favorites
  • RSS
  • Digg
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • email
  • Live
  • MySpace
  • Netvibes
  • Technorati
  • Twitter